¿Tenemos algo que celebrar? ¿Es imprescindible celebrarlo con un día de fiesta? ¿No tenemos la economía nacional hecha unos zorros de suficiente envergadura como para que nos planteeemos reducir el número de fiestas anuales?

En Inglaterra, si no recuerdo mal, los días de fiesta se movían de fecha para que coincidieran siempre en lunes. ¿No deberíamos plantearnos una medida similar en España? ¿Cuántas fiestas tenemos al año en España, nacionales, autonómicas y locales? ¿Cuántas tienen en los países con los que competimos (competimos con todos)?

Si hubiera tres fiestas menos al año, incrementaríamos nuestro tiempo de trabajo un uno por ciento. ¿Cuánto supondría de crecimiento económico para el país? ¿Mejoraríamos nuestra competitividad en un uno por ciento? ¿Y si además redujéramos los puentes y las tardes previas a los días de fiesta sueltos en mitad de semana, con sus atascos incluidos?

¿No hay ningún partido político dispuesto a defender una racionalización de las fiestas en nuestro país? ¿Estamos los ciudadanos dispuestos a hacerlo para mejorar nuestra competitividad y nuestra economía?

Share This