El Toyota Celica de la 5ª generación (chasis ST 182) que estuvo en producción entre 1990 y 1993. De esta serie habían sacado al mercado europeo tres motorizaciones: 1.6, 2.0 y 2.0 turbo y una serie limitada llamada Carlos Sainz en 1992 con el fin de cumplir la reglamentación de rallyes y fabricaron 5000 unidades con potencia de 208 CV.

Toyota Celica 2.0 16V 160 CV

Mi coche fue matriculado en España en septiembre de 1992. Tiene frenos de disco a las cuatro ruedas con ABS, aire acondicionado, lava faros, luces antiniebla, tanto traseras como delanteras, asientos tipo baquet, elevalunas eléctricos, testigo de puertas y maletero abiertos y dirección asistida.

Toyota Celica 2.0 16V 160 CV

El motor de 2 litros, 16 válvulas y doble árbol de levas, que entrega 160 CV a las ruedas delanteras, ofrece potencia mas que de sobra para hacer viajes, tanto cargado como no, con unos consumos, que se podrían considerar altos para un coche de estas características y su peso (1275 kg según documentación), que rondarían unos 8 litros yendo a velocidades de 120-140 Km/h teniendo cuidado con el acelerador. Por ciudad estaría en torno a 10-11 litros practicando una conducción suave, llegando a consumir 16-18 litros en carreteras de montaña, aprovechando toda la potencia.

Toyota Celica 2.0 16V 160 CV

El motor no es un prodigio de fuerza por debajo de 4000 vueltas (el empuje máximo -185 Nm- lo da a 4800 rpm), no es torpe bajo este régimen, pero vendría muy bien tener mayor par a bajo régimen.

Se echa en falta una palanca de cambios con recorridos más cortos. Por hablar del escalamiento de las marchas, hay un gran salto entre la segunda y la tercera y menor entre 3ª y 4ª. La quinta marcha, a mi modo de ver, es larga lo que puede favorecer a los consumos y ruido del motor, donde a velocidad máxima permitida en autovías gira a unas 3200 revoluciones por minuto, si llegara a la potencia máxima en quinta, el coche debería ir a unos 250 km/h. A pesar de ello, es un coche bastante ruidoso, quizá debido a poco aislamiento acústico que tiene.

Toyota Celica 2.0 16V 160 CV

Sorprende también la estabilidad que ofrece el coche en carreteras de cualquier tipo, teniendo en cuenta que no tiene ninguna ayuda de estabilidad electrónica, la frenada es buena debido a unos frenos que cumplen bien su función. La dirección para uso por ciudad es rápida con 2.7 de vueltas de volante entre topes.

Al sentarse dentro del coche, se nota que al coche le pasan los años, referido al diseño y tacto de los materiales, aunque eso no significa que este mal hecho, ni mucho menos, dando una sensación de que esta bien hecho. Por tratarse de un cupe la luneta trasera tiene pequeño ángulo de caída, limitando la visibilidad hacia atrás.

El coche no es recomendable para que la gente vaya sentada detrás, debido a que no hay sitio para las piernas y la caída del techo es muy grande donde una persona de 1.80 ya puede llegar a tocar el techo, el coche ofrece unos asientos traseros muy cómodos, sin reposacabezas.

Toyota Celica 2.0 16V 160 CV

Delante los asientos son de tipo baquet ofreciendo una sujeción muy buena. Por hablar de habitabilidad delante, el volante es de gran diámetro y poco grueso, solo pudiéndose arreglar en altura, los mandos de climatización están algo incómodos de accionar, en cuanto al maletero es grande y aprovechable, pero limitado por altura del cristal trasero.

A los que les gusta conducir lo más cerca del suelo o, personas altas como yo, estará satisfecho con el puesto de conducción, que está muy cerca del suelo.

El tacto de la dirección, los frenos, el puesto de conducción, el chasis, la suspensión y los frenos pueden ofrecer una conducción divertida en carretera con curvas, donde el ahorro de combustible no es lo principal y sacrificando la comodidad en un uso diario por la suspensión de serie, que resulta dura, sin llegar a ser seca por pasar en carreteras bacheadas.

Por hablar del mantenimiento, los recambios originales de Toyota son injustificablemente caros. En dos años que poseo el coche y 25 000 hechos no me ha dado ningún problema serio, el coche con un mantenimiento adecuado a su tiempo, puede dar muchos km de uso.

Share This