Aparato es un vocablo polisémico con encanto.

En automoción, al menos en Madrid, se utiliza para hablar de coches muy potentes, muy bien preparados y, en competición, incluso con sospecha de trampa: ¡Menudo aparato!, ¡Vaya aparato! o ¡Tiene un aparato! implica acercarse al límite legal incluso más allá de lo razonable, una virguería de preparación o una diferencia sustancial con sus competidores.

Aparato es una palabra querida por mí. Es simple y con significados diversos. Sirve para “aparato de luz y color”, “el aparato del partido”, “una fiesta con mucho aparato”, “aparato digestivo”, “aparato reproductor” y …

Y simplemente aparato, que lo que de verdad significa, para todos, es avión. También en competición. “Tiene un aparato” es equivalente a decir “tiene un avión”. Todo el mundo lo sabe y por ejemplo en la prensa se lee con frecuencia: “El aparato despegó a las 9:45”.

Nunca aparato sirve ni para coche, ni para tren, ni para moto, ni para barco.

Aparato. Un avión.

Share This