La primera prueba puntuable para el Campeonato de España de Energías Alternativas 2018 se ha disputado este fin de semana pasado, el 21 y 22 de abril, en las carreteras cercanas a la deliciosa villa asturiana de Llanes. Nosotros, #Elequipo, con sus miembros #i3, #Loren y #Javier hemos participado en la categoría de vehículos eléctricos con un BMW i3, nuestro #i3.

#i3 ha sido el único componente del equipo que no ha fallado ni una sola vez. #Loren y #Javier lo queremos. Responde de maravilla al acelerador, entra en las curvas con una precisión y rapidez pasmosas, frena bien, acelera mejor y nos lleva las sondas, los equipos de medida el agua y a #Loren y a #Javier con mucha comodidad y poco consumo. #i3 es el coche ideal para estas pruebas. #Loren y #Javier somos todavía demasiado novatos para hacer que #i3 gane al resto de competidores, pero, aunque seamos novatos, estamos más cerca que lejos de dar un disgusto a los Campeones de España de 2017. Gracias #i3 por cuidarnos y llevarnos tan bien por esas curvas del universo mundo.

En este Campeonato jugamos contra Eneko Conde y Marcos Domingo, que son los vigentes Campeones de España de esta disciplina. También vencieron en 2016. Son un equipo muy experimentado, con mucho conocimiento de las pruebas de regularidad. Es difícil afirmar quién forma el mejor equipo de conductor y copiloto de España, en regularidad, pero sin ninguna duda Eneko Conde y Marcos Domingo están entre los diez mejores (por no arriesgar).

Eneko y Marcos van a participar en las cuatro pruebas del Campeonato con un Nissan Leaf de 40 kWh. En esta primera prueba nos han ganado con claridad. Es lo normal, contábamos con ello (aunque hemos hecho todo lo posible para ganarles).

A continuación voy a hacer un análisis del resultado de ellos contra nosotros, exclusivamente, para ver si hubiéramos tenido alguna posibilidad real de ganarles de no haber cometido errores.

En amarillo señalo las zonas en las que sus resultados y los nuestros han estado igualados.

En verde, las zonas en los que uno u otro equipo ha ganado por más o por menos, de forma continuada y constante.

En rojo indico zonas de fallos concretos de uno y de otro. Estas zonas las delimito por diferencias entre nosotros superiores a medio segundo. Las penalizaciones de la zona amarilla que superan las 5 décimas no las tengo siempre en cuenta porque se compensan unas con otras .

Primer Tramo. La Tornería. 15,05 km de longitud.


En este primer tramo, la igualdad ha sido manifiesta en la primera mitad del tramo, en toda la zona de subida. Después, nosotros hemos tenido fallos por retraso en cuatro controles diferentes cuando el tramo ya hacía bajada. No recuerdo los motivos de estos cuatro fallos. Casi seguro que se han debido a errores en la conducción que nos han retrasado, aunque es difícil que durante la bajada el retraso sea tanto. Mi tendencia natural, en las bajadas, es ir adelantado. Es posible que hayan sido despistes, pero lo analizaremos despacio con las notas del tramo.

Si restamos los puntos de ambos equipos por estos fallos, es decir, si únicamente tenemos en cuenta las zonas en las que los dos equipos lo hemos hecho “razonablemente bien”, con diferencias no superiores a 0,5 puntos, las penalizaciones en este tramo hubieran sido:

EC – MD: 1,8 puntos
JM – LS: 3,3 puntos

Segundo tramo. Arangas. 18,44 km de longitud.

En este tramo no ha habido errores por parte de ninguno de los dos equipos.

La penalizaciones son las originales:

EC – MD: 10,3 puntos
JM – LS: 8,6 puntos

Tercer tramo. Siejo – Puertas. 23,21 km de longitud.


En el último tramo de la primera etapa cometí un error claro en la última fase del tramo cuando de pronto me adelanté sin ningún motivo. Me adelanté muchos metros. Es ese “-1,2” situado en la segunda mitad del tramo, rodeado de penalizaciones bajas. Tuvimos suerte, porque podía haber sido una penalización mayor. En los cuatro primeros controles pasamos muy adelantados por algún motivo que no alcanzo a entender. EC – MD también pasaron adelantados en los dos primeros controles, supongo que no había referencias, y luego se dieron cuenta del error y corrigieron. Supongo que nosotros advertimos el error más tarde. Quizá ellos cambiaran el calibre. Nosostros, de momento, me imagino que añadimos metros a nuestra cuenta particular para que yo levantara el pie. Aun así, hicimos la mayor parte del tramo adelantados. Llegamos a los controles antes de tiempo. El responsable de este adelanto es de #i3, que corre mucho :). EC – MD, al contrario que nosotros, empezaron adelantados y terminaron pasando muy tarde por los controles. Se pasaron con la corrección.

