Hace tiempo que tengo en mente escribir un artículo para este blog sobre mi vehículo actual, un Renault Clio 2 Fase 3 diesel. Pero como se trata de un modelo muy comentado y muy visto (por ejemplo, en esta web hay bastante información aquí y aquí), quería hacer algo diferente que aportase algo nuevo. Así que pensé en hacer una especie de comparativa con el Clio más actual. Trataré de describir los aspectos más sobresalientes del Clio 2, comparándolos con sus correspondientes en el Clio 4 para ver lo que ha cambiado este modelo en 8 años. En concreto, mi Clio 2 tiene el acabado Luxe Privilege y lo compararé con el Clio 4 en acabado Dynamique, ambos tope de gama (sin contar con las versiones Sport).

     Renault Clio 2 dCi. Vista exterior 
Motor
Prácticamente ambos modelos tienen el mismo motor, aunque el del Clio 4 está más evolucionado y promete mejores consumos, gracias a su «start&stop» y a tecnologías como la bomba de aceite de caudal variable, la rejilla móvil, etc. Poco me equivoco si digo que el motor del Clio 4 es el motor del Clio 2 más estas nuevas tecnologías. A pesar de todas estas tecnologías, creo que en cuanto a consumos reales, ambos modelos andarían muy parejos. El Clio 2 dispone de 82 caballos frente a los 90 del Clio 4, que creo que no es una diferencia que en la práctica se note. Lo que sí es importante es que el Clio 2 por debajo de 1750 revoluciones no tiene fuerza y el nuevo Clio ya empieza a empujar desde las 1500 revoluciones (o al menos eso dicen las publicaciones que lo han probado). Escribiré más sobre consumos en un segundo artículo.

Renault Clio 2 dCi. Vista exterior

Seguridad
El Clio 2 fue un pionero en seguridad, pues fue el primero en su categoría en incluir la capacidad de equipar el ESP. Gracias a este sistema, mi Clio 2 monta frenos traseros de disco, en contraposición a los de tambor que monta el Clio 4.
Tras 8 años conduciéndolo, sólo me ha saltado dos veces el ESP: una vez arrancando sobre hierba mojada y en cuesta arriba y otra vez circulando con nieve en la carretera, pero en ningún caso con situación de peligro.

Por otro lado, el Clio 2 consiguió 4 estrellas en los test de choque. Por aquella época el Seat Ibiza, el Citroën C3 y el Peugeot 206 también tenían 4 estrellas, pero el sólo el C3 (mucho más nuevo que el Clio 2) superaba en puntuación al Clio. El Volkswagen Golf tenía 4 estrellas, por ejemplo. El nuevo Clio 4 cuenta con 5 estrellas. Otra característica importante del Clio 2 es que cuenta con unos reposacabezas delanteros de buena calidad, si bien, no son activos, pero se ajustan muy bien a la cabeza gracias a su regulación confort (imagen de la izquierda).

Renault Clio 2 dCi. Resposacabezas

Quizás uno de los aspectos que más me he arrepentido tras comprar el coche es no haberlo equipado con faros de Xenón, que eran opcionales por unos 500 euros. Aunque los faros halógenos de doble óptica que equipa alumbran muy bien (mejor que los de un Audi A3 o un Volkswagen Golf de la época), los xenón dan más potencia lumínica y requieren menos necesidades energéticas, lo que supondría una pequeña mejora en los consumos. Desgraciadamente, el Clio 4 no podrá equipar este tipo de iluminación.

Información al conductor
Aquí el Clio 4 gana por goleada. La nueva pantalla de 7 pulgadas (Media Nav y R-link), conexión con el teléfono móvil, puerto USB y navegador supone un avance muy importante sobre la radio con lector de CD y sin posibilidad de leer el formato MP3 del Clio 2. Pero en cambio, el mando que hay detrás del volante para controlar el autoradio es prácticamente igual en ambos vehículos.
Renault Clio 2 dCi. Mandos columna dirección
Al menos el Clio 2 cuenta con ordenador de a bordo, con posibilidad de mostrar el consumo medio, autonomía, y poco más. El Clio 2 cuenta con un medidor de temperatura del motor igual al del nivel de combustible (a base de luces), cosa que en el Clio 4 hay que conformarse con una única luz.
Renault Clio 2 dCi. Instrumentación
Una segunda pantalla en el Clio 2 permite consultar la información del autoradio, la hora actual y la temperatura exterior.
Renault Clio 2 dCi. Consola

Comfort
Está claro que el Clio 4 dispone de mayor confort que el Clio 2. La insonorización en el Clio 2 no es mala, sobre todo porque el motor dCi no es tan ruidoso como el que tenía en su época el Ibiza (el famoso TDi como bomba-inyector). Un dato curioso es que sin buscarlo, el ruido interior de mi Clio 2 se redujo tras haber sustituido los neumáticos de serie (Continental Premium Contact de primera generación) por los Michelín Energy de primera generación. Si bien, con estos últimos hay que tener cuidado porque el coche resbala en los pasos de cebra y en las juntas de dilatación de los puentes cuando el piso está húmedo.
En cuanto a los asientos, creo que los de mi Clio 2 son superiores a los del Clio 4 tal y como se aprecia en la siguiente imagen:

Renault Clio 2 dCi. Asientos delanteros
El asiento del conductor del clio 2 tiene regulación lumbar, de altura y de longitud. En cambio el volante no se puede regular en profundidad aunque sí en altura.
Una pega a mi entender es que la suspensión del Clio 2 es un poco dura de más. Creo que debería ser más cómoda, pero claro, casi siempre viajo yo solo y muy probablemente con 4 personas a bordo la cosa cambie.

Mi Clio 2 cuenta con climatizador de serie y filtro de habitáculo, algo que otros vehículos de su categoría en su época no tenían o sólo tenían aire acondicionado. En el Clio 4 el climatizador es opcional y el aire acondicionado de serie.

No tengo muy claro si el Clio 4 puede contar con ello, pero el Clio 2 equipa un parabrisas atérmico, que impide la penetración de los rayos ultravioleta enviados por el Sol. Esta defensa permite que la temperatura interior del habitáculo sea menor.

Renault Clio 2 dCi. Detalles
Otros datos
En el Clio 4, la rueda de repuesto (opcional) va en el exterior del vehículo, mientras que en el Clio 2 va bajo el piso del maletero y era de serie. Esto evita tener que agacharse y ensuciarse la ropa (rodillas) para cambiar la rueda. Además, al ir en el exterior, va expuesta a la sal de las carreteras, al frío y al calor, lo que le resta vida útil más rápido.

Mucho se ha hablado sobre la dirección asistida eléctrica del Clio 2, pero yo tras más de 260.000 kilómetros con ella no tengo queja ninguna. De hecho, mi vehículo anterior no tenía dirección asistida y cuando probé el Clio 2, no noté diferencias. Creo que la dirección eléctrica es un acierto por el beneficio que supone en los consumos.
Desgraciadamente, los tapizados claros que tanto me gustan han desaparecido del Clio 4 y sólo hay disponibles opciones oscuras.

 

David López

Share This