Tele Transporte

Vado permanente. Aquí no aparca nadie.

km1

Por Iñaki Berazaluce.

Durante las últimas tres semanas he recorrido 3.000 kilómetros conduciendo el coche que podéis ver en la foto: un precioso Renault Clio con trazas de deportivo y espíritu tunero. No es el tipo de coche que me compraría yo pero es el que me tocó en gracia cuando le pedí a mi buen amigo Javier Moltó una cabalgadura para la Ruta Estrambótica.

El objetivo de la Ruta Estrambótica es recabar material inédito para el libro que estamos preparando desde Strambotic y que verá la luz en algún momento de este año. Buscábamos (y seguimos buscando) personajes de leyenda, anécdotas, historias originales e individuos estrafalarios por toda la geografía española. Lo estrambótico no se acaba en el mar, que hay barca para seguir.

Leer la Entrada completa »


(*)

Cristina, que trabaja en una empresa del sector del automóvil, me ha contado hoy que su hermana se fía de km77.com. “Se fía más de km77.com que de mí”, me ha dicho, y me ha hecho feliz.

Quienes me conocen saben que yo quiero que los lectores de km77.com no se fíen de lo que decimos. Quienes me conocen saben que yo quiero lectores exigentes, que pongan en cuestión lo que escribimos, que vayan al concesionario a comprobarlo, que prueben los coches y nos rebatan. Yo no quiero lectores fáciles. Y no los quiero porque quiero mejorar cada día, quiero que hagamos las cosas mejor, que aprendamos a contar mejor cada coche, a explicarlo mejor, a ser más rigurosos, a no dar opiniones irrelevantes.
Leer la Entrada completa »


Elegí a Raquel Blanca para que me acompañara a “Las auroras boreales en silla de ruedas”.

Al final, Raquel me dijo “no”. Después, Víctor me dijo “sí”.

Anoche Raquel me enseñó esta poesía que había escrito el día anterior. (El original es en catalán. Abajo está traducido al castellano)
Leer la Entrada completa »


Lloro

El cabrón de Víctor. Todo lo que tocaba lo hacía intenso. Parecía que pudiera tocar poco. No. Lo tocaba todo.

Lloro y a ratos lloro sin parar y no sé por qué lloro. Si estuviera con Víctor, seguro que intentaríamos explicarlo. Vamos a intentarlo otra vez, company.

Lloro, seguro, por la felicidad de haberlo conocido. Por la felicidad de haber vivido un viaje que, también seguro, ha cambiado el mundo, mi mundo.

Lloro por puro egoísmo. Por todos los proyectos que habíamos pensado juntos. Por encima de todo, por esa canción que íbamos a ensayar juntos para cantar en el Toni2 (un piano bar decadente de Madrid). ¿Ahora con quién canto, a ver?
Leer la Entrada completa »


Hoy ha muerto vuestro hijo.

Sé que estáis tristes. Sé que tenéis motivos para estarlo.

Pero también sé que tenéis motivos para estar orgullosos.

Sois unos gigantes. Los dos. Víctor estaba feliz y orgulloso de vosotros, sus padres, porque gracias a vosotros ha disfrutado mucho de su vida.

Ha vivido 34 años llenos de vida. Son pocos, lo sé, pero como yo imagino que diría Víctor, “son los que son”. Ese “Yo soy práctico” que utilizaba Víctor a menudo, es una bendición. De nada sirve pensar en lo que pudiera haber sido. De nada sirve pensar en las auroras boreales que teníamos en la cabeza por cumplir.

Leer la Entrada completa »


Uno de mis aprendizajes durante el viaje a las auroras boreales en silla de ruedas es que no hay un buen aseo universal adaptado a las personas que necesitan una silla de ruedas para moverse.

Para algunas personas, por ejemplo, el acceso al retrete es primordial. Para otras es irrelevante, porque nunca harán uso de él. Algunas personas no utilizarán casi nunca una ducha fuera de casa, salvo que las agarren entre dos personas. Otras en cambio sí podrán ducharse con relativa comodidad si disponen de una buena silla para hacerlo. El lavabo es quizá el elemento que pueda ser requerido de forma casi universal por quienes se mueven en silla de ruedas, pero también es cierto que con un vaso y un barreño se suple con relativa comodidad.
Leer la Entrada completa »


Adivinanza almodovariana

Adivinanza homenajeAdivinanza almodovariana

 


24 de diciembre de 2014

La decimoprimera etapa de nuestro viaje iba a ser la última en la que circuláramos casi continuamente sobre el hielo. Era la víspera de Navidad. En Noruega todo seguía cerrado o muy cerrado, salvo las gasolineras, en las que se paga automáticamente mediante tarjeta de crédito y no es necesario que haya nadie que las atienda.
Leer la Entrada completa »


Los sistemas de control de velocidad adaptativos (ACC), de momento únicamente tienen en cuenta la velocidad máxima fijada por el conductor y, en su caso, la velocidad del coche que va por delante.

Cuando la carretera está despejada, el ACC gestiona el motor y el cambio para circular a la velocidad máxima escogida por el conductor. Cuando un vehículo se sitúa por delante y es detectado por el radar, el ACC regula la velocidad del coche para adaptarlo a la velocidad del vehículo precedente y mantener la distancia deseada.
Leer la Entrada completa »


Un picado en un avión comercial

Jueves 22 de enero de 2015

El día en que iba a despegar a las 12:45, al vuelo IB 2714 con destino Barcelona le correspondía llevar a los mandos al piloto Damián Palomino y al copiloto David Dorado. Las autoridades no informaron de la presencia en la nave de ningún obispo.

A los pocos minutos del despegue, con el pasaje enfrascado en la lectura del día o en plena meditación somnolienta sobre el respaldo inclinado por el ascenso del avión, un súbito y prolongado cambio de inclinación, con dirección inequívoca hacia el suelo en pleno despegue, nos dejó a todos estupefactos.
Leer la Entrada completa »


Página 1 de 11112345...102030...Última »