Renault Clio. Prueba de 120.000 kilómetros

Renault Clio 0.9 TCe Dynamique 90 CV. Prueba de 120.000 km

Cuando el Clio alcanzó 103 300 kilómetros reemplazamos los neumáticos Vredestein Quatrac 3 M+S por unos Nankang Sportnex NS-20 (toda la información sobre el proceso de compra y montaje). Un poco después, con 106 200 kilómetros, hicimos las habituales mediciones de frenada para ver las diferencias de adherencia longitudinal entre los Nankang, los Vredestein y los neumáticos que traía el Renault Clio de serie, unos Michelin Primacy 3.

Las dimensiones de los tres juegos de neumáticos son las mismas 205/45 R17, así como el índice de carga; 88 (corresponde a 560 kg). La diferencia que hay entre los Nankang, los Vredestein y los Michelin es que el índice de velocidad de los Nankang es W (270 km/h), en lugar de V (240 km/h).

La prueba de frenada es la que hacemos con todos los coches que probamos en km77.com: medimos la distancia mínima que necesita el coche para detenerse desde 120 km/h. Siempre en el mismo lugar, aunque la temperatura ambiente es distinta.

En la siguiente gráfica aparecen los datos que hemos obtenido con los distintos juegos de neumáticos cuando aún tenían muy poco uso. De los Michelin damos dos mediciones dada la diferencia que hubo al hacerlas cuando tenían 1617 km y 5715 km.

Frenada de 120 a 0 km/h

Frenada de 120 a 0 km/h

Los datos muestran que la adherencia longitudinal de los Nankang está a medio camino entre los Michelin y los Vredestein. Los Vredestein eran unos neumáticos de tipo «all-weather», con un diseño pensado para poder circular también sobre nieve (más información). No podemos cuantificar si el equipo de frenos ha mejorado, mantenido o empeorado su rendimiento durante la prueba.

También hemos notado una ligera mejora de adherencia lateral (en las curvas) frente a los Vredestein, pero es una sensación, no algo que podamos cuantificar.


Problemas con la pintura

El Renault Clio al que estamos realizando la prueba de larga duración está pintado en color amarillo, una tonalidad que Renault denomina «Amarillo Sport» y que ofrece de manera opcional por 200 €. A pesar de su denominación, no es el mismo amarillo que pueden tener las versiones deportivas RS —denominado «Amarillo Racing» (1600 €); galería de imágenes—. Que fuese amarillo fue cosa del destino, no una imposición nuestra (más información sobre el proceso de compra).

DSC_1076_SIN(1)

Centro de lavado Jet Wash

Al día siguiente de estrenar el Clio, tuvimos un accidente (en esta entrada narramos lo sucedido) que obligó a reparar algunas piezas que, desde entonces, no tienen la pintura original, entre ellas el paragolpes delantero (en esta entrada revisamos los daños y en esta otra, contamos la reparación).

Este verano, lavándolo, se desprendió una capa muy fina, como el papel de fumar, de la pintura en la zona central del paragolpes.

Leer la Entrada completa »


A finales del mes de agosto, cuando nuestro Renault Clio tenía 97 500 kilómetros, la pila de la tarjeta Renault Manos Libres estaba próxima a agotarse. Un mensaje en el cuadro de intrumentos de nuestro Clio nos advirtió de ello. Hemos grabado el vídeo del proceso de cambio.

IMG_0537

Mensaje en el cuadro de instrumentos que nos advierte del estado de la pila

Además, publicamos otros dos vídeos en los que mostramos cómo hemos cambiado las bombillas de los faros y los pilotos.

Leer la Entrada completa »


La compra del nuevo juego de neumáticos para nuestro Clio —unos Nankang Sportnex NS-20— no tuvo complicaciones (información sobre el proceso de compra). En cambio, su montaje ha sido problemático. Tras hacer el cambio y ajustar las cotas de los neumáticos en el taller de la cadena Omnia Motor que hay en Fuenlabrada (Omnia Motor es una red de 27 talleres que pertenece a Pirelli), comprobamos posteriormente que en el informe que nos dieron con los datos de la operación de alineado aparecía que nuestro coche era un Clio III (información del Clio 2009 en km77.com) en lugar de un Clio IV.

    Información sobre el primer alineado en Omnia Motor

Información sobre el primer alineado en Omnia Motor Fuenlabrada

A partir de ese momento, tuvimos que volver en dos ocasiones a este taller —donde además no nos han tratado adecuadamente— e ir a otros dos más para solucionar el problema.

Leer la Entrada completa »


En diciembre de 2013 adquirimos unos neumáticos Vredestein Quatrac 3 M+S (información sobre su proceso de compra) para reemplazar los Michelin Primacy 3 que venían de fábrica en el Clio.  Los pusimos cuando habíamos recorrido 44 000 km  y los hemos desechado con 103 300 km.  A la mitad de ese intervalo montamos temporalmente los Michelin Primacy que venían de origen para realizar una comparativa de consumo (más nformación) y realizar algunas pruebas. En total, hemos recorrido unos 56 000 km con los Vredestein.

