Hyundai Sonata 2006
Con este modelo la marca Coreana dio un paso al frente, pretendiendo ser un real adversario del Toyota Camry y Honda Accord (muy populares en américa en su segmento).
Tiene un motor V6 3.3 litros que entrega 235 caballos unido a una transmisión automática de 5 cambios.
El diseño exterior sufre de constantes comparaciones con el ya mencionado Honda Accord modelo 2004, principalmente en la parte trasera. El diseño resulta ser sobrio,
de apariencia atlética y a mi entender elegante.
El interior esta bien diseñado en términos ergonómicos, el radio queda al alcance de las manos, no hay que apartar mucho vista la del trafico y sus botones grandes, fáciles de memorizar. La pantalla grande y monocromática también ayuda a conducir de una forma mas segura.
El aire acondicionado funciona perfectamente, aunque le cuesta un poco al principio enfriar el habitáculo (vivo en un país muy cálido), pero una vez frió hacen pocos falta ajustes el caudal, la distribución y la temperatura para estar a gusto.
En el panel central, el indicador de velocidad se lee fácilmente, por su tamaño y sencillez. El cuenta revoluciones también es grande y sencillo, perfectamente situado.
Los asientos delanteros son cómodos, hechos para sentir lo menos posible los viajes en carretera, aunque la zona alta de la espalda puede quedar un poco suelta, son satisfactorios, están diseñados acorde con el vehículo y con las dinámicas que se esperan de el.
Los posteriores son cómodos y amplios. Tres adultos medianos viajan con relativa comodidad.
El motor apenas se oye dentro y no vibra casi nada en el interior, se tiene que prestar mucha atención para sentir la vibración. Con vergüenza y orgullo admito que muchas veces he girado la llave del contacto tratando de encenderlo y el feo ruido característico me indica que ya estaba encendido.
Como en la mayoría de de vehículos contemporáneos de este segmento, en términos generales para el uso diario es muy satisfactorio. Rueda con suavidad, la dirección es ligera, los asientos son cómodos, buena radio, todo correcto.
En carretera el vehículo se traga los kilómetros junto con las imperfecciones del camino de forma tal que el conductor lo nota muy poco. El motor empuja de forma solida la carrocería, hasta la velocidad prudente y legal de circulación, dejando una buena reserva de aceleración para los momentos necesarios.
Aunque la transmisión, que es realmente lo único que mejoraría del todo el carro, en ocasiones reacciona un poco después de lo que a uno le gustaría, pero es cuestión de adaptarse. Notaba mucho esto y la maldecía con frecuencia en los primeros meses con el auto, ya no, ya me adapte a anticipar la maniobra y ya no parece un problema tan grave.
Los frenos son suficientes, aunque dan la impresión de que podrían frenar el vehículo con un poco mas de fuerza o brusquedad, que en ocasiones de emergencia es necesaria.
La suspencion es blanda, en carretera se balancea y cabecea de forma evidente, pero no de una forma exagerada. Entiendo que es así en función que este vehículo fue diseñado para ser cómodo, no deportivo, me gusta así. Es una característica no un defecto. Pese lo anteriormente dicho, no es automóvil para nada torpe.
El consumo considero que es un poco elevado, da en ciudad 6,15 kilómetros por litro. Lo compre con 110,000.00 kilómetros, ahora tiene 8000 kilómetros mas, en este ínterin no me ha dado problemas.
La pregunta si me lo compraría de nuevo. Si.
Esa fue mi prueba. Que les pareció? Han visto este modelo en Europa? Que les parece?
Juan Carlos Florentino
República Dominicana

Con este modelo la marca Coreana dio un paso al frente, pretendiendo ser un real adversario del Toyota Camry y Honda Accord (muy populares en américa en su segmento).

Tiene un motor V6 3.3 litros que entrega 235 caballos unido a una transmisión automática de 5 cambios.

El diseño exterior sufre de constantes comparaciones con el ya mencionado Honda Accord modelo 2004, principalmente en la parte trasera. El diseño resulta ser sobrio, de apariencia atlética y a mi entender elegante.

Hyundai Sonata 2006

El interior esta bien diseñado en términos ergonómicos, el radio queda al alcance de las manos, no hay que apartar mucho vista la del trafico y sus botones grandes, fáciles de memorizar. La pantalla grande y monocromática también ayuda a conducir de una forma mas segura.

El aire acondicionado funciona perfectamente, aunque le cuesta un poco al principio enfriar el habitáculo (vivo en un país muy cálido), pero una vez frió hacen pocos falta ajustes el caudal, la distribución y la temperatura para estar a gusto.

En el panel central, el indicador de velocidad se lee fácilmente, por su tamaño y sencillez. El cuenta revoluciones también es grande y sencillo, perfectamente situado.

Los asientos delanteros son cómodos, hechos para sentir lo menos posible los viajes en carretera, aunque la zona alta de la espalda puede quedar un poco suelta, son satisfactorios, están diseñados acorde con el vehículo y con las dinámicas que se esperan de el.

Hyundai Sonata 2006

Los posteriores son cómodos y amplios. Tres adultos medianos viajan con relativa comodidad.

El motor apenas se oye dentro y no vibra casi nada en el interior, se tiene que prestar mucha atención para sentir la vibración. Con vergüenza y orgullo admito que muchas veces he girado la llave del contacto tratando de encenderlo y el feo ruido característico me indica que ya estaba encendido.

Como en la mayoría de vehículos contemporáneos de este segmento, en términos generales para el uso diario es muy satisfactorio. Rueda con suavidad, la dirección es ligera, los asientos son cómodos, buena radio, todo correcto.

En carretera el vehículo se traga los kilómetros junto con las imperfecciones del camino de forma tal que el conductor lo nota muy poco. El motor empuja de forma solida la carrocería, hasta la velocidad prudente y legal de circulación, dejando una buena reserva de aceleración para los momentos necesarios.

Hyundai Sonata 2006Aunque la transmisión, que es realmente lo único que mejoraría del todo el carro, en ocasiones reacciona un poco después de lo que a uno le gustaría, pero es cuestión de adaptarse. Notaba mucho esto y la maldecía con frecuencia en los primeros meses con el auto, ya no, ya me adapte a anticipar la maniobra y ya no parece un problema tan grave.

Los frenos son suficientes, aunque dan la impresión de que podrían frenar el vehículo con un poco mas de fuerza o brusquedad, que en ocasiones de emergencia es necesaria.

La suspencion es blanda, en carretera se balancea y cabecea de forma evidente, pero no de una forma exagerada. Entiendo que es así en función que este vehículo fue diseñado para ser cómodo, no deportivo, me gusta así. Es una característica no un defecto. Pese lo anteriormente dicho, no es automóvil para nada torpe.

El consumo considero que es un poco elevado, da en ciudad 6,15 kilómetros por litro. Lo compre con 110,000.00 kilómetros, ahora tiene 8000 kilómetros mas, en este ínterin no me ha dado problemas.

La pregunta si me lo compraría de nuevo. Si.

Esa fue mi prueba. Que les pareció? Han visto este modelo en Europa? Que les parece?

Juan Carlos Florentino

República Dominicana

Share This