Elimino los puntos sumados por ellos y por nosotros en los errores tanto de unos como de otros. Con esa cuenta la penalización en este tramo hubiera sido como sigue:

EC – MD: 5,0 puntos
JM – LS: 5,3 puntos

En definitiva, hubiéramos acabado la primera etapa con la siguiente puntuación:

EC – MD: 17,1 puntos
JM – LS: 17,2 puntos

Si ni ellos ni nosotros hubiéramos cometido “errores” la clasificación estaría igualadísima, con sólo una décima de punto de diferencia. Es decir, cuando no cometemos errores, nuestros datos son competitivos. Tenemos que aprender a pulirlos, que nos costará, pero estos datos son esperanzadores.

SEGUNDA ETAPA

Cuarto tramo. Nueva – Labra. 19,70 km de longitud.


Una buena primera mitad de tramo, en subida. En la segunda mitad nos equivocamos con los metros que añadimos. Llegábamos ligeramente tarde a todos los controles, por lo que hubiéramos tenido que acelerar. Es decir, que la luz “que me guía” se pusiera roja para ganar medio segundo. Medio segundo, a 49,9 km/h, son 7 metros. Esa es la cantidad de metros que teníamos que haber quitado de nuestro contador, es decir, los metros que tenía que recuperar yo acelerando. Pero como somos novatos lo hicimos al revés y en lugar de mejorar empeoramos. Hasta que nos dimos cuenta. En el último control nos equivocamos por otro motivo que no tiene nada que ver.

Esto de las carreras es así. Desde casa, despacito, con el ordenador delante, es muy fácil saber si vas tarde o si vas pronto y qué hay que hacer. Porque tienes tiempo para pensar. En mitad de un tramo, y con estos @#€@&$¬* queriendo ganarte, necesitas automatizar las reacciones para no equivocarte. Lo mismo que ocurre con la luz verde.

Sin errores:

EC – MD: 3,8 puntos
JM – LS: 4,3 puntos

Quinto tramo. La Robellada. 4,84 km de longitud.

El tramo más corto y aparentemente más fácil de todo el rally fue el peor tramo de todos para nosotros. En este tramo, que era corto, en carretera ancha y curvas amplias, en ligero descenso, donde parecía que no había posibilidad de error, lo hicimos fatal. Es cierto que me pareció tan fácil que no lo hice tan concentrado como el resto de tramos y que no fui tan pendiente del cero como en otras ocasiones. Aun así, me desvié sólo un poco del cero. Nada que ver con esas penalizaciones elevadísimas en cada control. Al terminar el rallye, Eneko nos contó que en este tipo de tramos no puedes utilizar el calibre normal. El calibre normal está medido en carreteras con más curvas, donde inevitablemente cortas más. En esta carretera no cortas nada y poco a poco te vas retrasando. Además, como no había ni una sola referencia dentro del tramo, no había posibilidad de reorganizar el contador. En fin, una catástrofe. (Gracias Eneko por la enseñanza)

Para mis cuentas, lo mejor sería tirar este tramo completo a la basura. Pero voy a respetar los criterios iniciales (Grrr):

EC – MD: 0,6 puntos
JM – LS: 1,5 puntos

Sexto tramo. El Mazucu. 16,11 km de longitud

Último tramo del rallye. Este tramo lo ganamos #i3, #Loren y #Javier. Es nuestro primer scratch en el Campeonato de España de Energías Altrnativas. Aun así cometimos errores considerables. En el cuarto punto de control nosotros llegamos con un segundo de retraso y Eneko y Marcos con tres décimas de adelanto. Si ellos pudieron llegar con adelanto con el Leaf, nosotros con #i3 teníamos que llegar de sobra. Por suerte para nosotros, Eneko y Marcos cometieron uno de sus poquísimos errores y nos permitieron ganar el tramo.

EC – MD: 4,6 puntos
JM – LS: 3,2 puntos

Al terminar el Rallye volvimos a este tramo para hacerle una foto a #i3 en el tramo, como recuerdo de este primer mejor tiempo scratch.

Foto de LorenS_Photo

En definitiva, que si eliminamos la puntuación de los dos equipos en los puntos en los que uno de los dos equipos lo ha hecho rematadamente mal (Casi un 80% de los errores son nuestros) el resultado hubiera quedado muy ajustado.

EC – MD: 26,1 puntos
JM – LS: 26,2 puntos

Con este ejercicio no pretendo demostrar nada. Pretendo que sea teoría para el aprendizaje. Nuestro problema no es de regularidad. Salvo excepciones, en los controles marcamos tiempos correctos. En la inmensa mayoría de los casos, llevamos un buen control de la velocidad y de las penalizaciones. Me preocuparía mucho más que no tuviéramos errores graves, pero que la media de penalización en todos los controles fuera un 20% peor.

En las próximas crónicas pondremos más fotos de #i3, que ya va siendo hora.

Share This