(Propiedad estrambótica)
La suma de los factores no determina el producto

Si me basara en los datos, únicamente en los datos y nada más que en los datos, diría que el Subaru Forester es el coche ganador de esta prueba comparativa. Los datos están referidos a aspectos del motor, de la carrocería, tanto exterior como del espacio interior del coche, a cotas indicativas de la facilidad para entrar y salir y por supuesto al precio, al equipamiento y al conjunto del coche.

Comparativa Audi Q3 - Ford Kuga - Mazda CX-5 - Subaru Forester

El Forester no es sólo el menos caro de estos cuatro coches, también es el más espacioso y el que tiene un equipamiento mejor adaptado a los deseos y necesidades de Ambrosio y Mercedes, que es para quienes realizamos esta prueba comparativa. También es más largo que el resto de modelos, pero por poca diferencia, salvo en el caso del Q3 que es sensiblemente más corto.

En nuestra tabla comparativa, el Subaru gana por el número de casillas verdes, si bien pierde con claridad en todos los apartados relacionados con el motor.

El Subaru Forester consigue 18 casillas verdes, más del doble que cualquiera de sus competidores. El Kuga y el Mazda tienen ocho posiciones ganadoras y el Audi Q3 tiene siete.

De las casillas rojas, 12 corresponden al Q3, ocho al Forester, seis al CX-5 y tres al Kuga.

El Kuga ni gana ni pierde en 17 conceptos o mediciones, el CX-5 en 14, el Q3 en nueve y el Forester dos. (Las casillas blancas en las que ninguna gana ni pierde no las contabilizo).

Queda claro, después de esta revisión de conceptos medibles, que todo aquello que medimos sólo tiene un peso relativo y diferente en función de quién vaya a adquirir el coche. Es una frase de perogrullo, lo sé. Eso lo sabíamos todos, pero a pesar de tantos años como llevo probando y escribiendo de coches, nunca lo había visto en un cuadro así, con tanta evidencia. Por ejemplo, para una familia con dos hijos pequeños, que requiere meter dos sillitas en los asientos traseros y un maletero grande, el Subaru las notas verdes del Forester ganan valor, aunque consuma más, el aspecto del salpicadero y los materiales empleados sena más pobres que los de sus competidores y el tacto general del coche de peor calidad.

El Q3, por el contrario, si el dinero no es un condicionante absoluto y si no tienes gran necesidad de espacio dentro del coche, si tu garaje no obliga a tener un buen radio de giro, si tus requerimientos para ir por caminos no exigen gran altura y si aprecias buenos remates y buenas calidades y estás dispuesto a pagar por ellas, es una opción deseable, como lo es para Ambrosio y Mercedes.

Mi elección para lo que piden esta pareja de disfrutones jubilados sería el Mazda CX-5, aunque no pueda tenerllevar a este precio tapicería de cuero, ni opcionalmente. No saca malas notas en nada, está razonablemente bien equipado, da sensación de calidad en todos los detalles y es muy agradable de conducir. Es un coche con motor Diesel y M&A prefieren que sea de gasolina, pero esta tampoco es una condición excluyente.

El Kuga por la relación entre casillas verdes y casillas rojas se queda en una zona cercana al CX-5, y sin embargo resulta menos atractivo. El principal motivo es que para llevar el cambio automático resulta imprescindible optar por una versión de cuatro ruedas motrices, que encarece y resulta inútil cuando es innecesaria. Otro de los motivos es el diseño del salpicadero. A M&A no les resultó atractivo. Una cuestión pura de diseño, que a algunos puede gustarles y a otros no.

En definitiva, esta prueba también sirve para ilustrar que las conclusiones que se obtienen en las pruebas comparativas en las que se puntúa cada apartado no tienen valor. No sirve obtener la media entre la nota que recibe el motor con la nota que recibe el maletero, o el acabado o la aceleración y la frenada. Cada concepto o apartado tiene diferente valor para cada propietario, por lo que publicar notas y dar ganadores “en abstracto” no contribuye más que a confundir en el mejor de los casos. Por este mismo motivo, los diferentes premios del “coche del año” tienen valor equivalente a cero, en términos de información para la compra de un coche.

La compra de un coche razonada, bien motivada, como las sentencias judiciales, exige mucho esfuerzo para el comprador. Ojalá fuera tan fácil como mirar una lista de notas, obtener la media y tomar la decisión. Esas calificaciones, aunque estén realizadas con la mejor de las intenciones, pueden generar disgustos enormes en los compradores. Nosotros en km77.com pedimos más esfuerzo a nuestros lectores. Van a gastarse mucho dinero en la compra de un coche, dedíquenle un tiempo razonable antes de tomar la decisión.

* * *

Quería haber publicado esta tabla y esta entrada hace casi dos meses. No podía porque me faltaba un dato. Me faltaba el diámetro de giro entre paredes del Ford Kuga. Finalmente hemos conseguido el dato, aunque yo tengo mis dudas sobre su exactitud. Los datos del diámetro de giro del Ford Kuga que nos ha suministrado el departamento de comunicación de Ford, difieren de los datos que hemos estado publicando durante los últimos cuatro años. Y a mí me resultan sospechosos. Pero esta es otra historia y se la cuento pronto en otra entrada. De momento, les digo lo de siempre. “No se fíen de nuestros datos. Si algo de verdad les resulta importante en su decisión de compra, sean escépticos. Nosotros intentamos hacerlo bien, pero no tenemos capacidad para verificar cada dato”.

Share This