Confieso que me siento atrapado en un lío. Cuando uno hace una convocatoria de este tipo en un lugar de amplia difusión, despierta mucha ilusión en muchas personas. Ahora que tengo que gestionar esa ilusión me doy cuenta de que quizá no sea capaz de hacerlo bien. Me lanzo sin pensarlo demasiado, escribo la propuesta y ahora a ver qué hago.

En los comentarios que me han enviado hay demasiados que me dejan desasosegado. Demasiados para mis expectativas. Me da tristeza pensar en que alguien con toda esa ilusión pueda quedarse fuera del curso. “¿Qué más da que escriba de una forma u otra?” me pregunto. Sólo por esforzarse, por plantar un texto aquí en medio, por estar dispuesto a jugar, me duele dejar fuera a nadie que lo haya intentado.

Así, que ya lo saben. Voy a intntar buscar más actividades para que todos ustedes puedan conducir, probar coches, asistir a cursos. Yo qué sé. Tendremos que hacer cosas. Voy a intentarlo. Me recuerdo a mí con 22 años. Se me salía la ilusión por cada poro. Quería conducir y conducir, probar coches, conocer. Hice de todo por conocer más de este mundo. Algo tendré que hacer para abrirlo a otras personas. Me pondré a ello.

Dicho esto, me tengo que poner serio e intentar ser justo. ¿Qué quiere decir ser justo? Aplicar la norma. Así lo entiendo yo. Para alejarme de la parte emocional, a partir de este instante aplico la profesional (o algo parecido)

Yo les pedía a ustedes que me contaran qué esperaban del curso de conducción SAAB, no que me contaran cómo esperaban ustedes que transcurriera. No les pedía una crónica en la que imaginaran el día del curso, sino sus expectativas (“qué espera de un curso de conducción como el Saab Performance Program”).

Mas abajo añadía en la convocatoria: “Si no saben qué esperan del curso, o si por ejemplo lo que esperan es “que me sorprendan” (es lo que yo esperaría), no pongan sólo “que me sorprendan. Inventen algo para convencerme de que sabrán contarme el curso y que lo podremos publicar para solaz del resto de lectores. Relaten un cursillo, el que sea, inventado o real. O cuenten un relato sobre su infancia feliz o desdichada.

Muchos de ustedes han convertido esta propuesta inicial en un concurso de relatos sobre cursos de conducción, pero no mencionan sus expectativas con relación al curso. Y para mí esa parte es importante. Por este motivo, los relatos sin expectativas pierden puntos. (Tengo que releer Grandes Esperanzas de Dickens, que no lo recuerdo. ¿Qué soñaba Pip en el coche de caballos en su viaje a Londres? ¿Cuáles eran sus Grandes Esperanzas? Esa parte era fundamental para este concurso. Siento que no quedara claro para todos, si bien hubo quien sí lo ha interpretado así)

Los relatos que no tuvieran que ver con las expectativas eran únicamente para conocer su capacidad narradora. Servía cualquiera. No hacía falta que se centraran en un curso de conducción, pero tampoco molesta que sean sobre cursos de conducción.

Los textos que entiendo que mejor interpretan “las bases del concurso” son:

# 4 Sembei

# 6 Cornelius  (“Yo espero salir del curso más diestro que los polis de Alerta Cobra”), si bien no utiliza el recurso para extenderse al que yo daba pie.

# 7 pgonzalezs (queda descartado porque no puede acudir)

# 6 Mariofolk (“Que me dejen conducir)

# 10 Elio

# 12 Dax

# 19 Ayatolah

# 20 Marcos

# 22 Manuel Jiménez

# 26 kitting (Espera que se retrase el curso para poder asistir. Es una expectativa. Vale cualquiera)

# 28 Fonsi

# 49 Ph.52

# 53 Ionium (Introduce las expectativas en el relato. O algo parecido)

# 54 javier fdez (Igual que Ionium, introduce sus expectativas en el relato)

# 55 Pablo
(Mayor longitud que la admitida, pero lo admito porque seguramente en un folio salen menos de las 25 líneas)

# 56 José Ángel (Más largo, pero buena parte es de introducción. Podría haberlo escrito en dos comentarios diferentes. Ha entrado un minuto antes de la hora de cierre. Las expectativas son difusas, pero están. Admitido)

No me va a ser fácil tomar la decisión. Necesito unas horas. Entre las seis y las siete de la tarde tienen la respuesta. Hasta las seis, pueden alegar, protestar o comentar cualquier cosa que quieran que tenga en cuenta. Es posible que haya dejado fuera algún comentrio que merezca estar dentro. Si me lo dicen también lo tendré en cuenta.

Gracias a todos por participar. No saben el lío en el que me han metido (yo solito). Gracias

Share This