Hablo con Carlos Sainz y le digo:

— Carlos, déjame dar a mis lectores la noticia de que no te vas a retirar.

— Diles lo que quieras, pero no sé qué voy a hacer.

— ¿Pero, rechazarías una oferta de un equipo con buenas posibilidades de ganar el Dakar?

— No lo sé. De verdad que no lo sé. Si llega esa oferta, tendré que tomar una decisión. Es lo único cierto.

Comí en una mesa con Carlos Sainz y otros periodistas antes de correr el Dakar y salí con la sensación de que se retiraba después de este Dakar. “¿No os parece que esto ya ha dado suficiente de sí?” dijo en un momento de la conversación.

Ahora, en cambio, al regreso del Dakar, me da la sensación de que tiene ganas de volver a intentarlo, de ganar. Me da la sensación de que se ha visto fuerte, muy rápido, más rápido que el ganador. Carlos y Lucas han vencido en siete etapas, muchas etapas para no tener la victoria final y le fastidia mucho no haberlo conseguido.

Sólo se puede correr como ha corrido Carlos este año si disfrutas mucho con lo que haces. No se puede ir a ese ritmo si no lo vives todavía como una droga. La velocidad lo es y también el ansia de ganar. Mi sensación, a la vuelta del Dakar, es que esto “no ha dado suficiente de sí”, como decía Carlos. Que a Carlos Sainz le gusta mucho la competición, la disfruta mucho y que si tiene una buena oferta, con material competitivo, volverá a intentarlo.

Veremos si llega esa oferta, que yo creo que llegará, porque si Volkswagen no continuara alguien podría aprovechar ese material (no miro a nadie). Si se confirmara la oferta, veremos si mis sensaciones son fiables o no.

Share This