Ayer me comprometí a ser un chófer especial durante esta Semana Santa. El chófer de tres personas que viajarán a Marruecos a medir la vista a muchos niños en Marruecos durante el viaje de aventura llamado “El Desierto de los Niños”.

No he estado nunca en “El Desierto de los niños” por lo que no puedo contarles con precisión en qué consiste. Mi objetivo es contárselo este año desde dentro, desde los mandos de mi coche, en el que haré de chófer.

Pero para que se hagan una idea de qué se trata les copio aquí lo que pone en la página web oficial del “Desierto de los Niños”:

El Desierto de los Niños es un viaje, una pequeña aventura, una ilusión que lleva a pequeños y mayores a conocer paisajes y culturas completamente diferentes a las que pueden disfrutar en el “primer mundo” en el que viven.

El Desierto de los Niños es un viaje a Marruecos, donde se mezclan ocio y rutas 4×4 con acciones solidarias, en el que las familias (adultos y niños) viajan en su todoterreno en la Semana Santa de cada año.

Este año la caravana estará formada por unos 35 coches y 130 personas (alta ocupación por coche). ¿Cuál será nuestro coche? No será exactamente este que les muestro a continuación, pero parecido (me ha costado mucho separarme de él durante el Salón de Ginebra).

Volkswagen Amarok Canyon Concept

De mi coche tendrán información detallada desde unos días antes del viaje hasta que acabe la caravana (siempre que encuentre conexión a internet). Las fechas del Desierto de los Niños son del 30 de marzo al 7 de abril. Les iré contando antes detalles de lo que me llevo, precios, recomendaciones que me han dado y detalles de la preparación de la carga. Haré de chófer y narrador para todos ustedes.

Al Desierto de los Niños se puede viajar con cualquier todoterreno, pero el patrocinador oficial es Hyundai. Les pediré a los organizadores que busquen un sitio para que podamos fotografiar para este blog todos los coches y a todos los participantes de la caravana.

Se me ocurre sobre la marcha, que todos quienes participen este año puedan utilizar este blog para hacer preguntas antes de la salida, comentarios, recomendaciones y lo que les dé la gana. También quienes no participen, por supuesto.

Acabo de decidir de forma unilateral, sin autorización de nadie, que este sea el blog oficial del Desierto de los Niños. Si tengo que desdecidirme, lo haré inmediatamente. Para que los niños españoles y los niños marroquies y para que los padres españoles y los padres marroquies tengamos un lugar en el que comentar e intercambiar. He abierto una nueva categoría que se llama “El desierto de los niños” dentro del blog.

Ayer en las oficinas de Hyundai tuvimos el primer encuentro entre participantes. Nos dieron buenas recomendaciones. Tomé notas de todas ellas. En el transcurso de esta semana se las transcribo, porque son muy útiles tanto para quienes vayamos al desierto ahora como para quienes se planteen hacerlo en algún momento.

Este año se ha hecho tarde. La inscripción ya está cerrada. No se lo he recomendado a ustedes porque yo no he ido nunca y no debo recomendar nada sin haberlo probado yo antes. Todos los participantes que conozco de años anteriores me han contado que se trata de una pequeña aventura deliciosa. De una experiencia inolvidable para los niños.

Prometo ser un chófer profesional y un niño periodista, con ganas de enterarme de todo para contárselo.

Las personas que vienen conmigo en el coche son ópticos de la empresa AlainAfflelou. Nacho Salvador, creador del Desierto de los niños, me dice que “vienen cinco ópticos que revisaran la vista durante tres días a los niños de la zona. En el camión llevamos todo lo necesario para hacer graduaciones y fabricar las gafas in situ.”

Yo seré chófer de tres de esos cinco ópticos. En realidad, seré chófer de tres ópticas: Amaia, Elisabet y Mayte. Haré todo lo posible para que cuando lleguen a revisar la vista a las niñas marroquíes estén descansadas y felices.

Yo fabricaré gafas que ya me han dicho que con las máquinas que tienen resulta muy fácil. Haré fotos de todo. Prometido.

Share This