Les presento la prueba de mi Lexus LS 400. Me ha costado bastante echarle mano a uno aunque finalmente lo pude hacer luego de un par de años de búsqueda a finales del 2010.

He conseguido uno de la última serie de la primera generación, matriculado en el año 1995 con unos 80.000 km a cuestas. He obtenido todos los registros de mantenimiento, además tanto visual como mecánicamente el auto se encontraba en inmejorable estado.

LEXUS LS 400 1ra Generación

Carrocería y detalles
Lo primero que llama la atención es la pintura, tiene un brillo y calidad que aun hoy es superior a la de los utilitarios 0 km. Para mi, el auto transmite robustez y la calidad de construcción es algo que hay que verlo para apreciarlo, las holguras de las piezas son pequeñísimas y todos los paneles están ensamblados como si el auto fuera hecho de una sola pieza.

Esta sensación también se transmite al interior, todo el interior está hecho de madera de nogal, cuero de altísima calidad y plásticos ,acolchados o con tacto a goma, suaves al tacto. El imperial del techo (con un tejido terso de alta calidad) no admite críticas en la terminación y unión de su perímetro con los paneles interiores. Una muestra de la calidad de fabricación de este auto es que aun en firmes muy estropeados (y con casi 20 años a cuestas) prácticamente no existen crujidos en el interior o que el cierre de las puertas, así como el auto en general transmiten una agradable sensación de solidez.

LEXUS LS 400 1ra Generación. Salpicadero

Equipamiento
El nivel de equipamiento es alto y la lista de opcionales era baja. Sin pasar a precisar mucho, me sorprenden que los anclajes delanteros de los cinturones de seguridad estén iluminados al entrar, pero no exista un plafón en la parte trasera (si bien existen luces de lectura individuales) o que no conste de espejos rebatibles eléctricamente pero si la columna de dirección o hasta la altura del punto de sujeción de los cinturones delanteros sean regulables eléctricamente y memorizables.

LEXUS LS 400 1ra Generación

Uno de los aspectos más vistosos del equipamiento interior es la calidad de la iluminación del  cuadro de instrumentos (la primera generación del ya muy extendido Optitron). No solo estéticamente es agradable sino que la visibilidad es muy clara sea cual sea la iluminación exterior (el mismo regula automáticamente su brillo mediante el sensor de encendido de faros en función a la iluminación externa).

LEXUS LS 400 1ra Generación. Instrumentación

IMG_3048

El climatizador también es algo que merece destaque,  sin importar cuanto tiempo el auto estuvo aparcado al sol con una temperatura exterior alta, el sistema de climatización baja la temperatura en un tiempo extremadamente corto, es más; normalmente lo llevo a 26°C , a esa temperatura ya es muy confortable y no hacen realizar modificaciones durante el trayecto 

LEXUS LS 400 1ra Generación. Consola central

Motor y Conducción
El 1UZ – FE no merece más que elogios, el V8 de 3968 cc y 32 válvulas es soberbio desde el punto de vista de la suavidad, ausencia de vibraciones y rumorosidad. Sea en frío o en caliente, da lo mismo, el motor funciona como si todas las partes del mismo fueran de goma o terciopelo. Si bien es perceptible al ralentí (600 RPM) un ligero hormigueo en el aro del volante, la suavidad y el silencio son la tónica general; en este sentido solo el PRIUS  (de los que he probado) lo supera.

El conjunto formado por el motor y la caja de cambios funciona casi a la perfección, los cambios; son apenas perceptibles por el conductor y son relativamente rápidos considerando la época de la misma. En ocasiones a muy baja velocidad se nota un cierto retraso en el rebaje de marchas pero salvo eso no la veo para nada desactualizada aun considerando que cuenta con solo cuatro marchas.

Las marchas están bien espaciadas con una cuarta relativamente larga (100 km/h @ 2100 RPM ); si bien el motor las mueve bien; lo cierto es que en  ruta en ocasiones es necesario recurrir al kickdown para realizar los adelantamientos con prestancia. Esto es especialmente patente por debajo de 3000 RPM donde el empuje no es el que se espera de un V8 de  4 l.

