En el foro de km77.com Korreka  ha abierto un debate sobre los cementerios de residuos nucleares. Se lo agradezco porque un debate pausado sobre este asunto parece pertinente.

Lo de menos es el ridículo que hacen quienes defienden la energía nuclear lejos de sus votos. Pero no sólo ellos. También hace el ridículo quien se niega a afrontar un problema. Las centrales nucleares existen y sus residuos también. Es un hecho incontrovertible.

Tendremos que buscar una solución para esos residuos.

¿Qué solución es la mejor? No tengo ni idea. (No soy yo quien debe informar sobre eso). Pero quiero escuchar debates técnicos sobre estos asuntos, no debates políticos. Emborronan el debate con sus niñerías y no dejan que se produzca un debate serio. Por favor, apártense de en medio, déjennos debatir y pensar en profundidad.

Con los residuos nucleares me pasa lo mismo que con el Plan Hidrológico. ¿Qué solución es mejor, trasvases o plantas desalinizadoras? No lo sé, pero seguro que puedo aprender si no me molestan con sus estupideces partidarias.

No sé por qué extraño sortilegio los partidos convierten un debate técnico, ni de izquierda, ni de derechas, ni blanco ni azul, en una pretendida guerra de ideologías, en un ataque sin sentido de unos contra otros.

Tenemos centrales nucleares, tenemos residuos, tenemos sequía, tenemos embalses, ríos y mar. Pidamos informes, hagámoslos públicos debatamos como adultos e intentemos acercarnos al conocimiento, por favor.

Korreka recomienda un libro en el foro, “publicado por un reconocido físico nuclear —asegura— , catedrático de la Universidad de Sevilla”: *Nucleares, ¿por qué no?*, Manuel Lozano Leyva, Editorial Debate. (Lo compraré y lo leeré. Gracias)

Seguro que hay libros que se llamen *Nucleares, ¿por qué sí?* e informes a favor y en contra de las centrales y con alternativas al almacenamiento de residuos.

Necesitamos que el gobierno haga públicos (dé publicidad a) los informes que maneja (pagados con dinero de todos), que tengamos más libros a disposición, sobre los residuos y sobre el plan hidrológico.

Queremos saber. Queremos saber de verdad. No queremos riñas de patio de colegio. El debate infantil, ridículo, obsceno entre los políticos partidistas nos sobra. La radioactividad no es una cuestión ideológica. Es una realidad. Dejen de echárnosla a la cara, por favor.

Share This