Con 5715 kilómetros hemos repetido las prestaciones del Clio. Las primeras las hicimos cuando tenía 1617 kilómetros (más información en esta entrada). Las hemos repetido porque Renault dice en el manual del coche que el rodaje termina a los 1000 km, pero que hasta pasados los 3000 km el motor no alcanza su mejor momento.

En esta segunda ocasión, la temperatura ambiente era de 23 grados centígrados y la presión de las ruedas era 2,5 bar delante y 2,2 bar detrás. Recordamos que  los neumáticos son Michelin Primacy 3 en medidas 205/45 R 17 con código de carga y velocidad 88V.

renault-clio-tce-120-000-km
Ahí van los datos:

 Aceleración entre 80 y 120 km/h

Tal y como comprobamos la primera vez, la máxima aceleración entre 80 y 120 km/h se obtiene utilizando exclusivamente la tercera marcha del cambio.

Con 1617 km: 10,0 segundos

Con 5715 km; 9,9 segundos

Recuperación entre 80 y 120 km/h en cuarta velocidad:

Con 1617 km: 13,0 segundos

Con 5715 km: 12,6 segundos

Recuperación entre 80 y 120 km/h en quinta velocidad:

Con 1617 km: 20,6 segundos

Con 5715 km: 19,9 segundos

Frenada 120-0 km/h

Con 1617 km: 48,7 metros

Con 5715 km: 51,7 metros

En esta segunda medición, los datos obtenidos de aceleración y recuperación han sido ligeramente mejores, algo que entendemos que es completamente normal dado que el motor está más rodado. Comparativamente han mejorado un poco más los datos de recuperación  (especialmente en quinta velocidad) que la aceleración máxima si bien las diferencias son pequeñas.

Con la frenada ha ocurrido algo que no sabemos explicar. La primera vez que la medimos (recordamos que es una frenada a tope desde 120 km/h hasta detenerse), obtuvimos unos extraordinarios 48,7 metros. Esta segunda vez, hemos medido 51,7 metros. Estos tres metros de diferencia son muchos pero no sabemos decir a qué se pueden deber, podría deberse a los neumáticos, a los frenos o a ambos.

Seguiremos midiendo las prestaciones a medida que el coche haga kilómetros para comprobar cómo evoluciona.

 

Share This