Que los neumáticos son un elemento fundamental cuyo rendimiento afecta directamente a la seguridad del vehículo es algo que muchos conductores aseguran tener claro y valorar por encima de otros factores. Sin embargo, según datos de la ETRMA (European Tyre & Rubber Industry Manufacturers Association) cuando llega el momento de la sustitución, la situación es bien distinta y el precio pasa a ser en muchos casos el principal argumento compra. Ante esta situación, el auge de los neumáticos de marcas chinas, con un precio mucho más bajo, ha sido espectacular, llegando a duplicar sus importaciones a Europa en el periodo de 2007 a 2013.

Para comprobar la diferencia de rendimiento entre un neumático de precio medio con uno muy barato, Bridgestone nos invitó a su centro técnico de Aprilia (Italia). Son unas instalaciones que ocupan 32 hectáreas donde desarrollan e investigan con nuevos componentes (un neumático tiene más de 50 distintos) y realizan pruebas de duración, agarre o resistencia a la rodadura tanto en entornos cerrados como en pistas al aire libre

Las distintas pruebas las realizamos a bordo de dos Volkswagen Golf 2.0 TDI 150 CV de séptima generación, uno de ellos con neumáticos Bridgestone Turanza T001 y otro con unos Hyfly HF20 (según los responsables de Bridgestone, éstos últimos se encuentran en un término medio frente a otros de marcas chinas en cuanto a calidad). Las medidas de ambos modelos de neumáticos, así como el código de velocidad, el índice de carga y las presiones de inflado eran las mismas (205/55 R16 91V infladas a 2,2 kg), sin embargo había una diferencia: en el flanco de las Hyfly aparecía la inscripción M+S (a pesar de que ni en la etiqueta del neumático ni en la ficha de su página web hacen mención alguna a dicha especificación), que hace referencia a aquellos neumáticos con cualidades para circular con más facilidad por superficies con nieve o barro (y que normalmente tienen un rendimiento peor en otras superficies). Tanto el control de estabilidad como el de tracción permanecieron desactivados en todo momento, siendo el ABS el único sistema de ayuda activo.

El primero de los ejercicios se llevó a cabo sobre una pista en la que debíamos seguir un recorrido señalizado mediante conos para combrobar el agarre lateral y la manejabilidad del vehículo con el asfalto completamente cubierto de agua. En todas las situaciones, el Volkswagen Golf con neumáticos Bridgestone fue claramente más satisfactorio que el que llevaba las Hyfly y ofrecía un límite de adherencia más elevado, mientras que el aquaplanning tardaba más en aparecer. Sin embargo, el aspecto que más me llamó la atención fue la diferencia en las reacciones del vehículo con uno u otro modelo de neumático: una vez superado el límite de adherencia, el Golf que llevaba los Bridgestone deslizaba de manera suave y previsible, mientras que el que llevaba los Hyfly era un poco más brusco y requería más destreza para volver a recuperar la trayectoria.

02

En esta misma pista también tuvimos la oportunidad de comprobar la diferencia de rendimiento entre ambos modelos de neumáticos ante una frenada de emergencia desde 85 km/h. El Golf con neumáticos Bridgestone necesitó 28,3 metros para detenerse por completo, 5,5 menos que el que llevaba los Hyfly (33,8 m) —las mediciones fueron obtenidas con un Racelogic Vbox—.

El tercer ejercicio fue similar al primero, aunque en esta ocasión sobre asfalto totalmente seco. Las sensaciones no fueron muy distintas a las del ejercicio con suelo mojado, aunque en este caso las diferencias no fueron tan abultadas: los Golf con neumáticos Hyfly deslizaban un poco antes y la tendencia a abrir la trayectoria era claramente más acusada que el que llevaba los Bridgestone, mientras que la dirección ofrecía menos retorno de información.

Los neumáticos Bridgestone Turanza T001 funcionaron mejor que los Hyfly HF20 en las situaciones descritas anteriormente. Su coste es un 40 % por ciento superior. Desconocemos el rendimiento de ambos neumáticos ante otros aspectos que muchos conductores también valoran, como la resistencia a la rodadura (consumo de combustible) o la duración de los mismos.

04

 Fernando Ríos

Share This