Les enlazo la noticia que publica mi colega Félix García en Expansión y les cuento someramente la parte técnica. Por qué los motores Diesel necesitan el AdBlue para cumplir con Euro 6.

Seat incorporará AdBlue a la versión del Ateca diésel retirada para su homologación

Lo explico rápidamente (porque he quedado para ir a cenar con comentaristas de este blog).

Disociar los óxidos de nitrógeno en oxígeno y nitrógeno no es posible en un atmósfera rica en oxígeno como es la atmósfera de los gases de escape de un motor Diesel.

En los motores de gasolina, la sonda Lambda mide la proporción de oxígeno en los gases de escape y enriquece la mezcla si la cantidad de oxígeno es excesiva para reducir los óxidos de nitrógeno NOx. Por eso, los motores de gasolina no requieren de AdBlue para que funcione el catalizador de reducción, que es el que descompone los NOx en oxígeno y nitrógeno por separado.

(Miren mezcla estequimétrica: en el glosario de km77.com)

En cambio, en los motores Diesel, la cantidad de oxígeno en los gases de escape es muy elevada y no se puede reducir, porque entonces la combustión sería pésima y la cantidad de carbonilla excesiva.

Por este motivo, para reducir, la emisión de óxidos de nitrógeno, para que pueda producirse esta reacción de reducción (oxidación y reducción, recuerden) hay que añadir una sustancia, básicamente urea, y que se conoce por su marca comercial AdBlue. La urea es un compuesto químico cuya fórmula es  CO(NH2)2 (copiada de la wikipedia) que sirve para disminuir la proporción de oxígeno en los gases de escape y conseguir de esta forma, disociar los óxidos de nitrógeno en el catalizador de reducción de los gases de escape.

Hasta que llegó el Euro 6, prácticamente ningún coche llevaba catalizador de reducción en los gases de escape.

Del artículo que escribí hace unos días “Posibles causas para un lanzamiento cojo“, esta noticia de Expansión parece confirmar el motivo segundo, que era el que yo defendía)

Share This