Ni me va, ni me viene

Un blog de km77.com

Un lugar sin wi-fi

Como os dije la semana pasada —perdonadme los que estáis ahora trabajando— me encuentro de vacaciones. Durante dos semanas me estoy dedicando a la buena vida, al placer de no hacer nada. Algunos días he ejercido de turista y me he pateado ciudades que no conozco, pero otros los he reservado para descansar, leer, para dejar que mi mente vaguee e imagine lo que le apetezca en ese momento. Durante estos días me conectaré poco, o nada, a internet. En parte, porque me cuesta poquísimo desconectar de la red y disfrutar de otras maneras, y por otro lado porque en algunos lugares en los que me encuentro, no solo no tengo red sino que apenas tengo cobertura en el móvil.

Pero hay a quien le cuesta dejar de lado sus dispositivos, siquiera unos minutos, y pensando en estas personas la marca Kit Kat creó, en la ciudad de Amsterdam, unas áreas de descanso en las que existía un inhibidor de frecuencia que bloqueaba todas las señales de los móviles en un área de cinco metros.

Kit-Kat-No-Wi-Fi-Zone

Leer la Entrada completa »


Gamberradas para los turistas

Esta semana soy una de ellos. Una turista más. Una pobre persona que pretende recorrer todos los lugares interesantes de una ciudad en un par de días, organizando su agenda para visitar, desde primera hora de la mañana hasta la hora del cierre, los monumentos más atractivos de la urbe. Alguien que en cuestión de minutos tiene que dilucidar la manera más eficiente para moverse de un lugar a otro y así poder aprovechar los horarios de apertura de la ciudad. Provoco, a los habitantes del lugar, sentimientos contradictorios que se encuentran entre la envidia y la lástima; envidia porque estoy disfrutando de unas vacaciones, pero a la vez pena por el esfuerzo —incomprendido por algunos— de emplear mi tiempo en conocer una ciudad nueva.

Leer la Entrada completa »


Alguna vez os he comentado lo injusto que me parece que, en los parques infantiles, no dejen montarse a los adultos en las atracciones. A mí me encantaría subirme a los columpios alguna vez, o trepar por las construcciones, o tirarme por el tobogán para echarme unas risas después del trabajo. Pero, por alguna razón, a partir de una edad tenemos vetados estos lugares y solo podemos contemplar, a distancia, cómo los niños disfrutan de ellos. Lo que no estoy segura es si yo podría contenerme de subir a los maravillosos parques que la artista japonesa Toshiko Horiuchi MacAdam crea con la técnica del ganchillo.

Toshiko-Horiuchi-crotchet-niñosImagen:Freshlandmag

Leer la Entrada completa »


La ciudad, a vista de dron

Siempre me han gustado los planos en los que las ciudades o paisajes se ven a vista de pájaro. Quizá ese sea el motivo, el pensar que sólo los pájaros cuentan con el privilegio de volar por encima nuestro, por el que me fascinan esos movimientos de cámara, aunque no sea precisamente un gorrión o un mirlo el que ruede desde las alturas, sino un operador subido a un helicóptero. Existen además otros artilugios con los que poder grabar vídeos en el cielo y estos son los drones, los vehículos aéreos no tripulados, que a mí me suenan todavía un poco a ciencia ficción. Pero no debe de ser tan extraño tener uno de estos aparatos y en el proyecto Travel by Drone han pensado en recopilar, a nivel mundial, todos los vídeos grabados por estos vehículos.

Algunos de los vídeos están realizados por aficionados por lo que nos podemos encontrar con todo tipo de realizaciones y músicas de fondo. Hay alguno espectacular, como el de un viaje por el centro de Londres (este está hecho por una empresa) en el que el dron además de sobrevolar por los edificios más emblemáticos de la ciudad, en algunos momentos se desplaza a pocos metros del suelo, por lo que sorprende al público con el que se encuentra. Nos podemos también deleitar en la web viendo los paisajes nevados de Finlandia, el pequeño puerto de la ciudad de Hoi An, en Vietnam, o las preciosas playas de una aislada isla de Las Bahamas.

