El aire de Madrid es irrespirable. Especialmente en algunas zonas. Tanto, que seguramente es mejor no leer ni los periódicos ni ver las teles. Para no contaminarse.

Leo poca prensa española últimamente (en otros países no están mejor, ni por calidad de la prensa ni por calidad del aire) y no he leído ningún artículo ni a favor ni en contra de las medidas implantadas por el Ayuntamiento de Madrid que, a consecuencia de la elevada concentración de óxidos de nitrógeno en el aire de la capital, ha restringido el tráfico durante un día y ha prohibido la circulación de coches particulares con matrícula par.

No estoy ni a favor ni en contra de la medida. Quizá no tengamos herramientas para tomar una medida mejor, pero es imprescindible que las creemos para gestionar mejor en un futuro no lejano.

Por un lado, si yo fuera alcalde de Madrid, o responsable municipal, no tengo ninguna duda de que tomaría medidas para reducir la polución del aire si la concentración de sustancias tóxicas fuera perjudicial para la salud de los habitantes de la ciudad. Si fuera necesario parar totalmente el tráfico, lo pararía.

Sin embargo, no me parece que la medida de impedir que circulen los coches impares sea la mejor posible, pero quizá sí sea la mejor posible en la situación actual. Tampoco me parece sensato que se permita circular a todos los vehículos híbridos, pero quizá no haya una alternativa mejor, al menos de momento.

Entiendo que sería mucho más sensato impedir que circularan aquellos coches que emiten unos niveles de óxido de nitrógeno superiores a determinado valor y permitr la circulación al resto. Eso sería discriminar con criterio y no la discriminación actual, que es aleatoria. Sin embargo:

– No existe en España (no conozco, quiero decir, y lo he buscado y pedido) ningún listado de las emisiones exactas de óxidos de nitrógeno que emiten los coches en el ciclo de homologación, por lo que no se puede determinar con precisión cuáles podrían circular y cuáles no si establecemos un nivel de emisiones máximo aceptable para estos días. (Ese listado debe de existir en algún lugar, al menos de los coches modernos, pero yo no he sido capaz de acceder a él. Si alguno de ustedes sabe cómo conseguirlo, se lo agradeceré con un sugus)

– Sin esa información, es imposible identificar correctamente a los coches entre más y menos contaminantes de NOx para distinguirlos con etiquetas y aplicar criterios lógicos para las restricciones.

– Hay coches híbridos, incluso con motor de gasolina, que contaminan con más emisiones de NOx que otros coches no híbridos. No tengo datos oficiales de homologación, pero el ADAC publica datos que lo atestiguan y sería muy extraño que no fuera así.

– Según parece (yo no he podido confirmarlo, pero hay una empresa española que lo afirma, si bien también tiene sus intereses para vender un producto y no he podido comprobarlo por mis medios), según parece digo, la forma de conducir influye mucho más en las emisiones de NOx que el tipo de coche y de motor. Según este informe de esta empresa, un tipo de conducción puede suponer que a la misma velocidad media y velocidad instantánea parecida, las emisiones de NOx sean 5 veces superiores a las de otro tipo de conducción. (Esta empresa no me ha dicho qué tipo de conducción es mejor y cuál es peor para la emisión de NOx. Para informar sobre eso, vende un dispositivo que informa de las emisiones instantáneas de NOx y hace recomendaciones para reducirlas).

En definitiva, si se hace a lo bruto, en principio sería más eficaz para limpiar de NOx el aire de las ciudades que se prohibiera la circulación de los vehículos Diesel (híbridos o no) y se permitiera la circulación de los de gasolina (híbriodos o no). Hay algunos vehículos de gasolina que también emiten volúmenes de NOx considerables, pero con altísima probabilidad, su promedio de emisiones será muy inferior al de los vehículos con matrícula par.

Para los agentes munícipales es muy difícil identificar si un coche emite mucho NOx o poco a simple vista. Para ellos y para cualquiera mientras no haya distintivos en los coches que identifiquen correctamente sus niveles de emisión de diferentes componentes (si eso es posible algún día).

Para reducir los niveles de NOx es posible que fuera recomendable conducir por ciudad en segunda continuamente, consumiendo mucho más y emitiendo más CO2, a cambio de reducir las emisiones de NOx. ¿Estamos dispuestos a eso?

He leído una frase que decía que algún día nos parecerá borchornoso que hayamos permitido circular a los coches por las ciudades durante tantos años. Lo equiparaba a fumar en los bares. Me pareció una analogía interesante (siento desconocer al autor). Mi impresión es que fumar no es una necesidad vital y desplazarse de un lugar a otro sí suele serlo.

Share This