Reanudo las adivinanzas después de mucho tiempo. El verano y el calor son buenos para la melancolía

 

Share This