Volkswagen ha publicado detalles técnicos y nuevas imágenes sobre el Golf VI R Cabriolet. Estará a la venta desde 38 770 libras en el Reino Unido y 43 325 euros en Alemania. Las primeras unidades se entregarán en primavera.

Con el Golf VII ya a la venta en toda Europa, la entrada en el mercado del R Cabriolet basado en la sexta generación puede indicar que todavía falta mucho tiempo para que veamos el nuevo descapotable de VW. A mediados de diciembre publicamos una entrada en la que informábamos de la presentación del modelo e incluíamos un vídeo.

Imágenes:

El R Cabriolet tiene el mismo motor que el Scirocco R: un 2,0 litros con cuatro cilindros, inyección directa y sobrealimentación mediante un turbocompresor que proporciona 265 CV. Asociado a un cambio automático de doble embrague «DSG» con 6 velocidades.

El R Cabriolet alcanza una velocidad máxima autolimitada de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos. Un Scirocco R lo hace en 5,8 segundos con el cambio DSG —6,0 seg con el manual—.

Estéticamente se diferencia del resto de la gama porque tiene un paragolpes frontal con unas entradas de aire de mayor tamaño y luces de marcha diurna de diodos luminosos y porque no lleva faros antiniebla. La doble salida de escape no está situada en el centro del paragolpes posterior como en el Golf VI R sino que tiene una a cada lado —como el Golf GTI CabrioScirocco R—.

Además, tiene unas molduras en la parte baja de los laterales de la carrocería, un difusor trasero y carcasas de los retrovisores exteriores en negro brillante, un pequeño alerón en la parte final del maletero y unas llantas de aleación de 18” modelo «Talladega» de diseño específico para modelos R (opcionalmente están disponibles las llantas de 19 pulgadas, también específicas para los modelos R). Tiene cambios en la suspensión y la altura al suelo disminuye en 25 mm. Los faros de doble xenón direccionales forman parte del equipamiento de serie.

En su interior tiene cuatro asientos deportivos, son la mayor diferencia práctica del interior del Golf R Cabriolet respecto al resto de versiones menos potentes de la gama. En la versión R de la carrocería cerrada se ofrecían como opción unos asientos con cierto parecido a los que usan los coches de competición (Volkswagen los denomina deportivos «R» tipo «Bucket», imagen) que aún no sabemos si también estarán disponibles para el R Cabriolet.

Como ocurre con el resto de los modelos R, el volante tiene la parte inferior achatada, los pedales y el reposapiés son metálicos con inserciones de goma. La consola central y el umbral de las puertas tienen unas inserciones metálicas decorativas «Silver Lane».

 

Share This