Soberbio discurso de Benedicto XVI en el Parlamento alemán.

El Papa reclama un debate sobre esas ideas en el propio discurso. Es lo mismo que vengo haciendo en este blog desde hace tiempo, en ocasiones para disgusto de los seguidores de BXVI y de la religión católica. Ya lo ven, no hay motivo para el enfado. El Papa solicita el debate y en este discurso sienta maravillosamente las bases para tener un buen debate.

Está claro que el Papa tiene preferencias por su país de origen. Hubiera sido maravilloso que hubiera hablado con este calado y definición cuando estuvo en España.

Enlazo el discurso del Papa en los tres idiomas en los que lo he encontrado:

Alemán

Inglés

Italiano

El Papa y yo entendemos la razón de forma diferente. Él lo asume en su discurso. Yo no entiendo por razón lo que él entiende por razón. Yo sólo entiendo la base empírica que él denosta. No hay forma de acercamiento. El Papa niega la legitimidad del hombre para equivocarse con el Derecho, para equivocarse y aprender. El aprendizaje es duro. Hitler fue un error necesario para el hombre. La especie humana aprendió mucho de ese error. Un error imprescindible. Así es la vida. No equivocarse es peor a largo plazo. Se avanza menos.

Disfrútenlo (si quieren). El esfuerzo por leerlo en inglés o en italiano (el alemán es imposible para mí) recompensa sobradamente. Es inversión, no gasto :-). Buen día para todos.

Share This