España no es el país europeo en el que más han caído las matriculaciones de vehículos. En Islandia han caído un 94,6% (sólo se han vendido 74 copches), las tres repúblicas bálticas han caído más del 50% y Letonia más del 60%. En Irlanda el mercado ha caído un 55,9% y en España ha caído un 49,6%.

Según ACEA, es el séptimo mes consecutivo de caídas en Europa. En el acumulado del año, las ventas han descendido un 7,1%. En estos 11 primeros meses se han matriculado 13.788.256 unidades, frente a las 14.834.912 del año 2007. Esta diferencia, superior al millón de unidades, supone la producción anual completa de más de tres plantas tipo, diseñadas para fabricar 300.000 coches al año.

Entre los fabricantes y marcas, las caídas más significativas entre las marcas de gran consumo en noviembre son las de Opel (-38,7%) y Toyota (-35,6%).

En el acumulado del año, estas mismas marcas son las que más caen: Toyota un 15,9% de descenso y Opel un 14,9.

Las excepciones son Finlandia, Polonia y la República Checa, que han crecido en noviembre. Finlandia un sorprendente 71,8 %.

Share This