Así no vamos a ningún lado. En el kilómetro 0, en el corazón de España, en el origen de todas las carreteras, en la piedra angular de la Puerta del Sol tenemos escritas sobre piedra dos faltas de ortografía. Dos faltas antes de empezar, antes de salir de casa, en el origen de coordenadas. Faltas de ortografía renovadas, porque el Ayuntamiento de Madrid acaba de sustituir el hito del km 0. Es un mojón nuevo, que está fijo y brilla. Esplendor no da. Es un punto sin dimensión, sin espacio posible, en el mismo origen del origen de España, con dos faltas de ortografía grabadas en piedra. Así no vamos a ninguna parte.

Parecen faltas leves. No lo son. Son producto de un error conceptual. Faltas por no distinguir entre un símbolo y una abreviatura. Con esa carencia en nuestro origen de coordenadas, ni siquiera podemos entender la Constitución.

No podemos entenderla cuando dice en el artículo 56: “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia“. Ninguna similitud con “abreviatura de su unidad y permanencia“.

Así está escrito en el suelo de Madrid, frente a la puerta del Edificio de la Comunidad, bajo la responsabilidad del Ayuntamiento.

Puerta del Sol. Madrid. Km 0.

Bastaba con que los responsable municipales hubieran acudido al Manual del Español Urgente de La Fundéu. El capítulo “Símbolos” empieza así:

Los símbolos no son lo mismo que las abreviaturas y las siglas. Están establecidos mediante convenios internacionales, nacionales o privados y siguen las convenciones recogidas en estos.
Se representan con símbolos los puntos cardinales, los elementos químicos, las unidades de medida, etc.
Principales características:
Los símbolos nunca llevan punto, excepto cuando los sigue un punto y seguido o un punto final.
No se pueden escribir cambiando las mayúsculas por minúsculas y viceversa, pues podríamos así cambiar el significado del símbolo: así, hay que distinguir entre Mg (megagramo) y mg (miligramo). Además, hay símbolos que comienzan con una minúscula y siguen con una mayúscula: kHz (kilohercio).

Dos faltas de ortografía. La K mayúscula y el punto después de la m. Faltas antes de empezar. Suspendidos.

Share This