Una de las personas que trabaja en el departamento de marketing de KIA, en España, me decía: “Por suerte, tiene pocos cambios. El actual Sportage lo estamos vendiendo muy bien. Cuanto menos cambie, mejor”.

Me ha hecho gracia el comentario de alivio. Entre otras cosas, porque cuando se decide que un coche va a cambiar y cuando se empieza a trabajar en la remodelación de un coche, todavía falta mucho tiempo para saber si el coche envejecerá bien a ojos de los clientes o no y en ocasiones, entiendo, es posible que después de una inversión notable, en lugar de beneficiar las ventas se hayan realizado modificaciones que no satisfacen tanto a los clientes como el modelo sustituido. Por eso, los trabajadores de empresas situadas en países satélites, que tienen poca capacidad de decisión, están a expensas de lo que les “envíe” la marca. El alivio porque los cambios sean pocos, cuando en ocasiones los periodistas tratamos de forma despectiva las remodelaciones en la que apenas se producen cambios, me resulta curioso.

En este caso no hay discusión, KIA ha gastado poco dinero en cambios y ha dejado el coche prácticamente igual a como estaba. (Más información en km77.com).

La versión Diesel de 115 caballos de potencia y 1,7 litros de cilindrada que solicito para probar, es la número 77.  Con este motor, el Sportage suena claramente más que con los otros motores Diesel y tiene un tacto áspero.

KIA Sportage. 2014. Salpicadero

En el salpicadero cambia el material de la banda que va en posición casi vertical, que lo recorre de una extremo a otro, y el acolchamiento de los plásticos. Las líneas no cambian.

KIA Sportage. 2014. Consola central y salpicadero

Esta es la ficha técnica de la versión Diesel de 184 CV que también he llevado durante la presentación. La ficha del coche de 1,7 litros no estaba dentro del coche. Algún periodista la debió de pedir prestada.

KIA Sportage. 2014. Ficha técnica

Las terminaciones y ajustes son de buena calidad. Unión derecha.

KIA Sportage. 2014. Salida sistema de ventilación, puesto del copiloto.

Unión izquierda.

KIA Sportage. 2014. Salida sistema de ventilación, puesto del conductor.

La rueda del mismo tamaño que las otras cuatro es de serie únicamente en las versiones más equipadas. el gancho de la bandeja es de gran ayuda, también para tomar la foto.

KIA Sportage. 2014. Rueda de repuesto

KIA Sportage. 2014. Espacio maletero

Estas llantas tampoco son de serie en todas las versiones, pero sí están disponibles con todos los motores.

KIA Sportage. 2014. Rueda 184 CV

KIA Sportage. 2014. Rueda 115 CV

El parasol del lado derecho es extensible, para tapar mejor el sol en amaneceres y atardeceres.

KIA Sportage. 2014. Parasol

KIA Sportage. 2014. Parasol extendido

Largo viaducto de Sicilia, que es donde hemos probado los coches. Las juntas de dilatación eran de calidad ínfima, motivo por el que limitan la velocidad a 50 km/h. Pasar más rápido puede suponer un riesgo para la integridad mecánica del coche. Creo que para pasar por ellas con garantía de éxito es necesario un vehículo con relativa capacidad para sortear obstáculos. No me extrañaría que ese fuera el motivo por el que eligieron Sicilia para presentar el Sportage.

KIA Sportage. 2014. Paisaje Sicilia. Puente

Supongo que en este otro viaducto limitan el paso a un solo carril y por el centro porque en los bordes del puente debe haber problemas de resistencia. Al menos eso es lo que yo imaginaba, mientras pasábamos despacio por este carril único, que no me daba mucha confianza.KIA Sportage. 2014. Sicilia. Puente en obras

Share This