Salía esta mañana de la escalera del metro en la Puerta del Sol y un hombre me ha ofrecido comprar mi oro. Me lo ofrecen todos los días que vengo en metro a casa, porque siempre hay alguien que compra oro en la salida del metro de la Puerta del Sol.

Siempre me he preguntado por qué en la Puerta del Sol. Por qué el mejor sitio para anunciar la compra de oro será la salida de ese metro en la Puerta del Sol. ¿Será por el nombre de la plaza? Nunca he visto tantos hombres anuncios para la compra de oro como en ese lugar.

Hoy me he fijado en la oferta, porque el hombre me ha dicho “El precio que usted se merece”. Esa frase sin significado me ha hecho pensar el motivo por el que me ha atraído esa frase.

Pocos pasos después me he dado cuenta de un detalle que no había tenido nunca en cuenta. Creo que no tengo ni un miligramo de oro. ¿Para qué sirve el oro?

Share This