Ayer terminábamos diciendo que había previsión de lluvia para por la noche, lo cual nos favorecía para los adelantamientos. Y vaya que llovió, pues cayó en una noche lo que no había llovido en todo el año. Esa circunstancia nos ha permitido superar a los coches que llevábamos delante sin problemas, aunque hay que reconocer que en algunos puntos la cosa estaba muy, muy delicada y se pasaba por los pelos.
El único problema en la primera parte de la especial es que hemos pinchado y luego hemos tenido que volver a adelantar a Leal, que no lo ha puesto nada fácil en una zona seca, con polvo, aunque al volver al barro le hemos superado sin problemas.
Al llegar a un control de paso nos han parado. Nosotros no sabíamos que se iba a neutralizar el tramo y al principio nos sonaba raro que no nos devolvieran el cartón. Luego nos han dicho que había una parte que estaba muy machacada por los camiones, que habían salido antes hoy.

etapa12
La segunda parte de la especial era por montañas, con subidas y bajadas por pista rodeadas de grandes piedras. También había algún trozo con rectas de 15/20 km.
Al final hemos sumado otra victoria en el casillero, en un día especial para la carrera, ya que hoy se cumplía el vigesimoquinto aniversario del creador de la carrera, Thierry Sabine.
Mañana es un día no demasiado complicado, con recta, cruce de 90º, recta, cruce de 90º, recta… y así hasta el final. Se trata de cumplir el trámite y llegar hasta el final del rallye.

Share This