travel-by-drone-london-eye

travel-by-drone-vietnam

travel-by-drone-bahamas

Mirando estos vídeos me he preguntado si es más común de lo que yo pienso contar con uno de estos aparatos a nivel particular así que he consultado el precio que tienen estos drones, y en una búsqueda rápida he visto que son más baratos de lo que yo pensaba. Por unos 100 $ puedes hacerte con uno de ellos. Lo que no tengo ni idea es de la legislación que les acompaña. No creo que se pueda manejar por donde a uno le plazca y sobrevolar con él las instalaciones o los edificios de las ciudades. Y eso que viendo los vídeos de Travel by Drone dan ganas de quedarse sentado en el salón de tu casa pilotando a distancia ese pequeño vehículo que viaja por donde a uno le es imposible.

Lo vi en Pop up city y las imágenes están cogidas de la web Travel by Drone.


No disponible en el App Store

Estuve el fin de semana pasado con unos amigos que tienen un hijo de unos dos años. El crío es un encanto y es uno de esos niños que saben jugar solos, cosa que los padres agradecen sobremanera, porque él puede pasar un buen rato trasteando con sus juguetes sin solicitar demasiada atención o, dicho de otro modo, sin dar la tabarra. Sin embargo, y aunque como digo aprecia los juguetes más tradicionales, todos los días el niño demanda ver una película de la que se ha vuelto un completo adicto: Toy Story. De hecho, ese día, poco después de que él durmiese la siesta, tuvo su sesión diaria de Tori Tori (que es como lo pronuncia), sesión a la que nos enganchamos de paso todos los adultos. Hay que decir que era muy divertido estar con el niño, porque no solo veía la película, sino que la cantaba, la bailaba o la interpretaba, abrazando por turnos a sus réplicas de Woody y Buzz Lightyear, que nos iba mostrando a todos los demás. Pero pese a la performance interpretativa, sus padres no acababan de estar contentos de la afición que estaba cogiendo de ver todos los días una película, aunque ellos mismos reconocían que era la solución más fácil para que estuviese entretenido.

Una crítica a una situación similar es la que os presento en la iniciativa Not on an App Store (no disponible en la tienda de aplicaciones). Este proyecto es muy sencillo ya que se limita a recordarnos, con una pegatina, todo lo que nos podemos perder si limitamos nuestras interacciones a un mundo virtual (ya sea este una aplicación móvil, un programa de televisión o una película) y no disfrutamos del mundo material que nos rodea.

app-store Imagen: Not on an App Store

Leer la Entrada completa »


Sin metacrilato no es Banksy

Pasé, hace unos meses, cinco días en Londres, visitando una ciudad a la que no había regresado en muchísimo tiempo. Durante mi estancia, como imaginaréis, no pude dejar de visitar el arte urbano de sus calles, y lo hice apuntándome a un tour muy interesante, del que ya os iré contando poco a poco lo que vimos. La ruta del street art que realizamos duró unas cuatro horas, y nos movimos por la zona Este de Londres, donde callejeramos a un buen paso para poder ver todo lo posible. En una ocasión, la persona que nos guiaba, nos mostró una obra de arte urbano similar a las que realiza Banksy, hecha mediante una plantilla y con una temática parecida a las del conocido artista. Estábamos a unos cinco metros de esta obra, pero antes de que nos pudiésemos acercar para comprobar la autoría de la pieza, nuestra guía nos reveló un truco infalible: si no tiene metacrilato, no es de Banksy.

El ayuntamiento de Londres conoce la popularidad de este artista, que es un referente en el panorama artístico mundial, y lo cotizadas que están sus piezas, por lo que las ha protegido mediante láminas de metacrilato para evitar actos vandálicos que las puedan deteriorar. De una manera similar –nos contó– en Francia se están protegiendo las obras de Invader, otro de los pioneros del arte urbano, por lo que en ambas ciudades europeas nos podemos encontrar con varios muros “plastificados”. Y nos hizo gracia la contradicción que supone una acción como esta, que es la de proteger una obra de arte que ha sido creada a sabiendas de su carácter efímero. Nos imaginamos también el aspecto que podrían tener las ciudades si los ayuntamientos comenzasen a otorgar, paulatinamente, esta categoría de privilegiados a los artistas que intervienen en sus muros y poco a poco las calles se fuesen cubriendo de paneles de metacrilato. Ciertamente, sería un poco surrealista. Pero esta fue la manera en la que tuvimos que contemplar la obra de Banksy: tras un panel protector, cuyos reflejos nos distanciaban de la pintura, aunque tan solo estuviésemos a unos centímetros de ella.

