Esta vez, toca hablar de un coche menos común en nuestras carreteras, el pick-up más vendido en Europa, se trata del Nissan Navara D40 del 2006, que aún podemos encontrar en los concesionarios pero con ligeros “restylings” y 26 cv más. Dentro del segmento de los pick-up, Nissan siempre ha estado a la vanguardia compitiendo con Mitsubishi y Toyota entre otros, para dominar este grupo. A consecuencia de esta dura rivalidad, este tipo de vehículos han experimentado una gran evolución, y ahora no son solo coches de trabajo rudos e incómodos, sino también están enfocados al ocio y a un uso cotidiano, siempre y cuando la ciudad no sea nuestro terreno habitual.

01

Ciertamente, se trata de un coche grande comparado con lo que podemos ver hoy en día cuando salimos a la calle, mide 5,22 m de largo, e incorpora el motor 2.5 dci de origen Renault-Nissan de cuatro cilindros que desarrolla 174 cv de potencia y un par de 403 Nm muy útiles sobretodo cuando se lleva el coche cargado y en recuperaciones.

06

Obviamente, no es un coche deportivo por su peso, sus dimensiones y su aerodinámica. En conducción rápida los largos recorridos de la suspensión delantera producen un balanceo en el habitáculo, mientras que las duras ballestas que monta en el eje trasero no absorben nada bien las irregularidades del terreno, ya que su finalidad es suportar grandes masas. Conducir muy rápido con el Navara no es aconsejable, ya que su consumo aumenta exponencialmente y aunque no frena del todo mal para ser un pick-up, no puede igualar a un turismo medio. Por otra parte, los neumáticos que lleva de serie (Goodyear Wrangler 255/65 R17) con un enfoque bastante campero no proporcionan una gran adherencia, sobretodo en mojado donde el coche tiende a subvirar si no tienes cuidado en las curvas más cerradas. Pero cuando se circula a ritmos moderados, resulta ser un coche bastante cómodo, la tracción total conectable es muy útil cuando te encuentras con calzadas resbaladizas y siempre que se quiera hacer alguna escapada fuera del asfalto, eso si no es un vehículo para hacer trialeras debido a su larga batalla.

05

Ante todo, es un coche divertido de conducir, debido a su generoso par de torsión y una caja de cambios con 6 velocidades muy bien escalonadas, sabes que siempre tienes una reserva de potencia en tu pie derecho sin necesidad de reducir marcha, y cuando te encuentras ante una rotonda con el suelo mojado es difícil resistirse a dar un par de vueltas a ella cruzando el coche, ya que entre la tracción trasera y el reparto desigual del peso entre los ejes, es un juego de niños.

03

En un uso mixto el consumo del Navara se mantiene entre los 8,5 y 9,5 litros a los 100 Km. conduciendo a ritmo normal, aunque por autovía a velocidades de 90 o 100 Km./h y con una conducción tranquila es posible bajar de los 8 litros y conseguir un consumo medio de 7,5 L/100km. Realmente no es un consumo excesivo por un vehículo de estas características con una aerodinámica tan pobre (Cx de 0,43) debido en gran parte por la caja de la parte trasera, por lo que si se pusiera una tapa en la caja los consumos podrían reducirse. Eso si, cuando se practica una conducción rápida ya hablaremos de consumos con 2 cifras.

04

Aun así, es un coche bastante cómodo, tiene un equipamiento completo como por ejemplo ordenador de abordo, climatizador, radio-CD con cargador de 6 CDs, faros y limpia parabrisas automáticos… En el interior no se percibe un fuerte ruido del motor, y menos aun si se conduce con la radio encendida, siempre y cuando no vayamos a altas velocidades. Los asientos son cómodos y amplios, especialmente los traseros al no tener un paso de rueda que invada el habitáculo, pero los que se sienten atrás tendrán que acostumbrarse a tener que ir con las espaldas más rectas que en otros vehículos.

02

El Navara se trata de un coche muy polivalente desde mi punto de vista, puedes transportar grandes masas tranquilamente, hacer algunas excursiones al campo y utilizarlo a diario. El mantenimiento es el que cabe esperar de cualquier otro coche con motor Diesel, y de momento, con 72.000 Km. no me ha dado ningún problema. Así que con los pocos kilómetros que realizo últimamente el hecho de que consuma más que cualquier utilitario tampoco supone un gasto en carburante muy considerable, yo personalmente estoy dispuesto a pagarlo por tal de poder ir con un coche de estas características.

Albert Rof

Share This