Finalizado el primer tramo de enlace, llegamos al primero “de verdad”, el que ya puntúa para regularidad. Comienza tras coger un desvío de la carretera principal, no hay ningún cartel que lo señalice pero es fácil localizarlo porque los tres coches que nos preceden están esperando su turno. Recordad que nadie da la salida, simplemente llevas una hoja con el horario de salida del primer tramo y los tiempos que da la organización para hacer los sucesivos. Es tarea del copiloto calcular la hora de salida de cada tramo.

La tarea dificil de esta prueba es la de ser copiloto

La tarea dificil de esta prueba es la de ser copiloto

Queda poco menos de un minuto para la salida, voy a colocarme en el punto exacto, que está cinco metros más adelante. Justo entonces se me coloca en paralelo el Ford Fiesta de otros participantes, Emilio Salmoral y Javier Areñes. No tengo sitio para moverme, doy bocinazos y les grito por la ventana. Es lo que tienen los amiguetes, que siempre están ahí, incluso para molestar :D. Finalmente mueven el coche y consigo colocarme en la salida…10, 5,4,3,2,1, ¡ya! Arranco con suavidad para gastar poco y César comienza a “cantarme” el punto kilométrico de paso teórico cada 200 metros. Tengo que acelerar para alcanzar la velocidad media, que en este primer tramo es todo el rato 49,9 km/h. El tramo sirve para quitarnos los nervios y transcurre sin incidentes. Penalizamos 29 puntos, lo que nos coloca en la posición 16 de la categoría (éramos 22 coches).

Resultados tras el primer tramo de regularidad

Resultados tras el primer tramo de regularidad

El segundo tramo fue bien…hasta que dejo de irlo. Cuando llevábamos unos 8 km, César me avide sa que la velocidad media durante los siguientes 300 metros era de 20 km/h.  Me sorprende, normalmente esos tramos de velocidad tan baja corresponden a una travesía por pueblecitos. Con la mosca tras la oreja veo poco después un desvío. Le pregunto que si tengo que seguir recto o salirme por él. Pone mala cara, ese desvio no estaba en las notas lo que solo podía significar una cosa: nos habíamos equivocado en algún momento durante los 8 km anteriores. Mientras César se pone a revisar el rutómetro yo voy dando la vuelta y comienzo a deshacer lo andado a ritmo “alegre”. No quiero pisar a fondo el acelerador pero trato de ir lo más rápido posible para intentar penalizar lo mínimo. César encuentra el problema, 3,5 km antes había un desvío que no habíamos tomado. Es decir, llevábamos 7 km de más. Le dije que se olvidase de eso, que lo hecho, hecho estaba y que nos quedaban todavía 13 tramos en los que los demás también podían equivocarse.

Durante esos 3,5 km de vuelta hasta el desvío me cruzo con otro participante, al menos no éramos los únicos que nos habíamos equivocado. Una vez metidos en la carretera que creíamos correcta, vemos otro 3008 maniobrando. Entre eso y que la carretera parecía un camino de cabras por los agujeros (profundos y de un diámetro generoso) , llegué a pensar que nos habíamos vuelto a equivocar. Afortunadamente pronto alcanzamos a más participantes, señal de que íbamos por el lugar adecuado.

Tras finalizar el tramo y llegar, por los pelos, al comienzo del tercero nos llegan, por sms, los tiempos. En este segundo tramo habíamos penalizado ¡¡878,9 puntos!! que sumandos a los 29 del primera tramo nos hacen ser penúltimos.

Resultado tras equivocarnos en el segundo tramo

Resultado tras equivocarnos en el segundo tramo

En la tercera etapa, algo desanimados, no metemos la pata y quedamos undécimos, pero seguimos penúltimos de la general. La cuarta, y última del día, es en el circuito de Los Arcos, en Navarra. Había que dar cuatro vueltas a una media de 75 km/h, lo cual no hubiese sido excesivamente difícil si yo no la hubiese liado: me olvide de poner el ordenador del coche a cero, así que ya no teníamos bien la referencia de los kilómetros ni podía usar la velocidad media del ordenador para hacerme una idea del ritmo. Así que dimos las vueltas a “ciegas”, a pesar de los esfuerzos de César para recalcular todo sobre la marcha. Con todo, acabamos el 16, que no está mal si tenemos en consideración que de los 22 participantes de nuestra categoría, 15 eran profesionales.

