La llegada de un hijo y la de un monovolumen a casa en ocasiones se convierten en hechos coetáneos. Un bebé, su silla, su carro, su trona, su cuna plegable, su, su, su…todo eso y todo lo demás hay que meterlo en el coche. Pero no todo el mundo puede o quiere comprar un coche más grande. ¿Quién de más de 30 años no ha oído nunca en casa aquello de “en el 600 íbamos todos y nos sobraba sitio”, cámbiese 600 por Mini, R5 o lo que proceda. Por eso, en las fotos que hacemos en km77.com siempre, salvo excepciones, colocamos un carro plegable en el maletero y una sillita en los asientos traseros. Así es posible comparar el volumen de los maleteros y el espacio en las plazas traseras de una manera más visual que con una cifra. Usando el buscador de imágenes que tenemos en km77.com, es posible encontrar todas las fotos con las sillitas. También se pueden buscar todas las fotos de los maleteros, en las que salen con maletas, con carrito o sin estos objetos.

De todos modos los niños crecen, y cuando crecen uno va aligerando carga. Ya no hay que llevar carro, ni cuna, ni el resto de accesorios que ahora parecen indispensables para poder mantener vivo a un bebé durante un fin de semana. Yo ya estoy en esa fase, el mío tiene cuatro años y medio, sube y baja del coche él solo, y únicamente hay que preocuparse de colocarle el cinturón. De quitárselo no, que eso lo aprenden muy rápido. En la siguiente foto se puede ver el espacio que queda en el Clio para las piernas cuando delante va sentado un pasajero de 1,75 m (que no va muy separado del salpicadero).

Marcos tiene casi 5 años. Este es el espacio que le queda para las piernas con el asiento delantero colocado para que quepa una persona de 1,75 m

Marcos tiene casi 5 años. Este es el espacio que le queda para las piernas con el asiento delantero colocado para que quepa una persona de 1,75 m

La silla de la foto no tiene anclajes Isofix. La que tengo con Isofix es, a veces, las menos, complicadísima de poner en algunos coches (creo que nunca olvidaré la sudada que me pegué para colocarla en un Alfa Romeo Giulietta) pero, afortunadamente, en la mayoría los anclajes están a la vista o enmarcados por una pieza de plástico que sirve de guía.

Anclaje Isofix en las plazas traseras

Anclaje Isofix en las plazas traseras

El Clio es de estos últimos y resulta sencillo acoplar los enganches. También tiene el tercer anclaje Top Tether, situado en la base del maletero (en algunos coches está en el propio respaldo). En el respaldo molestan menos si hay que utilizar el maletero, pero donde están tampoco suponen un inconveniente grande.  Lo que sí es un problema es la ausencia de iluminación en las plazas traseras. Anclar una silla, de noche o en un garaje, puede convertirse en una tarea complicada, como también lo es encontrar algo que se haya dejado en esas plazas.

Renault Clio. Anclaje Top Tether

Renault Clio. Anclaje Top Tether

Anclaje Top Tether en el maletero

Anclaje Top Tether en el maletero

En el asiento del pasajero delantero también hay anclajes Isofix. Están escondidos entre el respaldo y la banqueta pero es fácil saber de su existencia porque hay un botón al lado con el logotipo de Isofix. Y también hay un aclaje Top Tether, oculto bajo el tapizado del respaldo pero fácilmente localizable.

Anclejes Isofix asiento delantero

Anclajes Isofix asiento delantero

Detalle del anclaje Isofix asiento delanetero

Detalle del anclaje Isofix asiento delantero

Anclaje Top Tether

Anclaje Top Tether

Si se coloca una sillita en este asiento (o un capazo cuando son bebés) hay que acordarse de desconectar el airbag del salpicadero. En el Clio es muy sencillo porque el mando está en el lateral del salpicadero. Un indicador luminoso colocado en el techo, en el plafón de luz, advierte de su desconexión.

Desconexión del airbag frontal del pasejero delantero

Desconexión del airbag frontal del pasajero delantero

Las ventanillas traseras de nuestro Clio tienen accionamiento eléctrico (es una opción). El conductor puede bloquearlas mediante un botón que tiene junto a los de los elevalunas pero para impedir que los niños abran las puertas traseras desde dentro hay que girar un mecanismo que hay en la propia puerta. No hay cortinillas para disminuir la cantidad de sol que hay en las plazas traseras (sí es posible pedir cristales oscurecidos), ni una toma de 12 V donde conectar una pantalla de vídeo.

 

Share This