Si la autoridad lo permite y el tiempo no lo impide, el jueves 7 de junio el equipo que formamos Loren, Javier y BMW i3 saldremos a la carretera a las 6:30 de la mañana, desde Madrid, con la intención de llegar a Oeiras, cerca de Lisboa, sobre las 8 de la tarde. La intención es llegar a Oeiras, pero el objetivo es otro.

Nuestro objetivo es tomar la salida (y ganar) en el 1º Portugal Eco Rally, prueba puntuable para el Campeonato “mundial” de vehículos eléctricos y de nuevas energías “FIA Electric and New Energy Championship“.

Claro que antes de tomar la salida necesitamos llegar a Oeiras y para llegar a Oeiras habíamos planificado el viaje con esta primera etapa:

6:30 de la mañana. Salida desde el norte de Madrid

Primera etapa. Madrid – Oropesa (168 km). Llegada al Parador de Oropesa 8:30 horas. 

En el Parador de Oropesa nos espera este punto de carga:

(Gracias Ángel, de recepción del Parador de Oropesa, por enviarme esta foto con tanta rapidez a estas horas de la noche).

Es decir, para cargar en el Parador de Oropesa a una velocidad aceptable para nuestro propósito de llegar a Oeiras necesitamos un adaptador (que no tenemos y que además es ilegal). ¿Qué hacemos?

Cambiar la planificación del viaje.

Primera etapa, (Madrid – Cargador rápido de Ibil. Estación de servicio de Repsol. Móstoles) 37 km. Llegada a las 7:00 horas.

En 37 kilómetros habremos consumido unos 4 kWh, o un 12% de la batería que tardaremos más o menos 30 minutos en cargar, porque por encima del 80% no podremos utilizar la carga rápida. Salida desde aquí: 7:30 horas.

Segunda etapa. Repsol Móstoles – Hotel Izán, en Trujillo (233 km) Llegada a Trujillo a las 10:30 horas.

Mapa en google

En el Hotel Izán de Trujillo tienen un cargador rápido (22 kW) con el que podremos llenar la batería en menos de dos horas. Aprovecharemos para desayunar.

Tercera etapa. Hotel Izán, en Trujillo – Évora (240 km) Llegada a Évora a las 16:00 horas. 

Mapa en google

Tenemos que elegir entre dos rutas, de 240 o de 250 kilómetros. Tendremos que analizar cuál nos conviene más para el consumo. Para este recorrido prevemos 3,5 horas.

En Évora, presuntamente, hay carga rápida por lo que en una media hora tendremos la batería al 80% y podremos salir a las 16:30 hacia Oeiras.

Cuarta Etapa Évora – Oeiras. (145 km) Llegada a Oeiras a las 18:30 horas.

En Oeiras. Búsqueda de un enchufe de carga lenta para repostar la batería de BMW i3 reposadamente durante toda la noche después de un día con muchas cargas rápidas y semirápidas. Un poco de alimento reposado le sentará bien. Y a nosotros una noche larga para dormir, que el sábado y el domingo tendremos que ganar.

Lo que también está claro es que si la temperatura es buena, estrenaremos los baños en el mar, que este año se están retrasando demasiado. Ya estamos en junio y todavía ni un mísero chapuzón. Habrá que ponerle remedio. Por primera vez habremos recorrido más de 600 kilómetros en coche eléctrico en un día y, si nos bañamos en el Atlántico, será la primera vez que un coche eléctrico nos conduza a un chapuzón en la playa.

Nunca hay mejor forma de celebrar un viaje que con un chapuzón en el mar. Nunca. A cualquier hora. Al llegar al mar, con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide, es perentorio bañarse, disfrutar de las caricias del mar. En los viajes que acaban en el mar, cuando la temperatura acompaña, es de obligado cumplimiento terminar el recorrido en el agua. Cualquier otro final ni es final ni es nada.

Si este viaje es posible, aunque nos haya costado un día, estará claro que, con un eléctrico sin una batería gigantesca, sin necesidad de arrastrar un peso innecesario durante buena parte del año y sin necesidad de pagar por una batería que sólo se va a utilizar ocasionalmente, también se pueden hacer viajes largos, con buena planificación y un poco de paciencia. Un día de paciencia y de disfrutar del viaje. Y del baño.

Al BMW i3, que nos llevó hasta Llanes, ahora le toca dar un pasito más y llevarnos a Portugal, a Oeiras, a más de 600 kilómetros de Madrid, en un solo día. Seguro que lo hace. En Llanes el baño fue imposible. Demasiado frío para nuestros cuerpos. En Oeiras intentaremos compensarlo. Foto de LorenS_Photo

Manténgase atentos, porque iremos contando el viaje directo a través de este blog y de otras redes sociales. Y si están por Trujillo, o por cualquier otro lugar por el que paremos y les apetece ver el BMW i3 o dar un bocado con nosotros, estaremos encantados de saludarles y de enseñarles el coche. No podremos permitir que den una vuelta en él, porque necesitaremos cada gramo deelectricidad para cubrir nuestras etapas. Pero podemos enseñarles el coche y los sistemas de medición que lleva para “ganar” en nuestras próximas citas.

Share This