El segundo día de las #24HFord, cuando faltan cinco horas para que termine la carrera, en el Circuito del Jarama se presentan los proyectos de todas las ONGs representadas en la prueba.

Para los que conducimos es complicado estar pendiente de la carrera y de los proyectos de las ONGs. Pero la componente principal de esta carrera son las ONGs y sus proyectos, así que a las 12:00 del mediodía del sábado estuve durante una hora escuchando varios de los proyectos que se presentaban. En este enlace a una web de Ford España se puede ver un resumen de los 12 proyectos presentados por las ONGs.


En esta carrera corrí para la Fundación Gomaespuma, cuyo proyecto busca promocionar la permanencia en la escuela de niños trabajadores nicaragüenses. Pero hoy no voy a hablar del proyecto de la Fundación Gomaespuma, sino del proyecto de la Fundación Nipace, que corría con el coche número 1 y que ganó la carrera con el coche patrocinado por la revista Autofácil. Me alegré de que ganaran la carrera. Por dos motivos: Porque el proyecto me emociona y porque mis amigos de Autofácil estaban muy contentos.

La Fundación Nipace va a dedicar los 30.000 € de premio conseguidos en las 24 Horas Ford al desarrollo para niños del exoesqueleto que nos explican en este video.

Por la tarde de ese mismo día, después de la entrega de premios, hice una foto a Raquel, de la que habla su padre en el vídeo, junto a Iker, que tenía toda la intención de irse a dormir con el casco puesto. Todo el esfuerzo que hagamos para que tengan una vida tan buena como la de cualquier otro agrandará su cara de felicidad. Si eso es posible, que no lo sé.


Raquel, Iker. Estoy seguro de que volveremos a vernos. Muchos besos.

Share This