Tele Transporte

Vado permanente. Aquí no aparca nadie.

Los sistemas de control de velocidad adaptativos (ACC), de momento únicamente tienen en cuenta la velocidad máxima fijada por el conductor y, en su caso, la velocidad del coche que va por delante.

Cuando la carretera está despejada, el ACC gestiona el motor y el cambio para circular a la velocidad máxima escogida por el conductor. Cuando un vehículo se sitúa por delante y es detectado por el radar, el ACC regula la velocidad del coche para adaptarlo a la velocidad del vehículo precedente y mantener la distancia deseada.
Leer la Entrada completa »


Un picado en un avión comercial

Jueves 22 de enero de 2015

El día en que iba a despegar a las 12:45, al vuelo IB 2714 con destino Barcelona le correspondía llevar a los mandos al piloto Damián Palomino y al copiloto David Dorado. Las autoridades no informaron de la presencia en la nave de ningún obispo.

A los pocos minutos del despegue, con el pasaje enfrascado en la lectura del día o en plena meditación somnolienta sobre el respaldo inclinado por el ascenso del avión, un súbito y prolongado cambio de inclinación, con dirección inequívoca hacia el suelo en pleno despegue, nos dejó a todos estupefactos.
Leer la Entrada completa »


En el segundo día de presentación a la prensa del Ford Focus ST, he llevado la versión Berlina con motor Diesel. (Más fotos, del primer día)

La versión de gasolina da una potencia de 250 caballos a 5500 revoluciones por minuto, si bien por encima de ese régimen el motor sigue entregando potencia elevada hasta casi 6500 rpm, que es donde empieza la zona roja del cuentarrevoluciones. Aun así, es imposible llegar a la zona roja, porque el motor corta antes de alcanzar ese régimen. La entrega de potencia es elevada desde muy pocas revoluciones del motor e incluso en sexta gana velocidad con rapidez a partir de 3000 rpm. Es un motor delicioso de llevar, porque es potente en toda la gama de revoluciones. No acertar con la marcha adecuada no es tan grave para ir deprisa.
Leer la Entrada completa »


Ayer, jueves 22 de enero de 2015 realicé mi primer vuelo del año. Después de los 10 000 kilómetros en coche de las auroras boreales, ya tocaba subir a un avión. Vuelo con susto incluido. Unos buitres nos obligaron a un picado en el puente aéreo. Toda una sensación.

Estamos obligados a estos juegos aéreos porque en Barcelona nos esperaba esto.

Ford Focus ST - Presentación - Barcelona

Leer la Entrada completa »


La décima etapa se aleja del Círculo Polar Ártico. Transucurre entre Innhavet y Mosjoen, en Noruega. La luz, las pocas horas de luz, sigue siendo la dueña del paisaje. Una luz sin foco, de ida y vuelta, que entra por diferentes partes del cielo. La luz.

Después de cruzar el fiordo con el ferry, de dormir en el Hamaroy Hotell de Innhavet y de fantasear con el amor (Víctor estaba empeñado en que yo me había enamorado de la mujer que nos atendía en ese hotel. Yo estoy convencido de que quien se enamoró fue él), emprendimos una nueva etapa.

Leer la Entrada completa »


Nuestro viaje ha estado muy poco planificado. No he sabido hacerlo de otra manera. Tampoco he querido. En un viaje que organizo yo, la incertidumbre es un acompañante más. En cualquier viaje que organice yo, incluso en un viaje en el que no haya que salir de casa.

Llegamos a Tromso y en las cámaras de fotografía archivamos unas luces. Algunos llaman a eso auroras boreales. Ellos sabrán.

Después de un día de descanso, de pasear con mucho cuidado por Tromso con la silla de ruedas, de bajar despacio las pendientes para no resbalar por el hielo, seguimos viaje.

Víctor, que busca siempre auroras boreales sin mirar al cielo, nos dice que a él le gustaría regresar por Noruega. Como habíamos hecho el camino de ida por Suecia, le parecía más divertido regresar por Noruega para ver nuevos paisajes.

Leer la Entrada completa »


No pido que me respeten

Charlie Hebdo

Los derechos se ganan, no se piden. ¿A quién se le puede pedir respeto? ¿Qué significa que otros te respeten?

Los fanáticos religiosos no toleran a quienes estamos convencidos de que no hay dios alguno. Nos insultan, nos amenazan, nos exigen que respetemos sus creencias y su religión.

No hay diferencia entre rezar y practicar vudú. Es la misma patraña.
Leer la Entrada completa »


Tromso nos ha servido para descansar. Llegar nos ha dado la tranquilidad del trabajo bien hecho. Ni un solo incidente por el camino. Llegamos el sábado 20, utilizamos el domingo 21 para descansar y hacer más fotos de auroras y de la ciudad y el lunes 22 empezamos el regreso hacia el sur.

La noche anterior a la partida, fotografío el cielo con mi cámara, incapacitada para captar las auroras boreales. El cielo en Tromso. Que suena como el Tiempo en Kant.

El cielo en Tromso. Auroras77.  2014

Leer la Entrada completa »


El caso es que llegamos a Tromso el sábado 20 de diciembre de 2014 y antes incluso de llegar las llamadas auroras boreales salieron a nuestro encuentro. Me pareció irreal. Yo no tenía ganas de verlas. De hecho, miré poco hacia donde me decían. No, las auroras boreales no existen. Las auroras boreales están en nuestras cabezas. Las que están al natural, las visibles, pierden. Están sobrevaloradas, como todo lo que se toca.

La verdad verdadera se sitúa en un punto indefinido entre el corazón y la mano, en un punto que no se puede apresar ni medir. Mirar hacia las auroras boreales es una obscenidad, como la fuerza de la gravedad.
Leer la Entrada completa »


(Todas las fotos que hacen Julián y Leticia pueden verse en esta galería de Flickr.)

Suecia. Octavo día. Sábado 20 de diciembre 2014.

(Empecé a escribir este texto el 26 de diciembre de 2014. Lo he terminado hoy, tres de enero de 2015)

Este diarío mío particular de etapa por etapa va muy atrasado. Después de la resaca de las auroras boreales, hemos tenido días de descanso, hemos tenido días de mucha conducción y tengo, cada día, las tareas de cada día, que suponen trabajo variado. Vestir a dos personas, desvestirlas, darles de comer, acompañarñarlas al baño, subirlas al coche, bajarlas del coche, recordar todo lo que necesitan de primera mano, ordenar lo que no van a necesitar de forma inmediata… Me cuesta hacerlo para una persona, me cuesta hacerlo para mí, me cuesta mucho tenerlo todo someramente organizado en mi vida, como para ocuparme además con eficiencia de las cosas y necesidades de Víctor. Así que voy atrasado y seguiré atrasándome en las entregas, pero seguiré entregando, espero que cada día o cada dos.

Leer la Entrada completa »


Página 1 de 11012345...102030...Última »