Según mi experiencia y las múltiples mediciones de consumo que he realizado a diferentes velocidades y con diferentes coches, a lo largo 25 años como probador de coches, el consumo de combustible por la reducción de la velocidad no superará el 2%.

Es posible que se reduzca porque disminuyan los kilómetros recorridos. Sólo la experiencia nos permitirá ver en cuánto se reduce, si es que se reduce.

La reducción de la velocidad de crucero de 120 a 110 kilómetros por hora, a igualdad de conductor y en similares condiciones, se sitúa en torno al 5% según mis mediciones habituales. Depende mucho de si se trata de una subida, de una bajada o de terreno llano. En subida puede superar el 10% y en bajada no existe diferencia. Hay mayor variación entre dos motores diferentes que utilicen el mismo combustible (en función de su régimen de rendimiento óptimo) que entre uno Diesel y uno de gasolina.

Existe otro dato que desconozco. El porcentaje de utilización medio a velocidad máxima, en autovía o autopista, del parque automovilístico español. Me sorprendería que superara el 30% del total de kilómetros recorridos. Por si acaso, calculo que sea el 50 por ciento. Este 50 por ciento de utilización, no supone la mitad de los litros consumidos. El consumo por ciudad y por atasco puede suponer entre un 20 y un 30% más que el consumo por carretera con poco tráfico.

Así las cosas, la reducción de velocidad máxima desde 120 hasta 110 kilómetros por hora en autovía y autopista puede suponer alrededor del 2 por ciento en la disminución de consumo total de combustible.

Este dato es optimista, porque no tiene en cuenta muchos detalles relevantes. Por ejemplo, que en mis mediciones de consumo, el motor siempre está caliente. Los motores fríos, en recorridos cortos urbanos, consumen prácticamente el doble que con el motor caliente por autovía a 120 kilómetros por hora. Ello implica que la cantidad de litros consumidos a baja velocidad pesa mucho más de lo que yo he calculado. Otro factor que no he tenido en cuenta es que el porcentaje de coches antiguos (los más consumidores) que circula por autovías y autopistas es inferior al que circula por zonas urbanas y trayectos cortos.

En todo este cálculo asumo que la diferencia de consumo entre las dos velocidades será similar a la mía en la media de conductores. Es posible que en los conductores menos expertos la diferencia sea ligeramente superior a ese 5 por ciento que yo he tomado como referencia. Pero lo dudo, porque precisamente, en autovía y a velocidad constante, la diferencia de pericia de los conductores afecta mucho menos al consumo que en cualquier otra circunstancia.

Un dos por ciento de ahorro de consumo no es despreciable. La cuestión es si compensa a cambio de una reducción de la velocidad máxima en autopista y autovía del 9%.

*********************************

P.D.1 El cambio de límites de velocidad máxima afecta a todos los navegadores que tienen registrada la velocidad máxima de las vías.

P.D.2 Encuesta. ¿Son ustedes tan amables de calcular y escribir el porcentaje de kilómetros que realizan en sus coches a velocidad máxima por autovía?

Muchas gracias

Share This