La DGT acaba de publicar una lista de consejos para reducir el consumo de combustible. Según la nota que han publicado se puede ahorrar el consumo entre un 10 y un 25%.

Copio y pego una parte de su nota de prensa:

Aplicar las técnicas de conducción eficiente en los viajes permite ahorrar combustible y reducir la emisión de gases contaminantes, en especial de CO2 a la atmósfera.
Del Manual de Conducción Eficiente editado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) se pueden extraer las siguientes conclusiones:

– El vehículo automóvil utiliza un 15% de la energía total consumida en nuestro país, la cual proviene en el 98% de derivados del petróleo. El 40% de las emisiones totales de CO2 tiene su origen en el transporte por carretera.

– Una adecuada conducción podría ahorrar del 10 al 25% de combustible y reducir las emisiones de CO2 en un 15%.

No sé cómo calculan en el IDAE la capacidad de ahorro de combustible, porque eso dependerá de lo bien o mal que conduzca actualmente la gente y no sé cómo lo saben. Pero, en cualquier caso, algunos de los consejos que dan son acertados (supongo que conocidos por casi todos los lectores que pasen por aquí. En cualquier caso, los pego igualmente)

1.- Comprobar mensualmente que los neumáticos lleven la presión correcta. Una presión inferior a la adecuada puede aumentar el consumo de carburante hasta en un 4%.

2.- Revisar el equipaje. El transporte de cada 100 kilos de peso gasta un 6% más de combustible.

3.- Es preferible usar marchas largas, respetando siempre los límites de velocidad, y mantener la distancia de seguridad para evitar frenazos, acelerones y consumos innecesarios.

4.- Arrancar sin pisar el acelerador.

5.- Se debe mantener, siempre que sea posible, una velocidad uniforme. Conducir a altas velocidades aumenta el consumo de combustible. Los fabricantes de automóviles hacen los cálculos sobre consumo de combustible de sus vehículos a 90 km/h, velocidad a la que menos consumo se produce. En cambio a 120km/h se consume un 30% más.

6.- ¿Aire acondicionado o ventanilla? A 25 grados, el aire acondicionado aumenta el consumo de combustible un 12%. En ciudad, a bajas velocidades, abrir la ventanilla es más eficiente que usar el aire acondicionado. En carretera, a más velocidad ocurre lo contrario.

Aparte de la obsesión de la DGT con los límites de la velocidad (Que sí, que ya nos lo has dicho, que no os pagamos el sueldo para que nos deis la paliza todos los días con el mismo rollo), son indicaciones sensatas. A mi juicio, dado por hecho que las ruedas están a la presión correcta, el consejo principal para ahorrar combustible es conducir con anticipación. Prever lo que va a suceder en el espacio que nos precede, para evitar frenazos y acelerones es la mejor forma de conducir con eficiencia. Esa previsión consiste también en programar los viajes en momentos de baja intensidad de tráfico.

¿Más consejos para consumir menos?

Share This