Hoy viene una entrada corta.

Para quien no le suene, Saúl López es uno de los primeros españoles que han tenido la suerte de poseer un Tesla. Comenzó su canal en YouTube hace poco mas de dos años explicando su experiencia con el Model S  y a día de hoy sus vídeos acumulan cientos de miles de visitas y suscriptores. También se le conoce cariñosamente como “el calvo del Tesla”.

Hace unas semanas vi un vídeo suyo que me dio una idea para esta entrada del blog. Saúl estuvo dos semanas de vacaciones y comparó el nivel de carga de la batería de su Tesla antes de salir de vacaciones y a la vuelta. Os invito a que vayáis a su canal de YouTube y busquéis el vídeo. También hizo una prueba similar con el Nissan Leaf que no tiene desperdicio porque el resultado es curioso.

Coincidiendo con mis vacaciones, decidí hacer la misma prueba con el Mirai. Por un lado, al no haber baterías que se dediquen exclusivamente a la tracción en el Mirai, pensé que la posible caída de autonomía tras dos semanas en reposo sería baja. Por otro lado, dado que el hidrógeno está almacenado a presión, me quedaba la duda si había posibilidad de ligeras fugas que estuvieran “dentro de parámetros aceptables” debido a la permeabilidad de los materiales y a las conexiones.

Os dejo con el vídeo para que lo comprobéis vosotros mismos.

Hasta la próxima!

Pablo

Share This