Dedico este blog a un conductor anónimo que el día 6 de noviembre de 2001, según contaron las crónicas, persiguió a unos terroristas por las calles de Madrid porque sospechaba que habían puesto una bomba.

Los siguió con su coche, orientó a la policía a través del teléfono móvil y dio pistas suficientes como para que los terroristas pudieran ser detenidos.

No tengo intención de hablar mucho de política en este blog, pero agradezco que algunas personas luchen por defender la libertad de todos. Lucha contra terroristas, dictadores, antidemócratas, mafiosos y corruptos. Yo también quiero contribuir.

Por eso dedico este blog a un ciudadano que utilizó maravillosamente su coche para defendernos a todos de personas que emplean la violencia para imponer su ideario. Una dedicatoria que extiendo a todos los que luchan contra las tiranías, la corrupción y el acoso.

Share This