El Ford EDGE es un todoterreno de mayor tamaño que el Kuga. Tiene cinco plazas (no hay versión de siete) y la longitud de su carrocería —4,81 metros, 28,4 cm más que el Kuga— está próxima a la de modelos como el BMW X5, el KIA Sorento, el Hyundai Grand Santa Fe o el Volkswagen Touareg.

Meses después del inicio de la comercialización en nuestro país del Edge, Ford ya permite realizar pedidos de la versión Vignale, las más equipada y exclusiva de la gama Ford. Está disponible con los dos motores Diesel que se ofrecen en la gama Edge: ambos tienen cuatro cilindros y dos litros de cilindrada: 2.0 TCDi 179 CV con cambio manual de seis velocidades y 2.0 TDCi Bi-Turbo de 209 CV con cambio automático de doble embrague e idéntico número de relaciones (PowerShift). La tracción es siempre en las cuatro ruedas, de tipo conectable automáticamente mediante un embrague situado a la entrada del diferencial trasero.

La versión menos potente está a la venta desde 53 925 €, mientras que la de mayor potencia cuesta 57 925 € (listado de precios gama Vignale). La gama Edge arranca desde los 43 425 € con el motor de 179 CV y desde 50 425 € con el de 209 CV (listado completo de  precios).

ford-edge-vignale-km77com-2

La gama Vignale se diferencia estéticamente del resto de las versiones del Edge por tener una parrilla frontal superior con diseño hexagonal, una parrilla inferior en negro mate, faros antiniebla trapezoidales, faros LED Ford Dynamic con función anti-deslumbramiento e iluminación adaptativa, contorno de las ventanas con un listón cromado, barras longitudinales del techo en acabado cromado, insignias Vignale en las aletas delanteras y en el portón trasero así como por unas llantas de aleación de 20 pulgadas cuyo diseño es específico para esta versión

Para la carrocería de la versión Vignale, Ford ofrece únicamente cuatro colores. De ellos, las tonalidades Negro Shadow y Gris Magnetic están incluidas en el precio de venta mientras que el Blanco Platino y el Amatista Oscura tienen un sobrecoste de 1200 €.

En el interior también nos encontramos diferencias. Quizás la más visible sea la tapicería de cuero perforado exclusiva en la gama Vignale. Esta puede ser en acabado «Luxury Cerámica Suave» o «Luxury Negro Charcoal». Además de en los asientos, este tejido está presente en el salpicadero y en los reposabrazos (tanto de las puertas como el central). Otro de los elementos que forman parte del equipamiento de serie en las versiones Vignale es la regulación eléctrica en 10 posiciones con memoria para el asiento del conductor, así como los asientos delanteros con “calefacción variable”.

La dotación de serie se completa con el sistema exclusivo Vignale Active Noise Control que anula el ruido exterior, el sistema Ford SYNC3 con control por voz y pantalla táctil de 8”, cámara de visión trasera, sistema de navegación SONY con equipo de sonido con 12 altavoces (listado completo de equipamiento).

ford-edge-vignale-km77com-1

Además de las diferencias estéticas y de equipamiento, la gama Vignale cuenta con un servicio postventa con prestaciones que no están disponibles en otras versiones. Por ejemplo, el cliente tiene a su disposición un asistente personal durante las 24 horas para solucionar indicencias relacionadas con el vehículo o un servicio de programación de revisiones con entrega y recogida del vehículo a domicilio.

Share This