El Peugeot 3008 HYbrid4 en el circuito Los Arcos. Foto: Álex Botella

El Peugeot 3008 HYbrid4 en el circuito Los Arcos. Foto: Álex Botella

Antes de poder cenar nos quedaba lo peor del día, hacer la vuelta a Vitoria, unos 67 km en una hora y media. Así que nos dimos un paseíto a 50 km/h mientras anocheció. Desde aquí aprovecho para saludar al conductor del autobús que nos intentó lanzar contra el guardarrail, a nosotros y al dorsal 25. La jornada la terminamos en el puesto 20 de nuestra categoría, con 954 puntos.

Resultados del primer día

Resultados del primer día

Al día siguiente, y tras desayunar la mejor tortilla de patatas que he probado nunca, nos centramos en no cometer errores y esperar que el resto sí los cometiese. Comenzamos el segundo tramo tras haber quedado en la posición 16 el primero, llegamos al desvío del kilómetro 8,97. Viñeta señalada con exclamaciones, en la que indica que hay que hacer un giro a izquierda entre unas casas, abandonando la carretera principal. Las casas estaban, el cruce también pero el ángulo que formaban ambas carreteras en la viñeta no era el que tenían en la realidad. Nos hace dudar, tanto, que pensamos que habrá otro desvío más adelante. Recorremos 200 m y a la vez que pensamos que hay que dar la vuelta nos encontramos de frente a otro 3008. Efectivamente, era el cruce anterior. Nos tocaba retroceder y meternos por el desvío. Por amor propio no estaba dispuesto a sumar otra penalización salvaje, así que me olvidé del consumo y traté de recuperar a toda costa el tiempo perdido. Es la primera vez desde que llegamos a Vitoria que el velocímetro marca más de 100 km/h. Poco a poco vamos acercándonos al tiempo de paso correcto pero al ser los controles de paso secretos no es posible saber si ya habíamos pasado por uno y penalizado.

Foto: Álex Botella

Foto: Álex Botella

Contra todo pronóstico penalizamos solo 22,1 puntos, posición duodécima del tramo y décimo séptima de la general, recuperando tres puestos y la esperanza. En ese momento solo deseabamos más tramos con desvíos complicados en los que todos, especialmente los demás, se pudiesen equivocar. Pero eso no llegó a suceder nunca, el resto de tramos no tuvieron dificultan alguna en la navegación. A cambio, disfrutamos de unos bonitos paisajes.

Acabamos el rallye con 1122 puntos de penalización, en la posición 16, lamentándonos de los 878,9 puntos que nos ganamos en el segundo tramo del primer día.

Clasificación final de regularidad

Clasificación final de regularidad

El consumo se nos dio mejor, fuimos octavos. Para poder comparar el consumo de todos los coches se utiliza el Indice de consumo de energía (CI). Se obtiene con la siguiente fórmula: CI = (ITE + RE) / W * km.

ITE  es la  Energía teórica inicial (kWh).  Para los vehículos eléctricos de este valor debe ser entregado a un modo de descarga en términos de C1 y deben ser demostradas por un documento oficial (que el solicitante debe presentar durante la prueba), publicada por el fabricante del acumulador. Para los demás vehículos se presentará un documento emitido por el fabricante con la certificación de tipo de combustible y energía utilizada.  RE es la energía calórica expresada por la cantidad kWh de combustible repostado tras finalizar la prueba.  W  es el peso (kg) del vehículo, incluido el equipaje, etc carga y de pasajeros, medido en las verificaciones técnicas.  Km el total de kilómetros que figuran en el reglamento particular

Clasificación final de consumo

Clasificación final de consumo

Share This