El estado de los neumáticos delanteros era muy malo. Sobre todo el delantero izquierdo, que carece de dibujo en los laterales y en la banda de rodadura central. Los dos neumáticos traseros estaban todavía en buenas condiciones. No hemos rotado nunca los neumáticos porque Renault lo desaconseja en el manual del Clio.

Mixto

Estado de los neumáticos Vredestein Quatrac 3. Arriba los delanteros (izquierda/derecha) y abajo los traseros (izquierda/derecha)

Leer la Entrada completa »


Pruebas de frenada con y sin carga

Tal vez alguna vez se haya preguntado si un coche necesita más metros para frenar cuando va cargado que cuando va el conductor solo. La respuesta, con matices, es no.

Para detener un vehículo en movimiento (o en general cualquier objeto) hay que disipar su energía cinética, una energía que varía en función de la masa y de la velocidad del vehículo (Ec = 1/2 · m · V²). El trabajo que se debe generar para compensar esta energía cinética depende de la masa del vehículo, de la gravedad, del coeficiente de rozamiento con el asfalto (simplificando la variación del factor de rozamiento con la carga) y de la distancia recorrida. Es decir, si se desea detener un vehículo hay que igualar su energía cinética con el trabajo de rozamiento de los neumáticos. Esto se expresa con la siguiente ecuación:

1/2 · m · V² = m · g · µ · D

Donde m es la masa, V la velocidad, g la gravedad, µ el coeficiente de rozamiento y D la distancia de frenado.

Para ver si la teoría se corresponde con la práctica hemos hecho un ensayo con nuestro Renault Clio 0.9 TCe 90 CV un poco después de llegar al último sexto de la prueba de larga duración, ya que acabábamos de pasar los 100 000 km. La prueba es la misma que hacemos con todos los coches que conducimos en km77.com: una frenada a fondo para medir los metros necesarios para detener el coche desde 120 km/h.

Leer la Entrada completa »


Con 97 528 kilómetros hemos vuelto a hacer mediciones a nuestro Renault Clio 0,9 TCe 90 CV. Las hemos hecho de tres formas distintas, que a continuación detallamos:

1ª Con una temperatura ambiente de 32 grados y sin el aire acondicionado conectado
2ª Con una temperatura ambiente de 32 grados y con el aire acondicionado conecado
3ª Con una temperatura ambiente de 21 grados y sin aire acondicionado

Leer la Entrada completa »


Hemos decidido pasar la tercera revisión obligatoria de nuestro Clio, la de los 90 000 kilómetros, en un taller que no perteneciese a la Red Renault. Por ello hemos pedido presupuesto en varios centros de las cadenas Aurgi, Midas y Norauto. Estas empresas anuncian un ahorro importante frente al coste del mantenimiento en los talleres oficiales de las marcas. En el caso de nuestro Clio la diferencia ha sido pequeña, tal y como detallábamos en la entrada anterior.

Nuestra impresión, al menos en esta ocasión, es que la escasa diferencia de precio no compensa. En los concesionarios de Renault a los que hemos acudido hasta ahora hemos apreciado un mayor conocimiento específico sobre el modelo y una atención más personalizada. Contamos los detalles a continuación.

IMG_7594

Mensaje mostrado a los 90 000 kilómetros

A diferencia de las ocasiones anteriores, esta vez no ha aparecido el aviso de que se acerca el momento de pasar la revisión mil quinientos kilómetros antes del kilometraje estipulado, sino que el mismo mensaje ha aparecido, pero al alcanzar los 90 000 kilómetros (suponemos que es debido a que la anterior revisión la hicimos cuando habíamos llegado a 61 487  km, pero es una suposición).

Leer la Entrada completa »


El Renault Clio que adquirimos en marzo de 2013 ya ha alcanzado los 90 000 kilómetros. Hay que realizar una revisión cada 30 000 kilómetros, por lo que ha llegado el momento de pasar la tercera.

La dos revisiones anteriores las realizamos en los talleres oficiales de Renault, Mezquita Motor —situado en Córdoba, más información de la revisión de 30 000 km— y Leomotor Asturias (más información). En ésta no realizaron correctamente el trabajo y tuvimos que acudir a un segundo taller, Norte Motor de Gijón, para finalizar la revisión (más información de la revisión de 60 000 km).

Hemos decidido hacer la tercera revisión es una de las grandes cadenas de mecánica rápida. El Reglamento de la Comisión Europea n.º 461/2010 dispone la libre elección por el cliente del taller donde realizar el mantenimiento sin que ello suponga la pérdida de la garantía.

Leer la Entrada completa »


El fallo misterioso

El pasado fin de semana, mientras acudíamos a ver la quinta prueba del Campeonato de España de Rallys de Asfalto (en esta entrada os contamos lo sucedido) nuestro Renault Clio tuvo un problema. Un “fallo misterioso” ya que, igual que ocurrió, se solucionó.

Eran aproximadamente las ocho de la mañana del sábado 26 de julio, circulábamos por la autovía A6 dirección Ponferrada. Lo hacíamos con el control de velocidad activado. De hecho, habíamos circulado con él de manera continuada durante 290 kilómetros —excepto algunas desconexiones al frenar—. De repente, dejó de funcionar.

IMG-20140801-WA0001

Leer la Entrada completa »


Página 1 de 512345