01-banksy-street-artBanksy. Designated Graffiti Area

02-banksy-graffiti-areaBanksy. Designated Graffiti Area

Leer la Entrada completa »


El arte es basura

Y esta afirmación tan severa, que podría ser considerada como un insulto para muchos, es, sin embargo, lo que mejor define el arte urbano de Francisco de Pájaro, un artista español que utiliza la basura que encuentra por la calle para confeccionar a, partir de esta, su propia obra.

basura-arte-urbanoFotografía: Francisco de Pájaro

Leer la Entrada completa »


La ciudad de Til

Seguro que todos habéis visto, en muchas ciudades, lo que acostumbramos a entender por graffiti: una firma (normalmente un seudónimo del autor) pintado con aerosol en colores vivos y brillantes, fácilmente distinguible a varios metros de distancia. Aunque por lo general no soy muy amiga de este tipo de pintura tan estridente tengo que reconocer que hay graffitis y graffitis, y que si bien al ver algunos entran ganas de pagar clases de pintura a sus autores, otros sorprenden por la habilidad que estos demuestran con la lata del aerosol. Supongo que lo que buscan todos es marcar su espacio, tener una firma reconocible y aparecer en el mayor número de lugares posibles.

En el centro de Madrid no se encuentran estos grandes graffitis, tan solo algunos que están hechos de manera rápida y un poco burda. Sin embargo, por bastantes barrios de la capital he visto (y desde hace bastante tiempo) la pequeña y casi insignificante firma de un tal Til, que de una manera sutil ha ido marcando decenas de paredes de la ciudad.

til

Leer la Entrada completa »


Los muros de La Tabacalera

Os mostré hace poco en el blog los sótanos de La Tabacalera, y el arte urbano que se podía encontrar paseando por esos túneles subterráneos. Hoy, por el contrario, no nos vamos a adentrar en el subsuelo sino que nos quedaremos en los muros que están situados alrededor del edificio ya que, desde hace unos días, es un gustazo contemplar las obras que 32 artistas han realizado sobre ellos.

El proyecto Muros busca recuperar el perímetro exterior de La Tabacalera, con el objetivo de convertirlo en una galería de arte para el disfrute de todos los ciudadanos. La iniciativa, de Madrid Street Art Project, pretende también llamar la atención sobre la importancia de las actividades culturales y artísticas que se realizan dentro —y ahora, también fuera— de sus puertas.

Durante los días en los que se han realizado las intervenciones ha sido muy interesante ver a los propios artistas enfrascados en su trabajo, e ir viendo como éste evolucionaba. Yo no he podido ir todo el tiempo que me hubiese gustado, pero me he acercado durante tres tardes y he ido viendo, andamio viene, andamio va, algunos de estos progresos.

La distribución del espacio de estos muros ha corrido a cargo de los organizadores, que han otorgado unos metros a cada autor, para que dibujase una obra de temática libre. La puerta principal de La Tabacalera y el muro que da a la Glorieta de Embajadores ha correspondido a E1000 y Pablo S. Herrero, que han combinado sus estilos para crear un frondoso bosque en que resplandece una colorida tela de araña.

muros tabacalera

Leer la Entrada completa »


Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero este año, al igual que el pasado, Tejiendo Malasaña cubrió con lana los árboles de la plaza de Dos de Mayo, y yo creo que quedaron —si puede— aún más bonitos que el año anterior.

01-tejiendo-malasana-yarnbombing-madrid

Leer la Entrada completa »


Página 1 de 4112345...102030...Última »