El Renault Clio que adquirimos en marzo de 2013 ya ha alcanzado los 90 000 kilómetros. Hay que realizar una revisión cada 30 000 kilómetros, por lo que ha llegado el momento de pasar la tercera.

La dos revisiones anteriores las realizamos en los talleres oficiales de Renault, Mezquita Motor —situado en Córdoba, más información de la revisión de 30 000 km— y Leomotor Asturias (más información). En ésta no realizaron correctamente el trabajo y tuvimos que acudir a un segundo taller, Norte Motor de Gijón, para finalizar la revisión (más información de la revisión de 60 000 km).

Hemos decidido hacer la tercera revisión es una de las grandes cadenas de mecánica rápida. El Reglamento de la Comisión Europea n.º 461/2010 dispone la libre elección por el cliente del taller donde realizar el mantenimiento sin que ello suponga la pérdida de la garantía.

Primer presupuesto. Renault.

Antes de acudir a un taller de estas cadenas fuimos a un servicio de Renault para pedir un presupuesto y así poder compararlo. Optamos por la  concesión Talleres Jimenez Choclán, situada en la calle Forjadores nº7 en Boadilla del Monte, un establecimiento que según la web oficial de Renault está catalogado como «Instalaciones Secundarias». A nosotros nos pareció moderno, tiene un pequeño espacio para exposición (unos siete coches, entre ellos dos Dacia), dos líneas de trabajo de «Renault Express» y la zona de taller. Entramos en la zona de mecánica donde amablemente nos dijeron que nos atenderán en la parte de exposición. Allí está el que interpretamos que era el encargado del taller, o por lo menos, la persona que da presupuestos, citas y realiza los cobros.

DSC_0879

Vista exterior del servicio Renault Talleres Jimenez Choclán

Le explicamos que queríamos hacer la revisión a nuestro vehículo, para que nos informase del precio y de las cosas que había que hacerle. Tras recoger la documentación y teclear en el ordenador, nos informa que la de los 90 000 kilómetros es la «equivalente» a la de los 30 000, por lo que es una revisión básica con cambio de filtro del habitáculo,  filtro de aceite y el propio lubricante del motor. También nos informa que observarán el filtro del aire: si está muy sucio lo cambiarán, y si no, lo limpiarán con aire a presión. Nos comenta la posibilidad de tener que cambiar pastillas de freno. Le decimos que ya las hemos cambiado pero que no recordamos hace cuántos kilómetros, a lo cual responde que no depende del kilometraje, sino del uso que se haya dado al coche y que ellos se encargarán de revisar su estado para valorar si las tienen que reemplazar o no.

Una vez finalizada la búsqueda en su ordenador, nos dice que el precio de la «Revisión Renault» —que incluye 35 puntos de control; la misma que hemos realizado en las dos veces anteriores— será de 202 € en caso de tener que hacer el cambio de los tres filtros o de 170 € en caso de que el filtro del aire estuviese en buen estado. Nos advierte que este precio puede incrementarse, si por ejemplo, las pastillas están en mal estado o si existe alguna bombilla fundida. Le pedimos un papel con el presupuesto o que nos lo apunte en una tarjeta. Nos quedamos un poco sorprendidos cuando nos dice que no tiene tarjetas y que no puede imprimir el presupuesto, pero que no nos preocupemos, que son precios cerrados de Renault. Le pedimos una forma de contacto por si decidimos pasar la revisión ahí. Nos dicta el teléfono para que lo apuntemos en el móvil.

Antes de irnos le preguntamos que si perdiamos la garantía si hacíamos la revisión fuera de Renault. Su respuesta fue que si hacen el trabajo especificado no, pero que Renault tiene unos buenos precios y siempre trabaja con los materiales orginales. Le damos las gracias y nos despedimos. En el mostrador donde fuimos atendidos no había folletos publicitarios sobre los trabajos de mecánica básicos (siempre los hemos visto en los talleres a los que hemos acudido). Tampoco vemos que tengan alguna promoción para el taller.

En esta página web de Renault es posible consultar el coste de una revisión. Ahí aparece que el filtro de aire del habitáculo y la mano de obra son 38 € y la «Revisión Renault» con aceite Elf Evolution SXR 5W40 son 132 €. El total, 170 €, el mismo presupuesto que nos han dado en el taller oficial.

Segundo presupuesto. Aurgi.

Tras saber qué es lo que hay que hacer en la revisión de los 90 000 kilómetros, acudimos a un taller de la cadena Tiendas Aurgi, situado en la calle Fresa nº 7 en el polígono industrial Carralero (Majadahonda). El taller es relativamente grande, con seis líneas de trabajo, el espacio de tienda es pequeño y solo hay una persona atendiendo. Después de esperar nuestro turno nos atienden. Le decimos qué queremos hacer y exponemos nuestra preocupación por la posibilidad de perder la garantía. También preguntamos por el aceite y los filtros.

