Hoy, por primera vez en mi vida, he conducido un Porsche Diesel. ¿Qué se siente? Nada. El Cayenne va muy bien, es un trasto (perdón) que funciona muy bien en asfalto y en campo. Recuerdo hace unos años, una presentación al sur de España, del Cayenne remodelado. En concreto, el Cayenne S me pareció apabullante. Su estabilidad en asfalto, su capacidad de aceleración, el aplomo en recta, su apoyo en curvas.

Porsche Cayenne Diesel

Es un trasto impecable (salvo por su elevadísimo consumo) y tiene algo de eso, al conducirlo, que se siente en todos los Porsche: una calidad de ejecución muy elevada en cada detalle.

Aun así, un Cayenne no “es” un Porsche y por tanto no sorprende nada subir a él, girar la llave y conducir un Diesel. Porsche Diesel. Entre otras cosas porque va muy bien. No acelera como uno espera de un Porsche, pero tampoco es una sensación nueva, porque el Cayenne con el motor V6 de gasolina tampoco es especialmente rápido.

CURIOSIDADES

Porsche fabricó un tractor, con motor Diesel, desde los años 1957 a 1963. En esta foto se ve a Walter Rörhl apoyado en uno de esos tractores.

Walter Röhrl

FRASES CÉLEBRES

El director de comunicación de Porsche, José Antonio Ruiz Escudero, nos ha puesto hoy, como aperitivo a la información del coche, algunas frases curiosas para la historia de la industria del motor:

1890

Guillermo II de Alemania

“Creo en el caballo. El automóvil no es más que un fenómeno pasajero”

1900

Gottlieb Daimler

“La demanda mundial de automóviles no superará el millón, aunque sólo sea por la falta de chóferes disponibles”

1920

Karl Benz

“El automóvil ha llegado a su máximo nivel de desarrollo”

2002

Dr. Wendelin Wiedeking, Presidente de Porsche

“¿Motor Diesel en el Cayenne? Nuestros estudios demuestran que no tiene sentido.”

Share This