El coche. Volkswagen Golf GTI del año 1988. Rallyestone.

El coche. Volkswagen Golf GTI del año 1988. Rallyestone.

Un coche de más de 30 años que hay que preparar bien, 800 kilómetros por carreteras inundadas, una velocidad nunca superior a 50 km/h y a disfrutar. Un coche de hace 30 años es ligeramente más exigente para el conductor que un coche de hoy en día. Por eso también el disfrute es mayor. El volante, sin dirección asistida, es un buen sustituto del gimnasio.

Los copilotos son todos unos manazas. Sin excepción. Rallyes de regularidad. Rallyestone.


La labor del copiloto en un rallye de regularidad es decisiva. También lo es en un rallye de velocidad y en uno de orientación, pero cada uno debe de tener sus matices. La diferencia en un rallye de regularidad es que el trabajo del piloto, a mi juicio, exige mucha más conentración y silencio que en un rallye de velocidad.

Página 1 de 21512345...102030...Última »

Sobre el autor

@javiermolto autor
Calentando. Los comentarios son libres, pero los hechos son sagrados.

Síguenos

Últimos Comentarios

Archivos

Categorías