La revista Autopista cumple 50 años en 2011. Quiero ser el primero en felicitarla.

Autopista es parte de mi vida. Aprendí de coches leyendo sus páginas. Si no hubiera existido Autopista, seguramente hubiera aprendido de coches leyendo otra revista. Pero el caso es que aprendí leyendo Autopista. Los primeros números que compré, década de los setenta, tenían un firmante cotidiano: Arturo Andrés, con el que ahora comparto blog. Otro firmante cotidiano era Eduardo Azpilicueta, con quien no comparto blog, pero podría compartirlo. Otro firmante habitual por aquellas épocas, escribía el editorial cada semana y yo lo leía con fruición, era Enrique Hernandez-Luike, fundador de Autopista, hace 50 años.

Felicitar a una revista significa en realidad felicitar a todas las personas que han trabajado y trabajan en ella. Autopista, la cabecera, ni siente ni padece. Diseñadores, maquetadores, fotógrafos, redactores, documentalistas, directores, colaboradores, conductores… todos. Yo nunca trabajé en Autopista, pero en mi época en aquella casa hice fotos alguna vez en presentaciones que sí se publicaron en sus páginas. Recuerdo un barrido con el que abrieron a doble (no me acuerdo del coche), con Chema Quesada al volante. Chema fue probador de Autopista muchísimos años. Allí nos hicimos amigos (a saber por qué) y ahora somos socios en Auto Verde 4×4. Por tanto, yo también fui mini-colaborador de Autopista, conduje para ellos en alguna ocasión y me publicaron alguna foto. Entre todos, incluso con colaboraciones tan modestas como la mía, se construye una empresa. A todos los que han hecho posible que llegue hasta hoy va dirigida mi felicitación.

Autopista es hoy competencia de km77.com. Todos los medios que informan sobre coches, en papel y en internet, son competencia de km77.com en uno u otro grado. Autopista lo es especialmente. Uno de los periodistas que más sabe de coches, si no el que más, trabaja en Autopista. Es Miguel García Puente. Empecé a trabajar con él hace muchísimos años en Auto Hebdo y luego lo recomendé para que entrara a trabajar en Coche Actual, cuando yo coordinaba la redacción de esa cabecera. Miguel era muy bueno entonces y es muy bueno ahora. Cabe la posibilidad de que si yo no lo hubiera recomendado en aquella época se hubiera dedicado a otros menesteres en lugar de al periodismo. Hubiera sido una pérdida para todos los que queremos saber de coches.

Dejo para el final, intencionadamente, la mención de los dos responsables actuales de la publicación. Su director Juan Carlos Payo y la directora adjunta Sylvia Longás. Los dejo para el final porque son unos impresentables. Quiero que lo sepan todos ustedes.

En especial Juan Carlos Payo, “Payo”, uno de los tipos más impresentables que he conocido en mi vida. Irreverente, iconoclasta, pendenciero… Un niño pequeño en cuerpo de hombre grande, con la ilusión de los mejores y una cara de travieso que no le cabe en la cara. Comí hace poco con él. Le oía hablar y al oírle me parecía escucharme a mí mismo, por su ilusión y ganas por hacer la revista mejor todos los días. Payo, eres grande. Es un acierto que seas tú el director en el año 50 de la vida de Autopista. Un acierto para la empresa, para los lectores y para todos a los que nos gusta el periodismo de calidad.

Sylvia es la otra impresentable. Impresentable para mí, básicamente, porque la quiero tanto que me cuesta presentarla sin llenar esto de declaraciones de amor. Sylvia es parte del pequeño grupo de personas importantes en mi vida, además de una magnífica profesional. Empezamos a trabajar en Luike-Motorpress con pocos meses de diferencia. Llegó de becaria y ahora es la directora adjunta de Autopista. La recuerdo en sus primeros reportajes, buscando siempre una foto mejor, hablando de cada idea, mimando los detalles. Me la imagino ahora frente a la redacción, exigiendo el mismo cariño en cada palabra que escriban, con su mezcla de dulzura, aplomo e ideas claras. Gracias Sylvia por estar ahí, por tu recorrido profesional, por tu mano.

Os deseo mucho éxito en el futuro, amigos. La llegada de internet y la crisis ponen en dificultades la cuenta de resultados de todas las editoriales con medios de papel impreso. Vuestro caso no es una excepción. No os voy a dar ideas porque “hasta ahí podíamos llegar”.

Sí, somos competidores y nosotros en km77.com vamos a intentar cada día hacerlo mejor que vosotros. Claro que sí. Espero que lo consigamos, por difícil que nos lo pongáis. Pero, sea como sea, me alegraré de vuestro éxito. Dadle duro. Un abrazo.

P.D.

Me he ganado una suscripción de por vida. Ya lo sabéis. Ahora todo es gratis 🙂

Share This