Mientras intenta conectarse a Internet para ver qué hace falta, nos comenta que no perdemos la garantía oficial, porque ellos se basan en los trabajos oficiales. Nos incluyen el aceite que nosotros queramos, indicándonos que si es Shell, tendremos 4 € de descuento adicional. Preguntamos si tienen el de la marca Elf —que es el que usa Renault— y nos contesta de manera afirmativa. Preguntamos por los filtros y nos comenta que son «filtros equivalentes, que son buenos». Tenemos que insistir para que nos diga la marca: WIX. No entendemos el “misterio” ya que aparecen en los folletos y detrás de él hay unos 100 filtros de esa marca.

Aurgi

Con un círculo el dependiente nos marca qué tipo de revisión nos harán

El dependiente no puede conectarse a Internet y nos dice que nos volvamos a pasar en un rato. Para hacernos una idea del precio, nos marca con un bolígrafo sobre un panfleto publicitario cuál será la revisión. Es la llamada «completa» —con 45 puntos de control—, el precio es de 79,95 € más el aceite escogido —la garrafa de 5 litros de Elf Excellium NF 5W40 cuesta 42,67 €—. De ser así, el ahorro respecto al precio que nos dieron en el taller oficial Renault sería de 47,38 €.

Acudimos a un segundo centro Aurgi, situado en Pinto —en la calle Sagunto nº 7 y 9 en el polígono industrial La Estación—. Un centro de similares características aunque con la tienda más grande y dos personas atendiendo. Hacemos las mismas preguntas y las respuestas son similares. Nos gustó mucho el trato recibido.

La mala suerte está de nuestro lado (o del suyo) e Internet tampoco les funciona. A diferencia del taller anterior, nos toma los datos y apunta nuestro teléfono «déjeme que se lo mire, si Internet me deja, y le llamo. Si quiere cuando lo haga se pasa y le doy el presupuesto en papel». Le insistimos en si nos puede dar una aproximación  del coste de la revisión y nos vuelve a decir que él nos llama, que no nos preocupemos.

DSC_0931

Instalaciones de Tiendas Aurgi en Pinto

Aproximadamente dos horas después, nuestro teléfono suena. El dependiente nos informa que lamentablemente, los filtros que tiene nuestro coche no son compatibles con la marca con la que ellos trabajan. Así que tampoco volvimos al primer tarller Aurgi.

Tercer presupuesto. Midas.

Acudimos a un centro Midas, esta vez en la localidad de Leganés —Avenida Reina Sofia, local 13—. Al contrario que las Tiendas Aurgi, este taller Midas no está situado en un gran edificio o en una nave específica, sino que el taller está en los bajos de unos bloques de edificios, por lo que es más pequeño, con tres elevadores (nos da la sensación de que hay muchas cosas en poco espacio).

Entramos en recepción para pedir un presupuesto. Quien nos atiende se muestra muy cordial con nosotros, a la vez que un poco sorprendido por nuestra elección de un vehículo con motor de gasolina para hacer tantos kilómetros. Mientras busca en el ordenador qué tareas hay que realizar en la revisión, hablamos sobre la garantía, los  filtros y el aceite. Como en los dos talleres Aurgi, nos confirma que la garantía no la perderemos ya que hacen todos los trabajos que el fabricante especifica, que los filtros son buenos, complementarios a los oficiales, y que el aceite que nos pondrán es de su propia marca, que tiene todas las cualidades y la misma composición que el oficial, pero a menor precio. En ningún momento nos da la opción de poner otro tipo de aceite. Nos vuelve a comentar que no nos preocupemos, que el aceite tiene las mismas cualidades que los de las marcas más conocidas.

midas

Presupuesto de Midas. Precio total 177 €

Antes de imprimir el presupuesto nos dice que es posible que tengan que cambiar el líquido de frenos, que se suele hacer cada dos revisiones pero que hasta que no lo revisen, no podrá asegurárnoslo. Según Renault este líquido hay que sustituirlo cada tres años o 120 000 kilómetros.

El presupuesto que nos da es 177 €, en él están incluidos 80 puntos de control divididos en tres niveles —al preguntar por ellos, nos da varios ejemplos muy simples, como revisar todas las luces del coche o comprobar el estado de los frenos—, 5 litros de aceite, el filtro del aceite y del habitáculo, el líquido de frenos y la mano de obra del mismo. Preguntamos en caso de no tener que hacer el cambio del líquido de frenos por el precio y nos dice que no nos lo puede dar en ese momento, pero que ese sería el máximo a pagar. Respecto a la casa, supone pagar 7 € más, aunque tendremos aproximadamente un litro de aceite y líquido de frenos nuevo.

