Empiezo por un buen detalle, aunque parece que sea malo. En esta foto se aprecia que el forro del asiento por la zona posterior no queda bien tenso cuando se abate el asiento. Este es el mayor desajuste que encontré en el coche. Los remates están bien trabajados.

Los detalles están muy cuidados. Los extremos del soporte de la cortinilla están forrados con fieltro en los dos extremos. No sólo se ha diseñado un hueco para alojar la cortinilla bajo el piso del maletero como veíamos aquí, también se ha cuidado para que al intentar encajar los extremos del soporte de un lado a otro no se rayen las paredes al rozarlas con el plástico duro del soporte. El fieltro ayuda, además, a que no haya grillos cuando el coche pasa por zonas bacheadas.

 

Los asientos posteriores se desplazan de forma independiente y el respaldo también se inclina por separado.

Portalatas integrado en el reposabrazos central posterior.

 

Herramientas para cambiar la rueda. ¿Habrá rueda de repuesto del mismo tamaño que las otras cuatro?

Portagafas en el techo.

Espejos con luz e interruptor manual en los dos lados. El espejo cubierto con un plástico en las unidades de prueba.

El Hyundai Santa Fe tiene un defecto grave en el interior. No lleva anclajes para colocar una cortinilla vertical de seguridad como la que sí tiene, por ejemplo, el Chevrolet Cruze SW. La cortinilla vertical es un equipamiento de seguridad imprescindible cuando se llevan bultos con los asientos plegados o sin la cortinilla que recubre el maletero. Esta cortinilla tiene una importancia equiparable a la del cinturón de seguridad. En un accidente, los bultos situados en el maletero pueden convertirse en proyectiles. Es imprescindible disponer de un sistema de retención que impide que entren en contacto con los pasajeros. El Hyundai Santa Fe no la lleva.  No es un coche recomendable para llevar equipaje con los asientos plegados o sin cortinilla posterior.

La zona de acceso a los asientos posteriores también está muy cuidada. El plástico se raya cuando se pisa sobre él si los zapatos llevan tierra o barro.

Zona de encaje de la puerta con el salpicadero.

Un fieltro recurre el perímetro del cenicero para que encaje bien y no genere ruidos en su alojamiento, entre los pasajeros del asiento delantero.

Llanta de 19 pulgadas

Llanta de 18 pulgadas.

 

Share This