Algunas veces pienso. Seguro que soy uno de los 20 primeros españoles que ha conducido este modelo. Otras veces he pensado: debo estar entre los 20 primeros ciudadanos del mundo que ha conducido este coche. Tonterías.

Del coche de la adivinaza.

Es posible que haya sido una de los cinco primeras personas que conduce este modelo por las calles de Madrid. Menos de cinco minutos.

A veces me pregunto por qué soy tan tonto. Por qué estaré entre los cinco más tontos de Madrid. O más. Ser tonto no es malo. Ni bueno. Más o menos como calzar un 41 o un 43 de pie. Ventajas e inconvenientes.

Coche para la adivinanza

¿Qué marca y modelo es el coche del retrovisor? (Croq. aprendo)

Share This