Ni me va, ni me viene

Un blog de km77.com

Desde que soy mamá me muevo por la ciudad de una manera diferente: empujando un carrito con ruedas. Esto, que visto desde fuera —hace meses— me parecía trivial, me ha llevado a clasificar los lugares por los que paso en dos tipos de categorías: “accesibles” y “no accesibles”. El primer problema con el que me he encontrado es el transporte público (como sabéis, no conduzco, así que el metro y los autobuses son mi manera habitual de moverme). El metro era hasta ahora mi primera opción, pero el centro de Madrid es prácticamente inaccesible en este transporte. Buscando por internet he encontrado un plano (planometromadrid.org) en el que están señaladas las estaciones accesibles y, con una calavera, marcadas las “estaciones pesadilla”. Con tan solo un vistazo rápido (en la web podéis ver la imagen a tamaño completo) os podéis hacer una idea de lo complicado que es moverse con carrito (o silla de ruedas o transportando una maleta) por el centro de la ciudad.

plano-metro-madrid-accesible-2005-04

Leer la Entrada completa »


Max

Hace unos años conocí a un chico con el que, desde el primer momento, hice buenas migas. Los dos teníamos aficiones y hábitos similares: nos gustaba ir al cine, leer cómics, comer y cocinar, dar paseos sin rumbo fijo para descubrir tiendas curiosas. Nos gustaba viajar, los dos escribíamos con tinta de color verde y a ambos nos había llamado la atención el arte urbano: su interés comenzó al descubrir el yarn bombing, el mío lo desarrollé al escribir este blog. También éramos aficionados a la fotografía y ambos teníamos una galería de imágenes similar  —en flickr o en facebook— en la que capturábamos los dibujos hechos en paredes que representan rostros humanos. Tantas cosas teníamos en común y tan bien nos lo pasábamos, que terminamos haciéndonos novios y nos fuimos a vivir juntos.

Leer la Entrada completa »


Este año los Reyes Magos se han adelantado unos días, y han delegado sus funciones a La Galería de Magdalena, que ha llenado la estación del metro de Lavapiés de regalos para ofrecerlos a los viajeros.

01-regalos-urbanos-galeria-magdalena

Ya os he hablado en varias ocasiones de Las Magdalenas; estas chicas —Isa y Raquel— realizan proyectos en los que dan regalos a los ciudadanos, que los acogen siempre con cara de sorpresa: no es común que unos desconocidos nos ofrezcan algo de manera altruista. También organizan exposiciones personalizadas (como la que me regalaron mis amigos el año pasado) en las que las paredes de su particular galería no son otras que los muros de la ciudad. Por lo general, sus intervenciones son un vínculo entre los ciudadanos y sus propias localidades, e intentan implicar a los viandantes con su ciudad y con el resto de sus vecinos.

Leer la Entrada completa »


¿Qué autobús para aquí?

Cuando era adolescente, miope y coqueta (menuda mezcla) tendía a quitarme las gafas siempre que no me resultasen imprescindibles. Cuando recorría los pasillos de la universidad o cuando caminaba por la calle las llevaba en un bolsillo. De esa manera me sentía mucho más sexy pero como no veía tres en un burro, si me cruzaba con alguien conocido al no distinguirle no le saludaba, por lo que ahora pienso que a más de uno le debí parecer una petarda. Y más de un problema tuve para moverme por la ciudad y coger el autobús indicado, porque por mucho que achinase los ojos para enfocar correctamente, a veces era incapaz de distinguir el número de la línea que tienen en la parte superior y no me quedaba otra que preguntar a quien estuviese a mi lado.

En Brasil la miopía no es el problema para atinar con el autobús adecuado porque el inconveniente que tienen muchas ciudades es que las paradas no tienen un cartel donde se indique qué autobús es el que se detiene en ese lugar. Supongo que este método fomentará la comunicación entre los viandantes o bien el ejercicio físico, porque me imagino las carreras que se pueden dar —vecinos o turistas— tras los autobuses, hasta dar con la parada adecuada. Hartos los ciudadanos de esta situación se les ocurrió la sencilla idea de colocar, en los postes de las paradas, unas pegatinas para que los propios vecinos de cada zona anotasen en ellas el autobús que sabían que se detenía en ese lugar.

 

Que-Ônibus-Passa-Aqui-2

Leer la Entrada completa »


Yarn bombing en Lavapiés

Ha llegado el frío a Madrid y con él, el ya tradicional yarn bombing que Teje la Araña lleva a cabo en los bolardos de la calle de Lavapiés.

013-lavapies-arte-urbano-yarn-bombing

Leer la Entrada completa »


Moscú. Octubre de 2014

— Oye Vladimir, que nos han encargado hacer un anuncio que llame la atención de todos los conductores

— Vale Nikolay. Pues ponemos un cartel muy grande pegado a un camión

— Eso, eso, que sea muy grande

— Y ¿qué ponemos para que se fijen en él?

— Pfff… yo qué se… un par de tetas

— ¿Estás de coña Nikolay?

Pues no, iba muy en serio. Para demostrar la eficacia de un nuevo soporte publicitario la empresa AdvTruck.ru ideó la estrambótica idea de mostrar, en unos enormes carteles adosados en los laterales de varios camiones, la imagen de los pechos de una mujer, ocultos tras una leyenda en la que leía “Atraen”.

