La especial de hoy era muy dura y lenta en algunas partes. Mares de arena que nos obligaban a ir muuuy despacio, aunque también es verdad que eso nos ayudaba a no tener polvo que nos molestara. Cómo único incidente reseñable en esta parte, decir que algunas motos nos frenaron el ritmo, pero bien. Las dunas estaban muy blandas y eran muy anárquicas, pues era fácil posarte sobre una mata de hierba.

etapa11_dakar_2014_1

Después de hacer lo difícil llegamos a una bajada en la que íbamos tranquilos para no pinchar. Pero el coche deslizó y tocamos a una roca con la rueda trasera, rompiendo un tirante de la suspensión. Total, que nos tocó hacer mecánica en la pista.

Perdimos más de 20 minutos en la reparación y no nos quedó más remedio que acabar la especial con la rueda torcida. Esa situación nos provocó un pinchazo en la rueda trasera izquierda, porque iba “obligada” por la trasera derecha, que estaba abierta y rodaba de lado. Se recalentó y se pinchó. Menos mal que la parte final era en línea recta y no perdimos muchísimo tiempo.

Bueno, vamos aprendiendo de los problemas y mañana un nuevo día y una nueva experiencia.

Share This