Conducción
El vehículo es muy cómodo, en el sentido amplio de la palabra, rueda con gran suavidad (como si el coche flotara por encima del asfalto). La comodidad de la suspensión no solo viene de la mano de una puesta apunto de la misma encaminada a este objetivo sino también por la ayuda de unos neumáticos con un perfil – un tanto raro actualmente -(225/60 R16). Con ello absorbe todo tipo de baches y resaltes con naturalidad y siempre todo lo que ocurre en el exterior llega muy amortiguado al interior (ruido y rebotes de la suspensión). Es tal el silencio, que gente que normalmente no presta mucha atención a los autos remarca lo silencioso y suave que es rodar en él.

LEXUS LS 400 1ra Generación

En ciudad (consideraciones de tamaño aparte) es muy cómodo y maniobrable (10,9 m de diámetro de giro entre bordillos) y normalmente es muy raro que el motor supere los 1500 RPM; un posible inconveniente, al menos para algunas personas, es que el consumo urbano difícilmente baja de 17 l/100 km con el climatizador puesto.

En vías rápidas es muy estable, pero esa sensación de flotabilidad y lo asistida que está la dirección (si bien cuenta con asistencia variable en función a la velocidad) no permiten al conductor tener una idea del agarre – hay que creerse que el auto se está sosteniendo…Por lo que he probado, los límites son altos y hay que cometer un error grande para llegar a tener un susto, desde luego no lo he probado en extremo ya que lógicamente el auto no está diseñado para eso, pero si bien no cuenta con ninguna ayuda al conductor (solo el ABS) el auto se comporta de manera muy segura. Aun al acelerar en curvas lentas con el volante muy girado es difícil que el auto sobrevire por tracción y cuando lo hace, el deslizamiento es muy suave  y se controla fácilmente con el acelerador.

Los frenos son espectaculares, no he medido distancias ni nada, pero transmiten mucha seguridad por lo potentes que son (tiene discos ventilados de grandes dimensiones delante y detrás) y la estabilidad al frenar a fondo es comparable al de un auto moderno (lógicamente sin ESP).

Es muy silencioso a velocidad de autopista y solo se escucha un ligero silbido a la altura del pilar A del lado del conductor (creo es porque las gomas de vedación ya ceden un poco), el motor prácticamente es un rumor de fondo y el de rodadura está presente pero a un nivel muy bajo. Como anécdota de lo silencioso que es; recuerdo que la primera vez que lo guié en ruta, me adelanté a otro vehículo creyendo que este iba a 80 km/h y para cuando estaba terminando la maniobra de adelantamiento el marcador indicaba cerca de 160 km/h -yo pensé que no circulaba a más de 100 km/h-, desde entonces siempre voy más pendiente del velocímetro para evitar desmanes.

En ruta el consumo se puede considerar bajo, ayudado por el excelente Cx de 0,29 y la relativamente baja superficie frontal, yo he alcanzado 11 l /100 km conduciendo relativamente lento (300 km en 5 horas) en vías de un solo carril con tráfico de camiones y con el climatizador puesto. Creo que si la vías fueran de dos carriles podría ser posible incluso bajar de 10 l/100 km a una media de 80 km/h.
LEXUS LS 400 1ra Generación. Volante

Conclusión
Lexus, y en particular este vehículo, han sido reconocidos siempre por su fiabilidad. Una de las razones por las cuales me lo compré fue esa, y les puedo decir que el auto responde a su reputación; hasta ahora no le he cambiado un solo foco y por lo que he visto del historial el auto prácticamente solo ha recibido un mantenimiento preventivo normal. Un ejemplo de esto es el arranque; sea cual fuera la temperatura exterior o los días que estuvo aparcado siempre dura lo mismo y produce el mismo sonido.

El auto como medio de transporte está lejos de ser eficiente  como un PRIUS, pero sin entrar en discusiones de sustentabilidad ecológica, el auto es un excelente producto como vehículo de desplazamiento fiable, de calidad y cómodo y constructivamente muy buen resuelto, su importancia en el mundo motor fue enorme.

 

Aldo Mendieta

Share This