En la entrada anterior contábamos que hemos puesto al Clio unos neumáticos nuevos —de tipo all season— para la temporada de invierno, unos Vredestein Quatrac 3. Comenzamos la búsqueda de precios en empresas que se dedican a la venta de neumáticos por internet, así como en distribuidores de Vredestein en Madrid con tienda física.

Con los distribuidores oficiales contactamos por correo electrónico (el contacto lo obtuvimos de la propia web oficial de Vredestein). De los ocho mensajes de correo enviados, recibimos respuesta por la misma vía de dos de ellos y obtuvimos una respuesta telefónica de un tercero. Los presupuestos finales (con montaje, equilibrado, válvula y tasas de residuos) estaban comprendidos entre 691 y 795 euros. De los otros cinco emails que enviamos no hemos recibido respuesta.

Vredestein Quatrac 3.  Información de la página oficial

Vredestein Quatrac 3. Información de la página oficial

De las empresas de venta por internet en las que consultamos, en ese momento disponían de las ruedas las empresas Pneus-online, Neumaticos Online y 101 Neumaticos. Cualquiera de ellos ofrecían precios claramente más bajos que los distribuidores oficiales.

Los dos precios más competitivos los daban Neumáticos Online y 101 Neumáticos, con un coste con envío y sin montaje de aproximadamente 560 euros. A esa cifra había que añadir el montaje, equilibrado y otros conceptos, que corren por cuenta de comprador. El cliente puede elegir recibir los neumáticos en su propio domicilio o en uno de los talleres de la red asociada. Según hemos comprobado, en estos talleres asociados el coste por montaje de neumático oscila entre 8 y 30 euros. También hemos observado que algunos de los talleres que aparecían en las web de los neumáticos habían cesado su actividad. Para evitar este y otro tipo de incidentes (por ejemplo, que se encuentre cerrado por vacaciones), es recomendable llamar al taller antes de hacer el pedido de las ruedas.

Después de valorar las distintas posibilidades, dedicimos adquirirlos por internet, no solo porque el precio era más bajo (al menos si elegíamos un taller asociado con un coste bajo de montaje), sino también porque la información que podríamos extraer sería útil para un mayor número de personas. Tuvimos varios contactos telefónicos con Neumáticos Online para aclarar dudas y siempre quedamos satisfechos con las repuestas. Por ejemplo, nos explicaron que si, una vez recibidos los neumáticos, queríamos devolverlos por el motivo que fuera, no había ningún problema y nos reembolsarían la cantidad total abonada. También nos aclararon preguntas sobre plazos de entrega y distribución. Este sitio de internet nos ha transmitido confianza. Con el resto de sitios de venta de neumáticos por internet no tuvimos tanto contacto, con lo cual no podemos comparar el trato recibido.

Tres páginas de internet que consultamos para comprar los neumáticos

Tres páginas de internet que consultamos para comprar los neumáticos

El precio que inicialmente obtuvimos de Neumaticos Online y 101 Neumaticos (alrededor de 560 euros, las cuatro ruedas, con envío y sin montaje) cambió de forma notable según pasaban los días, de tal forma que la opción más económica pasó a ser la de Pneus-Online (unos 590 euros con envío y sin montaje).

Realizamos el pedido en Pneus-Online. A los pocos minutos de efectuar la transferencia, recibimos un correo electrónico donde nos decían que no podían servir los neumáticos puesto que ya no los tenían disponibles . También indicaban que nos devolverían el importe pagado en un plazo de entre 48 y 72 horas. A las 48 horas teníamos el dinero de regreso en nuestra cuenta.

Llegado a este punto, volvimos a consultar los precios en Neumaticos Online y 101 Neumaticos  y, curiosamente, sus precios habían vuelto a subir, de manera que ya no eran competitivos en relación al precio de los distribuidores oficiales con tienda física. Pero es que además, pocas horas después comprobamos que habían desaparecido de su catálogo. Aún así, llamamos por teléfono a uno de estos comercios (Neumaticos Online) para que nos aclararan las fluctuaciones de precio y la desaparición de este modelo de ruedas de su oferta. Nos dijeron que ya no las tenían disponibles en su distribuidor pero que las podríamos encargar, eso sí, a un precio muy alto y, además, con un plazo de entrega muy largo.

Desconcertados con tantos cambios en los precios, decidimos llamar por teléfono a uno de los distribuidores oficiales con el que habíamos tratado al principio y que, inicialmente, habíamos descartado por  precio. Su nombre es Neumáticos Dehari, S.L, que forma parte de la empresa Driver Center. A diferencia de lo que nos sucedió con las empresas de internet, en ésta los precios no habían variado en todo el tiempo transcurrido desde el primer contacto hasta este momento. Nos informaron que no tenían las ruedas en la tienda, pero sí en sus almacenes y que el pedido tardaría poco en llegar. La persona que nos atendió nos ofreció la posibilidad de ir a cambiarlas al día siguiente, cosa que así hicimos. El pedido lo hicimos por teléfono, sin necesidad de anticipar dinero.

Decidimos quedarnos con las ruedas viejas, quizá para aprovecharlas en un futuro

Decidimos quedarnos con las ruedas viejas, quizá para aprovecharlas en un futuro

Una vez en el taller, tardaron aproximadamente una hora en cambiar los neumáticos, media hora menos del tiempo estimado por ellos mismos. El trato fue correcto. Preguntamos si sería posible quedarnos con los neumáticos viejos y no nos pusieron ningún problema. Uno de los trabajadores nos ayudó a meter las ruedas viejas en el interior del Renault Clio y nos suministró unos papeles para evitar manchar el tapizado.

El importe de la factura ascendió a 690,91 euros, lo mismo que nos anticiparon por teléfono. Curiosamente, nos cobraron 6,32 euros, que corresponden a una tasa de gestión de neumáticos usados. Hemos llamado al comercio que nos cambió las ruedas pidiendo una explicación sobre este asunto y nos han dicho que esta tasa se paga por adelantado por los neumáticos que se montan nuevos. De esta manera se evita que alguien se pueda ahorrar en el futuro este concepto tirando los neumáticos viejos en algún sitio inadecuado (que lo puede hacer igualmente, pero habrá pagado la tasa como el que lo haga de manera legal).

Share This