Hoy, a causa del debate en el Congreso, me he acordado de esta entrevista a Rodríguez Zapatero que publicó el Diario El País hace tres años. En ella hablaba de que la renta per cápita en España iba a ser más alta que en Alemania en 2010. El problema no es que fuera imposible, sino que era indeseable. Mejor hubiera sido no intentarlo pero, como me decía un consejero delegado de una empresa de capital riesgo con relación a la burbuja de las puntocom a principios de los 2000, “Nos volvimos todos locos”.

La entrevista, realizada por Javier Moreno, director de El País, se puede leer entera aquí. Mediada la entrevista, Javier Moreno entraba en terreno económico:

P. La intensidad de su política social ha redefinido España: Ley de Dependencia, matrimonio homosexual, Ley de Igualdad, Reproducción asistida. En otras áreas de su Gobierno no se ha producido tal intensidad de cambios. Desde luego en la parte económica, pese a que va bien. Algún colaborador suyo explica en privado que en parte el mérito ha sido no haber tocado mucho o no haber tocado nada. ¿No harían falta más reformas? ¿Qué pasa con la falta de competitividad, el mayor déficit comercial de los países desarrollados…?

R. Yo comprendo que hay tantos documentos de acción de Gobierno que a veces se tiene el riesgo de que no sean suficientemente conocidos. El Gobierno ha aprobado un plan nacional de reformas, que lleva ya más de un año en vigor y comprende 150 actuaciones, de las cuales se han cumplido más de un 50%, centradas ante todo en hacer un país más competitivo. Ése es el resumen. Van desde el programa que hemos hecho en materia de I+D+i, que hemos duplicado en estos momentos la inversión en investigación, desarrollo e innovación, con el programa Ingenio, que tiene tres grandes patas. Una de ellas es el Plan Avanza, que va fenomenal, porque estamos cubriendo etapas a un ritmo, para acercarnos a la media en la sociedad de la información con Europa. Hoy estamos mejorando ya la productividad. Menos de lo que es deseable, pero mejorando. Un primer salto es llegar en 2010 al 2% de gasto en I+D+i. Ya estamos en el 1,13%. Y la perspectiva es que la española va a ser una economía del conocimiento, del cambio técnico.

P. ¿Eso llegará antes de que acabe el boom inmobiliario?

R. Éste es el gran tema. Tenemos que llegar. Pero un país que crece demográficamente como crece España, básicamente por la inmigración, y como ha crecido, y que crea empleo, va a seguir construyendo viviendas. Es uno de los síntomas. Estados Unidos se caracteriza por estar siempre en crecimiento, y en crecimiento de la vivienda. Vamos a seguir creciendo en el sector de la construcción. El precio de la vivienda se está moderando, como dijimos que se iba a moderar. Éste es un país con espíritu de futuro, a diferencia de otros países occidentales con rentas per cápita altas que no tienen hoy esa actitud. Por eso estamos seguros de que vamos a superar a Alemania y a Italia en renta per cápita de aquí a dos, tres años. Les vamos a coger.

P. ¿Vamos a superar a Alemania en renta per cápita?

R. Sí. Claro que sí. Sí.

P. ¿En sólo dos o tres años?

R. Sí, sí. De aquí al 2010 les podemos superar perfectamente. Igualar y superar ligeramente. Es que el crecimiento de España está en el 4%. Creando empleo. Es que, insisto, el 60% de los puestos de trabajo que se crean en Europa se crean en España. Sólo con esa cifra uno, como presidente de Gobierno, se siente ya absolutamente reconfortado en el balance de su actuación. Cualquier país de nuestro entorno estaría deseando crecer al 4%. Ya no digo crear tres millones de empleos en una legislatura, y además tener un superávit que en este 2006 va a ser del 1,6%, unos 14.000 millones de euros…

P. ¿No comienza a ser un superávit un poco excesivo, con tantas deficiencias que lastran todavía a este país?

R. No, porque ese superávit nos permite que los empresarios inviertan. Nos permite que seamos uno de los países mejor considerados en los mercados internacionales, en nuestra capacidad de endeudamiento. Y algo más importante. Estamos bajando la deuda tanto, que vamos a acercarnos al 30% en relación con el PIB. Y esto, ¿qué supone? Supone que los jóvenes de hoy pagarán menos impuestos en España mañana. Por la acción del superávit. Así de sencillo. Y creo que ésa es una política a favor de los jóvenes fundamental, obviamente. Igual que van a pagar los trabajadores algo menos con la reforma del IRPF en este 2007. Con estas cifras de las cuentas públicas España está segura económicamente.

Share This