Internet es el acabose. Le permite a una empresita como km77.com competir con un gigante de la banca mundial como el Santander.

Qué quieren que les diga. Me hace ilusión. Cuando he visto el anuncio del comparador de seguros del Santander me he sentido feliz.

Nosotros, km77.com, una empresita que empezó con el siglo XXI, con cinco millones de pesetas de capital, compite ahora de igual a igual en el sector de comparadores de seguros en internet con el Santander.

Competimos de igual a igual y, además, tenemos la oportunidad de hacerlo mejor. De hecho, estoy convencido de que lo hacemos. En el comparador del Santander calculan el precio entre siete aseguradoras. Nosotros comparamos los precios de 21 aseguradoras. El triple.

Habrá muchos más ciudadanos que conozcan el comparador del Santander que el de km77.com, porque el Santander tiene mucho más dinero que km77.com para gastar en publicidad. Claro que sí. Pero la calidad de la información sobre seguros que damos a los lectores puede ser por lo menos tres veces mejor en el comparador de seguros de km77.com que en el del Santander.

La calidad no depende únicamente del número de aseguradoras que aparece. Hay otros muchos factores. Por ejemplo, toda la información que incluimos en la sección “la letra pequeña” es de mucho valor.

Pero, por encima de todo, tienen valor informativo los exámenes que hacemos de las diferentes pólizas y las notas que les asignamos. Gracias a esa nota de calidad con que puntuamos cada póliza, podemos clasificar todos los resultados por su relación calidad/precio. Ese es para mí el auténtico valor del comparador de seguros de km77.com. Porque es una herramienta que no sólo informa del precio de la póliza, sino que además pone el precio en valor.

En km77.com nos exigimos mucho con la información. Queremos ser la empresa que da la mejor información en los apartados que toca.

En esta casa intentamos dar la mejor información de los dos apartados en los que nos comprometemos. Los seguros son uno de ellos y los coches son el otro. En los dos lo hacemos con la exigencia de ser lo mejores.

Por eso es un placer competir con el Santander y, sobre todo, tener la oportunidad de hacerlo mejor que ellos.

Share This