Este fin de semana he conducido el Ford Focus Coupé Trend 2.0 TDCi 136 CV PowerShift. Un ratito, detrás de la Guardia Civil. El resto, atento a cómo iba el coche.

Enrique Calle será el responsable de probarlo para la información que publicaremos en km77.com. Pero como he tenido oportunidad de conducirlo un buen rato este fin de semana, cuento aquí mis impresiones parciales de cómo va la caja de cambios, la novedad del coche.

El resumen es que va muy bien. Cambia con rapidez y suavidad. En estos dos aspectos es similar a la caja de cambios DSG de Volkswagen. Cuando el coche va a detenerse, se aprecia una pequeña vibración en el momento que se desacoplan los dos embragues, para que el coche no se cale. No afecta a la comodidad. Se trata más bien de una curiosidad. (También se nota con la caja DSG de Volkswagen, quizá un poquito menos)

El cambio va muy bien. Sin embargo, hay algunos aspectos mejorables que nada tienen que ver con el funcionamiento “mecánico” del cambio.

Palanca en posición «Cambio automático»

  • No existe botón «Sport» y el cambio actual pasa a una marcha demasiado larga con demasiada frecuencia. Con una selección «Sport», se podría evitar este inconveniente.
  • No existen levas en el volante para elegir manualmente, de forma rápida, una marcha más adecuada a lo que desea el conductor. El proceso para elegir manualmente una marcha, requiere desplazar la palanca del cambio hacia la derecha y moverla luego hacia adelante o hacia atrás, para reducir o pasar a un marcha más larga. este proceso se puede realizar con relativa rapidez, pero requiere excesiva atención del conductor. Dos palancas en el volante facilitarían mucho esta operación, especialmente importante con un cambio que tiende a insertar marchas largas en situaciones no deseadas.

Palanca en posición «Cambio manual»

  • Con el acelerador muy pisado, el sistema pasa a una marcha superior a alrededor de 4.200 rpm, 200 rpm por encima del régimen de potencia máxima del motor. Pero el motor admite un mayor régimen de giro (en 4.500 rpm empieza la zona roja del cuenta vueltas) y no siempre es voluntad del conductor pasar a una marcha superior a 4.200 rpm (por ejemplo en mitad de una curva). En posición «Manual» sería conveniente que el conductor tuviera mayor poder de decisión sobre el momento del cambio. Curiosamente, en autovía, con el cambio en posición manual en tercera y acelerando con suavidad, he conseguido que el motor suba hasta más de 4.500 rpm, hasta que se ha encendido una flecha roja para indicar el cambio a una marcha superior.
  • La posición de la palanca, para cambiar de forma manual, queda ligeramente desplazada a la derecha. Resultaría más cómoda una palanca en una posición más cercana al conductor. el reposabrazos central no molesta para cambiar manualmente, pero se nota su presencia.

También he probado detenidamente cómo funciona el kick down. Para reducir, es ostensiblemente más lento que el cambio manual. Por tanto, no sirve como sustituto a las palancas en el volante.

Share This