Vivo al lado de la Puerta del Sol. En los últimos días no se podía caminar por las calles de los alrededores. Hoy ha regresado la calma relativa. No he necesitado cinco minutos para recorrer 100 metros.

Voy a celebrarlo con un poco de champán.

Share This