El coche en cuestión es un Opel Vectra 2.0 DTI 16v 100 CV 4 puertas del año 2000 con el acabado “Comfort”, actualmente tiene 92.000 kilómetros y roza los 10 años. Para los que sean amantes de los datos deben saber que hace 4.5 metros de largo y tiene un maletero de 480 litros.

Opel Vectra 2.0 DTI 16V
El motor es lo mejor del coche, aunque también es lo único que ha dado problemas. El motor tiene mucha fuerza durante todo el recorrido de revoluciones del motor. Puede llegar hasta 4.500 rpm con mucha fuerza. Es un motor soberbio para la potencia que anuncia. Permite adelantamientos con total seguridad y sostener velocidades de retirada de carné con relativa facilidad. Por lo tanto, y en contra de lo que cabe imaginar por su potencia y su tamaño da unas prestaciones buenas. A partir de velocidades superiores a 160 kilómetros hora el motor ya empieza a girar a altas revoluciones y el ruido en el interior ya empieza a destacar. El consumo es proporcional al ritmo con el que se conduzca, es un coche con el que se puede llegar a gastar muy poco combustible pero también es posible gastar mucho gasoil. De consumo medio viene gastando entre unos 5.5 y 6 litros a los 100 aproximadamente.

Comparándolo con el TDI 110 de la época, que es el único motor que conozco suficientemente bien como para compararlo, puedo decir que el TDI es inferior en cuanto a calidad y cantidad del ruido. En prestaciones están al mismo nivel aproximadamente. Comparativamente el TDI parece un motor turbo y el DTI parece atmosférico ya que es más lineal.

Opel Vectra 2.0 DTI 16V

El hábitat natural de este coche es la autovía y la autopista, devora kilómetros rápidamente y transmite poco cansancio al conductor. Los pasajeros también viajan cómodamente y sin acumular cansancio. En carreteras nacionales y comarcales tiene también un cierto regusto de coche deportivo ya que la carrocería no balancea mucho y los frenos cumplen bien si se les exige. Esta suspensión que tira a dura hace que sea un coche seco al pasar por badenes y pasos de cebra elevados. Es un coche que no está pensado para ciudad ya que es grande. Eso sí, es un coche que gira muchísimo.

Los acabados son muy buenos, tiene plásticos blandos y plásticos duros pero todos con una apariencia y un ajuste excelente. Con casi 10 años el coche no presenta ningún grillo y los plásticos están como el primer día.

Opel Vectra 2.0 DTI 16V

Problemas:

No es un coche problemático, solamente ha tenido dos averías y las dos relacionados con el motor. El primero fue muy conocido, y es su consumo de aceite. El coche consumía aceite, mucho más de lo que consume un coche en rodaje. El problema se solucionó en garantía rectificando la culata. Nunca más volvió a consumir aceite. El otro problema, más grave y que sucedió hace un mes es que la bomba inyectora dejo de funcionar. Concretamente el módulo electrónico. La solución, cambio de bomba inyectora a Bosch por una nueva y 1.300 euros menos en el banco. El mecánico que es especialista en temas de inyección me explicó que no es un mal muy extendido en los DTI, y los que han fallado, lo han hecho con más de 250.000 kilómetros. No con 92.000 km.

Dejando de lado los dos problemas de motor, no ha tenido ningún fallo destacable. Si ha tenido dos de desgaste y a los cuales no les doy importancia.

Un problema de desgaste, comprensible totalmente después de darle un trato diario al coche, es que el carrete del cinturón de seguridad del conductor no recoge bien solo, le tienes que ayudar tú. Para mi tranquilidad los pretensores y limitadores de tensión funcionan a la perfección.

Opel Vectra 2.0 DTI 16V

También tiene un fallo que observado en otros coches con similar edad como los 320d y los Golf/Passat de la época y es que de tanto en tanto salta el aviso de los airbag laterales en el check control. El problema es de la conexión de debajo de los asientos que detecta algún movimiento en el asiento y te informa. Hay dos soluciones, la barata es resetearlo con el ordenador de Opel (según me han informado con el reseteo es suficiente ya que el airbag sigue funcionando). La otra opción, un poco más cara pero que te garantiza que no se vuelva a encender la luz, es cambiar los cables de los asientos delanteros. Este fallo aparece con el paso del tiempo si se mueven mucho los asientos.

Aspectos mejorables:

Los espejos  retrovisores exteriores al tener esa forma tan aerodinámica para que hagan poco ruido a alta velocidad hacen que su visibilidad sea bastante reducida. El sistema de plegado de los retrovisores (para cuando se aparca en calles estrechas no molesten a peatones o coches) es muy curioso ya que se pliegan en su mismo eje 90 grados.

Opel Vectra 2.0 DTI 16V

También le falta un indicador en el tablero de que se lleva  las luces cortas y de posición conectadas  ya que cuando uno lleva las luces encendidas, porque ha pasado por un túnel por ejemplo, a veces se olvidan de quitarlas. Con este indicador este problema se solventaría. Esta apreciación es válida solo durante el día ya que en la noche hay que llevarlas siempre puestas.

A este coche una sexta velocidad le vendría muy bien. El motor tiene suficiente fuerza como para mover su desarrollo y en autopista el motor giraría más bajo de vueltas lo que se traduciría en más confort a alta velocidad y menos consumo.

El equipamiento de serie, al igual que todos los coches alemanes es escaso y para dejar un coche acabado dignamente hay que pasar por caja. Coches de la competencia estaban mejor equipados de serie y por menos dinero. También es cierto que ofrecía equipamiento opcional que ningún coche  de la época lo tenía (pasando por caja obviamente) como faros de xenón.

A nivel de seguridad cumple sobradamente (esta vez con elementos de serie), como 5 cinturones de seguridad de tres puntos, cuatro de ellos regulables en altura. También monta airbags frontales y laterales. Opcionalmente se puede montar el recomendable TC-Plus.

Otros aspectos:

El servicio post-venta de Opel es correcto. Es caro en comparación con otros servicios oficiales como el de Peugeot o Nissan. En el taller donde yo lo llevaba eran buenos, pero para que entrase la reparación del consumo de aceite en garantía me tuve que pelear con ellos. Son buenos, jamás he tenido problemas mecánicos con ellos.

Para quien sienta curiosidad por cuanto cuesta su mantenimiento,  diré que no es un coche caro de mantener. De seguro a terceros paga sobre unos 300 euros anuales y de impuesto de circulación paga 140 euros al año en el ayuntamiento de Esplugues de Llobregat (Barcelona). Esta cifra puede variar mucho según el municipio en que este registrado el vehículo pero puede servir para hacernos una idea aproximada.

En 92.000 kilómetros se le han cambiado dos juegos de neumáticos delanteros y un juego de neumáticos traseros. Actualmente monta en las cuatro ruedas unos Michelin Energy Saver que dan un buen resultado. Aparte de los reglamentarios cambios de aceite y filtros cada 10.000 kilómetros solamente se le ha cambiado una vez las pastillas delanteras. Las pastillas traseras aún le quedan bastante vida. Los amortiguadores (que son los de serie) están a un 75 % de efectividad según el último informe de la ITV.

Adrià Garcia.

Share This