 

anuncio-moscu-tetas-camion

El resultado de la acción fue el de provocar, en un sólo día, más de 500 accidentes de tráfico en Moscú producidos por la distracción de los conductores ante semejante imagen, la intervención de la policía para que los camiones dejasen de circular y la promesa del anunciante de correr con los gastos de los accidentados.

El hecho es tan rocambolesco que haría gracia si no fuese por los pobres conductores que se pegaron la piña por perder la concentración. Pero al margen del humor negro que puede despertar esta noticia a mí lo que verdaderamente me sorprende es pensar en cómo se ha llegado a idear una acción así. En este momento se me ocurre que solo una mente como la de Homer Simpson puede pensar que semejante anuncio puede tener éxito, aunque quizá sea yo la que me equivoque y lo que realmente se haya buscado con esta iniciativa es que se hable de la empresa, por el dicho de que “mejor que hablen de uno, aunque sea mal”.

Personalmente aborrezco esta manera de actuar, pero parece que es algo común en política o a nivel empresarial. Eso, o más de uno tiene un cociente intelectual como el del bendito Homer.

 

Lo vi en La criatura creativa


No suelo leer los carteles que ponen los mendigos en la calle, para ayudarse con ellos a pedir limosna. No soy partidaria de dar dinero de esta manera, así que suelo pasar de largo sin fijarme en los mensajes que escriben, en los que la mayoría narra brevemente su situación con el ánimo, supongo, de despertar la compasión de los transeúntes. Recuerdo, eso sí, uno que me llamó la atención: lo vi hace ya varios años, cuando comenzamos a darnos cuenta de lo devastadora que estaba siendo esta crisis y del alcance que estaba teniendo en unas clases sociales que hasta ese momento creíamos de por vida acomodadas. El mensaje no hacía alusión a la situación de la persona que lo escribió, no contaba acerca de los hijos que tenía o las razones por las que estaba en la calle. El mensaje era mucho más directo: sólo pedía ayuda económica o un puesto de trabajo. También me fijé en el hombre que estaba junto al cartel. Tenía el aspecto de cualquiera de nosotros (si es que así se puede describir a una persona); parecía que hubiese salido de la oficina unos minutos antes de colocarse tras su cartel. Vi a esta persona durante unos meses, siempre en el mismo lugar, hasta que dejó de acudir a él, y pensé en lo afortunado que sería si hubiese encontrado por fin el trabajo que demandaba.

Ayer leí sobre una iniciativa para ayudar a las personas que no tienen hogar, y que está relacionada con esos carteles que escriben, en concreto con la propia caligrafía de sus autores. La fundación Arrels en colaboración con la agencia de publicidad The Cyranos McCann, ha llevado a cabo el proyecto Homelessfonts, una iniciativa para crear unas tipografías comerciales a partir de la escritura de varias personas sin hogar. En la página web de Homelessfonts, tanto empresas como particulares, se pueden descargar estas tipografías para utilizarlas en diferentes ámbitos.

homelessfonts-tipografiaImagen: Homelessfonts

Leer la Entrada completa »


Te comería a versos

Os contaba hace dos post lo aburrido que puede ser para un peatón esperar, en el paso de cebra, a que el semáforo se ponga en verde. Estos días en Madrid resulta en cambio de lo más entretenido, ya que en más de veinte lugares del centro de la ciudad se pueden leer unas frases, pintadas mediante plantillas sobre el asfalto.

te-comeria-a-versos

Leer la Entrada completa »


Un paseo por el Mercado de Motores

En el monopoly (versión de Madrid) una de las cuatro estaciones de tren, necesarias para hacerse con el juego, era la de Delicias. Nunca había estado yo en esa estación, ya que en el 69 dejó de prestar servicios y sinceramente nunca mostré interés en saber ni dónde se encontraba. Actualmente esta estación alberga el Museo del Ferrocarril y una vez al mes, además, el Mercado de Motores, un mercadillo de artesanos y de venta de objetos de segunda mano que se exhibe en los propios andenes de la estación, junto a las máquinas de tren, ya inservibles, de otros tiempos.

015-mercado-motores-madrid

001-mercado-motores

Leer la Entrada completa »


No hay nada más aburrido para un peatón que esperar en la acera a que el semáforo se ponga en verde para cruzar la calle. Yo la mitad de las veces me comporto de manera totalmente incívica y cruzo cuando no debo, a pesar de que el firme hombre rojo del semáforo me advierte, con su postura, de que me debería de quedar tan quieta como él. Pero ¿y si el problema de que muchos peatones crucemos de manera incorrecta se deba precisamente a la inmovilidad de esa señal? ¿Serviría de algo que fuese más animada, quizá más divertida?

Ese es el planteamiento que ha llevado a la marca smart a realizar una acción en la que la figura del hombre del semáforo no permanece inmóvil sino que comienza a bailar. Además, para hacerlo más interactivo, el baile lo realizaban los mismos transeúntes: por medio de unas cámaras que captaban su movimiento, éste se reflejaba, en tiempo real, en el semáforo.

semaforo-hombre-smart-danza

Leer la Entrada completa »


Página 1 de 4312345...102030...Última »