En la web de Midas existe un apartado denominado «La revisión oficial» en el que explican algunas cosas, aunque sin entrar en muchos detalles. También hay un simulador de presupuesto donde también aparece como operación a realizar el cambio del líquido de frenos, pero no da la opción de no hacerla.

Cuarto presupuesto. Norauto.

Fuimos a dos centros Norauto. Primero al de Majadahonda —situado en la calle Cereza del polígono industrial Carralero—. Un centro con hasta seis líneas de trabajo, una gran tienda, varios operarios y tres dependientes que dan presupuestos y citas en el taller. Tras esperar nuestro turno, explicamos qué queremos hacer y como siempre, nuestras dudas ante la posible pérdida de la garantía.

La operación es la misma en todos los sitios: entrar en la base de datos para comprobar qué trabajo hay que realizar en la revisión. Nos preguntan por el tipo de aceite que queremos poner y respondemos que el que nos ponen siempre en la casa, que desconocemos cuál es.

En el presupuesto —cuyo precio final era de 154,95 €—, vemos que están incluidos 5 litros de aceite Elf Evolution 900 NF 5W40, el filtro de aceite y el filtro de habitáculo. Además hay tres niveles de chequeo. Preguntamos sobre ello y nos informa muy amablemente que son los puntos de control que hay que hacer, los que marcan en Renault. Abre un catálogo y nos señala que están todos los puntos a revisar en él —contamos 58 puntos de control—.

Nos informa antes de irnos de que el presupuesto es válido para quince días, que podemos pedir cita allí mismo, por teléfono o por Internet. Preguntamos sobre si es posible hacerlo en el mismo día y nos asiente con la cabeza.

Al día siguiente por la mañana, acudimos a otro centro de Norauto. Esta vez en Leganés, en la avenida Gran Bretaña (junto al C.C Parquesur). La tienda tiene un tamaño similar, el taller tiene siete líneas de trabajo con dos elevadores en cada una y la afluencia de gente es mucho mayor. Accedemos para pedir presupuesto y también para reservar cita —lo hicimos por la mañana con la intención de ser atendidos en el taller por la tarde—. Elegimos este centro de Norauto porque es el que más gente hemos visto trabajando y esperando a ser atendida (tanto en la tienda como en el taller).

El trato del dependiente fue bueno, las explicaciones sobre la garantía, filtros y aceite, similares a la que nos comentó su compañero en el otro centro. El montante final ascendía hasta 154,95 euros (el mismo que en el otro centro), lo que supone un ahorro respecto a hacer la revisión en un taller oficial de 15,05 € y tener aproximadamente un litro de aceite de reserva. Nuestro Renault Clio no consume aceite, por lo que hubiese sido mejor que nos cobrasen únicamente los litros necesarios.

Le preguntamos si era posible realizar la revisión esa misma tarde. Su respuesta fue negativa, «es un coche muy moderno y tengo que pedirte los filtros». Tampoco era factible hacerla a la mañana siguiente porque el repartidor no tiene una hora de llegada fija y no podía asegurarnos que estuviesen los recambios por la mañana. Finalmente, quedamos a las cuatro de la tarde.

En la web de Norauto hay un apartado denominado «Mi revisión oficial». Desde aquí, cualquier usuario puede pedir presupuesto y lo envían por correo electrónico. En él no aparece el precio del aceite y esto puede llevar a confusión. Si sumamos el precio de éste, ambos presupuestos (el de la web y el que nos dieron) coinciden.

Resumen

Excepto en el primer establecimiento de Tiendas Aurgi, en el resto de centros, el trato recibido y el interés mostrado por los dependientes ha sido bueno. Todos han comentado de manera similar la certeza de que nuestro coche no pierde la garantía oficial —según lo estipula el Reglamento de la Comisión Europea n.º 461/2010—.

Nos ha llamado la atención no poder hacer la revisión en Tiendas Aurgi por no disponer de filtros compatibles y que en Midas no nos pudiesen dar el precio sin el cambio del líquido de frenos. De las tres cadenas de talleres, los de Norauto nos ha parecido, a priori, los mejores centros.

Esperábamos que la diferencia de precio con la red oficial Renault fuese más grande, pero en nuestro caso (tal vez con otros modelos sea diferente) ha sido pequeña. En la tabla siguiente hay una comparación de los presupuestos.

presupuestos

Continuará.

Share This