Tanta discordia ha levantado el dichoso velo, que he decidido volvérselo a poner.

BMW M3 GT2. Jeff Koons.

Enciendo las luces amarillas y me acerco. El velo ya está en movimiento descubridor.

Luces amarillas para el BMW M3 GT2. Jeff Koons.

La suavidad del descubrimiento se queda en estela plateada. Casi flecha.

Estela plateada en el descubrimiento. BMW M3 GT2. Jeff Koons.

Trescientos invitados. Todos VIP. Yo, también.

Público VIP. Acto en el Pompidou.

No es un acto cualquiera. El Centro Pompidou, en París, cerrado para nosotros. Pido que me dejen pasear por el museo. Soy VIP, pero no tanto.

Centre Pompidou. Cerrado para el desvelo del coche.

Lucian Freud está al otro lado de la pared. Yo no.

Lucian Freud y su taller. Centro Pompidou.

No me quejo. Quizá vuelva para verlo. El lugar para la cena está al lado de su taller. Se olerán los brochazos. Todo está a punto.

Cena en el Centro Pompidou.

Los VIP de ocasión tomamos asiento.

Cena en el Centro Pompidou.  VIPs de ocasión.

A la izquierda el taller de Freud. A la derecha la terraza. De frente, París. Nuestra Dama a lo lejos y una disposición del blog de al lado colgada de la estructura del Centro. La casita del perro de “Esto sí es una plaza”.

Notre Dame desde el Centro Pompidou

De noche, al concluir la cena, nuestra querida Amanda lo ilumina todo.

Paris la nuit. Nuestra Torre Eiffel y nuestro faro.

Después de tanto goce, sé que soy artista. Me puedo permitir lo que quiera. Agarro mi cámara y hago la foto del coche.

BMW M3 GT2. Jeff Koons. Escapes. 24 heures du Mans.

Jeff Koons, ausente de tanta genialidad, habla de capas de energía y dinamismo.

Jeff Koons. Decorador del 17 Art-Car de BMW.

“Bring it home, Andy”

(Me olvidé la cámara. Hice las fotos con el teléfono. Siento la falta de calidad)

Share This